Colombiano crea un negocio amigable

Fabrica muebles, pisos y tejados elaborados con plástico reciclado. Lo hace a partir de botellas plásticas.

Diseclar compra las botellas en los centros de acopio de la ciudad.

Archivo particular

Diseclar compra las botellas en los centros de acopio de la ciudad.

Empresas
POR:
noviembre 22 de 2014 - 03:03 a.m.
2014-11-22

La empresa colombiana Diseclar, con sede en Cali, ha logrado en apenas un año de vida un negocio rentable y amigable para el medioambiente: producir muebles, pisos y tejados elaborados con plástico reciclado.

En tan corto tiempo, Diseclar ha reciclado “aproximadamente 14.000 kilogramos de plástico”, lo que se traduce en una reducción de 500 toneladas de dióxido de carbono, dijo a Colombia.inn, agencia operada por Efe, el gerente general de la compañía, Juan Nicolás Suárez.

El emprendedor tuvo la idea cuando trabajaba en una empresa cervecera y constató la gran cantidad de botellas plásticas que se arrojan a la basura.

“En Colombia generamos 40.000 toneladas de residuos sólidos al día y solo reciclamos el 5%. De ese 5%, el 11% corresponde a plásticos”, argumentó este ingeniero industrial.

NACE DISECLAR

Esos datos y otros obtenidos tras una exhaustiva investigación permitieron a Suárez abrir en el 2013 Diseclar, que actualmente fabrica sillas, mesas, parasoles y bancas para exteriores, explicó, para destacar que estos productos ‘no se pudren’, ya que resisten cualquier condición climática.

Las cualidades de estos artículos tienen que ver con las materias primas usadas en su elaboración: plástico reciclado y fibra vegetal, un componente que se extrae de los residuos de la producción del café o la caña.

Suárez manifestó que una de las ventajas de sus productos es que después de cinco o diez años si se daña el mobiliario, Diseclar lo recibe en parte de pago para adquirir otro producto, ya que el plástico lo recicla para hacer nuevos artículos.

“Actualmente la empresa llega a los centros de acopio de la ciudad donde compramos el plástico reciclado, y trabajamos con una empresa que nos ayuda a producir”, precisó el emprendedor sobre el modelo de negocio de Diseclar.

La maquila se ha convertido en una alternativa para este emprendimiento, ya que la línea de producción completa para una empresa como esta puede llegar a costar unos 500.000 dólares.

ASPECTOS DESTACADOS DE LA COMPAÑÍA

Esta compañía, que ha ganado, entre otros, los premios Stephan Schmidheiny en Costa Rica y el concurso Ventures en Colombia, ha importado maquinaria por un valor de 180 millones de pesos (unos 87.000 dólares), que recibirá en enero próximo.

Suárez resaltó que desde mayo pasado Diseclar ha facturado 64 millones de pesos (unos 30.000 dólares) y prevé que para 2015 esta cifra alcance los 250.000 dólares al año.

Y aunque actualmente no exporta, sus planes son expandir sus operaciones a países como Panamá y Costa Rica, donde ya han tenido acercamientos con algunos clientes.

“A mediano plazo, más o menos en cinco años, con Diseclar queremos generar una empresa de gran impacto social y ambiental en nuestra región”, sostuvo Suárez.

EFE