Se multiplicará el número de exportadores de café

Solo tomará cinco minutos vender el grano al exterior; se prevé que
crezcan oferta del mismo, servicio de mensajería y transacciones virtuales.

Café

El nuevo negocio avalado abre un espectro infinito a todos los cafeteros para la oferta de café tostado, molido y empacado.

archivo particular

Empresas
POR:
Juan C. Domínguez
abril 29 de 2016 - 01:08 a.m.
2016-04-29

La Federación Nacional de Cafeteros ‘se la jugó’ este jueves con la decisión da permitir que cualquier colombiano pueda exportar café en pequeños volúmenes del grano.

Para el gerente del gremio, Roberto Vélez, la decisión promueve la venta directa de café, lo que se traduce en un aumento de los ingresos de los productores.

Así las cosas, los importadores que ofrecían en cualquier país del mundo café tostado, molido y empacado a clientes particulares, tendrán un nuevo competidor a partir de hoy, directamente desde Colombia.

Por esta modalidad pueden exportarse hasta 60 kilos de café verde, 50,4 kilos de tostado, 23 kilos de soluble o 23 kilos de extracto, indicó la Federación.

Esto, según las cantidades dispuestas por la Organización Internacional del Café (OIC) y por el Estatuto Aduanero colombiano; por valor, se estableció un tope de hasta US$5.000. La forma de hacer la operación de comercio exterior es a través de empresas de transporte internacional, operador postal y mensajería expresa.

Ahora, todas las personas que quieran hacerlo deberán cumplir cinco pasos: el primero, inscribirse sin intermediarios y sin costo alguno en el Registro Nacional de Exportadores de Café, en la página internet de café de Colombia.

Actualmente, como exportadores privados están inscritas 250 personas entre naturales y jurídicas, pero 100 son activas.

COMPARTIR EN TWITTER


Luego, ingresar al portal conocido como Tienda en Línea (portal.federaciondecafeteros.org) y crear el anuncio de venta de exportación, pagar la contribución cafetera, imprimir los soportes y hacer el envío.

“Esta forma de exportación simplifica el trámite de registro, el proceso de revisión de calidad y facilita el pago de contribución cafetera, dijo el gerente del gremio cafetero.

De esta forma, los propios cultivadores, quienes producen cafés especiales, podrán ofertarlos, venderlos y recibir el pago, directamente y sin intermediarios.

Acerca de la contribución, los cafeteros tienen la obligación de pagar 6 centavos de dólar por libra de café verde exportada; es menos para otros cafés.
Varios exportadores privados, consultados por Portafolio, indicaron que la medida tiene una operatividad complicada, precisamente por el pago de la contribución; sin embargo, se espera que por los sistemas de pago electrónico pueda solucionarse.

Otros indicaron que la salió una fuerte competencia a los tostadores establecidos en el exterior y que ya tienen sus clientes.

Sin embargo, los consultados coincidieron en que, si bien esa industria tendrá una competencia directa desde Colombia, no podrán competir con los clientes que demandan volúmenes fijos y calidades particulares.

El espectro sí se abre de forma amplia para quienes producen microlotes y tienen la oportunidad de ofertarlos por internet, bien sea de forma directa o a través de páginas de comercio electrónico.

Otro analista del mercado cafetero indicó que debe haber acompañamiento integral a los pequeños productores. Abrir un espacio por ellos mismos no es fácil, hay barreras comerciales, culturales y de idioma.

Juan C. Domínguez
Economía y Negocios