Colombia está en el top de la sostenibilidad energética

En un escalafón de KMPG y el Instituto Choiseul, entre 146 naciones, el país es el quinto más competitivo en ese renglón.

El nivel de cobertura en el suministro eléctrico es alto en el país.

Archivo Portafolio.co

El nivel de cobertura en el suministro eléctrico es alto en el país.

POR:
septiembre 16 de 2013 - 01:59 a.m.
2013-09-16

Durante el año 2012, KMPG y el Instituto Choiseul de Francia se dieron a la tarea de medir la competitividad de la energía para 146 países a través del Índice de Competitividad Energética Global 2012.

En este análisis de competitividad se tuvieron en cuenta la calidad de la matriz energética, el acceso a la energía y los niveles de compatibilidad de las políticas energéticas con los desafíos ambientales.

De acuerdo con el estudio, Colombia es el quinto país más competitivo en términos de energía, y su alto desempeño según el Índice obedece a la sostenibilidad de la matriz energética y al menor impacto ambiental.

De otro lado, el World Economic Forum también llevó a cabo un análisis de competitividad de la energía a través del The Global Energy Architecture Performance Index 2013 (EAPI).

El EAPI compara 105 países respecto al aporte de sus sistemas energéticos al crecimiento económico, y al desarrollo de la seguridad energética, la sostenibilidad ambiental y el acceso a la energía. En particular, el índice EAPI mide la adaptación de los sistemas energéticos de los países a los cambios del panorama energético mundial. Colombia ocupa el puesto 6 en el ranking EAPI.

En conclusión, estos índices ubican a Colombia en una posición de privilegio en la escala mundial respecto a la competitividad de la energía del país, y evidencian la coherencia del marco institucional del sector energético colombiano, en el contexto del Trilema de Sostenibilidad Energética del Consejo Mundial de Energía.

El Trilema de Sostenibilidad Energética se refiere a los complicados objetivos que afrontan los gobiernos de asegurar el suministro energético competitivo, proporcionando a su vez el acceso universal a la energía y promoviendo a su vez la protección ambiental.

En particular, Colombia enfrenta al Trilema Energético de la siguiente manera:

1. Acceso a la energía: Los niveles de cobertura en el suministro eléctrico en Colombia están por encima del 99 por ciento.

No obstante, al igual que otros países de la región, el país enfrenta retos de acceso a la energía, especialmente en el área rural, dado que, si bien se ha avanzado en cobertura de electricidad en estas zonas a través de proyectos energéticos, el acceso universal continúa siendo un objetivo de trabajo para la política energética colombiana.

2. Mitigación de impacto ambiental. La hidroenergía es la fuente primaria de energía que más acerca a Colombia a la Sostenibilidad, e incluso, esta fuente tendrá incluso a futuro una mayor participación en la composición de la matriz de generación en Colombia, lo cual implica una reducción de emisiones en el mediano plazo fruto de la entrada de proyectos hidroeléctricos actualmente en construcción.

3. Seguridad energética.

Las entidades de planeación energética y regulación han diseñado los incentivos adecuados para que se garantice el abastecimiento energético en el largo plazo.

De hecho, el mix de generación cuenta con alta participación de la generación hidráulica así como plantas térmicas, éstas últimas, muy importantes para asegurar la confiabilidad del sistema eléctrico en situaciones de hidrología crítica.

Conviene señalar que las autoridades energéticas de Colombia están desarrollando planes de expansión de la infraestructura y modelos regulatorios orientados a garantizar la confiabilidad energética, y que permitan asegurar el abastecimiento de la energía en el largo plazo en condiciones adecuadas de precio, calidad, competitividad y sostenibilidad.

Finalmente, el Gobierno ha expedido el Documento Conpes 3762 de 2013 sobre "lineamientos de política para el desarrollo de proyectos de interés nacional", el cual, contribuirá a la sostenibilidad desde la perspectiva de seguridad energética, dado que se facilitará que proyectos de infraestructura en energía puedan resolver complicaciones asociadas especialmente a procesos de adquisición de predios, consultas previas con comunidades, relaciones con comunidades de las regiones, permisos y trámites ambientales, así como dificultades internas de las entidades públicas respecto al trámite de los proyectos.

Lo anterior, en opinión de Andesco, le permitirá a Colombia tener un sector de energía de talla mundial, en donde seamos un referente en la integración energética regional desde la perspectiva de la sostenibilidad energética.

Gustavo Galvis H.

Presidente de Andesco

Siga bajando para encontrar más contenido