‘Colombia es prioridad comercial para EE. UU.’

El país debe cumplir con el plan de desarrollo en infraestructura, dijo el funcionario del Gobierno de Obama.

Stefan Selig, subsecretario de Comercio Internacional de Estados Unidos (centro).

Cortesía Cámara Colombo Americana

Stefan Selig, subsecretario de Comercio Internacional de Estados Unidos (centro).

Empresas
POR:
noviembre 07 de 2014 - 12:22 a.m.
2014-11-07

Estados Unidos tiene en la mira el mercado colombiano como prioridad de su política comercial, dijo ayer el Subsecretario estadounidense de Comercio Internacional, Stefan Selig, en un conversatorio con empresarios de la Cámara de Comercio Colombo Americana y el Consejo de Empresas Americanas (CEA).

“Colombia es prioridad en la política comercial de Estados Unidos”, dijo el alto funcionario del gobierno del presidente Barack Obama.

Selig explicó que su país se enfoca hoy en el fortalecimiento de sus exportaciones hacia once países de América y en la atracción de Inversión Extranjera Directa.

Al referirse a la situación económica colombiana, comentó que “Estados Unidos prevé un gran futuro”, teniendo en cuenta el creciente alcance de Colombia en la economía global, el aumento constante de su PIB y la histórica oportunidad de desarrollo que representa un posible posconflicto.

Para Selig, Colombia debe priorizar sus avances en dos planos clave que determinarían el éxito de su crecimiento económico: infraestructura e innovación. Destacó que de cumplirse el ambicioso plan de desarrollo de infraestructura del gobierno nacional, el PIB colombiano pasaría de crecer a una tasa de 4.7 % a un 5.5 %, lo que sería un impulso definitivo para las proyecciones de la economía colombiana en el mercado global. Así mismo, aseguró que en términos de innovación y emprendimiento, el país tiene un gran potencial para convertirse de una economía basada en los recursos apoyados en el conocimiento.

Por su parte. Camilo Reyes Rodríguez, Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio Colombo Americana, dijo que los retos y oportunidades surgidos por el funcionamiento del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos deben seguir tratándose para alcanzar un desempeño óptimo del acuerdo comercial: “un TLC tiene vocación de permanencia en el tiempo y por tanto debe ser abordado integralmente para lograr el mejor aprovechamiento de las oportunidades comerciales que ofrece”.

Cerca de 336 productos han sido exportados por primera vez a Estados Unidos desde la entrada en vigor del tratado y más de mil empresas han llegado por primera vez a ese gran mercado.