‘Colombia es un país que ha comenzado a remodelarse’

Guillermo Flórez, CEO de Solinoff, habló con Portafolio sobre el crecimiento que ha tenido su empresa (dedicada a las soluciones integrales de oficina), que hoy cumple 25 años en el mercado, y de las perspectivas del negocio.

Guillermo Flórez, presidente de Solinoff.

Joana Toro

Guillermo Flórez, presidente de Solinoff.

POR:
noviembre 27 de 2013 - 03:02 a.m.
2013-11-27

Hace 25 años, Guillermo Flórez, un emprendedor bogotano, tenía en su cabeza lo que está pasando hoy en el mercado de muebles para oficina.

Aunque su empresa nació en un pequeño lote de garaje de la capital del país, el nombre reflejaba lo que sucedería un cuarto de siglo más adelante. Por eso la bautizó con el nombre de Solinoff, es decir, soluciones integrales de oficina, pese a que su negocio inicial era el de producir archivadores móviles.

Desde ese momento, el hoy CEO de la compañía se imaginaba que la oficina del futuro no era solamente la de los muebles y los puestos de trabajo, sino la de ambientes laborales apropiados, con espacios, decoración, respeto por el medioambiente y sostenibilidad.

A propósito del aniversario número 25 de la empresa, Portafolio habló con él sobre lo que ha sucedido en este periodo y las perspectivas del negocio.

¿Cómo nació Solinoff?

Eso sucedió hace 25 años. En ese momento yo empecé a ver un negocio que me llamó la atención y que consistía en la producción de archivos móviles, es decir, unos muebles archivadores que se deslizaban sobre rieles. Por eso empezamos llamándonos Archimóvil y Equipos, en 1988. La idea fue mía y sigue siendo así. Nunca ha habido socios.

¿Cuándo y por qué pasó a llamarse Solinoff?

Le pusimos el nombre de Solinoff cuando la gente empezó a pedirnos mesas, escritorios, sillas y otros elementos distintos a archivadores. Me di cuenta de que el negocio grande estaba en los muebles. Entonces pasamos a ofrecer soluciones integrales de oficina, y esa es la razón por la que nos llamamos Solinoff (Soluciones Integrales de Oficina).

¿Qué tanto ha cambiado la empresa desde su nacimiento hasta hoy?

Pues empezamos con muebles y ya vamos en arquitectura. Este es el foco actual. Hoy, 25 años después, estamos transitando por lo que planeamos cuando se creó la empresa y le pusimos el nombre de Solinoff, es decir, producir soluciones integrales de oficina.

¿Qué son soluciones integrales?

Significa que nosotros ofrecemos un servicio completo. Por ejemplo, Solinoff recibe un edificio en obra gris y se encarga de entregarlo completamente amoblado, con sus terminados, el cableado estructural, las conexiones, es decir, lo entrega listo para que la gente empiece a trabajar. De esta manera, el dueño se evita el lío de fraccionar la contratación de techos, pisos, muebles, decoración y todos los terminados.

¿Cómo le ha ido con esa nueva perspectiva de negocio?

Muy bien. Si no hubiéramos dado ese paso hace tres años, hoy estaríamos decreciendo. Acabamos de abrir otra fábrica para muebles arquitectónicos y estamos comenzando a hacer partes de la estructura.

Las ventas han crecido 100 por ciento en los últimos cinco años. Los ingresos anuales ascienden a unos 30 millones de dólares anuales.

¿Están exportando?

Sí. Estamos en Perú, somos muy fuertes en Venezuela a pesar de las dificultades que conocemos. Además tenemos presencia con soluciones integrales en Guatemala, Costa Rica y Panamá. Hoy, generamos en el exterior el 10 por ciento de los ingresos, pero las perspectivas son muy positivas. Nuestro plan es muy fuerte hacia afuera.

¿Los TLC facilitan su proyecto exportador?

Claro que sí. Nos hemos preparado con un muy buen producto para ir al exterior. Esto principalmente a América Latina. Con México vamos a empezar una alianza muy positiva con la empresa más grande de ese país, para trabajar juntos.

¿Cómo convencer a un cliente de que lo que ustedes venden no son solo muebles o un producto físico, sino ambiente y bienestar?

Las empresas se han dado cuenta de que sus instalaciones no deben ofrecer solo unos muebles, sino que es clave crear un ambiente acorde con el trabajo que allí se realiza. Por ejemplo, el diseño gráfico ha ganado mucho peso en este tema. Las paredes deben tener una decoración que transmita mensajes a sus empleados y a los clientes. La iluminación también es muy importante, al igual que el tema ambiental.

Siga bajando para encontrar más contenido