Colombiano fabrica desde chalecos hasta túnicas blindadas

Camisetas, chaquetas de gabardina o de piel de becerro italiano e incluso playeras tipo camiseta deportiva pueden contener los impactos de una pistola nueve milímetros e incluso de una Magnum 44.

Archivo Portafolio.co

Colombiano fabrica desde chalecos hasta túnicas blindadas

Archivo Portafolio.co

POR:
diciembre 27 de 2011 - 04:55 p.m.
2011-12-27

Esta ropa blindada es uno de los elementos más útiles en el guardarropa de los políticos que buscan un cargo de elección popular, de acuerdo con Javier Di Carlo, vocero de Miguel Caballero Ltda., empresa colombiana dedicada a la fabricación de ropa blindada, pero ligera.

La empresa ofrece seis prendas básicas que son las de mayor demanda: la camiseta, la playera tipo polo, el chaleco de reportero, la chaqueta de piel y la guayabera. La línea de mujer fue eliminada porque su nivel de riesgo era menor. No obstante, explica Di Carlo, la empresa puede ajustar sus diseños a las necesidades del cliente. “Hemos hecho túnicas blindadas en Medio Oriente”, comenta.

Las prendas presentan dos tipos de blindaje según el deseo y necesidades del cliente: soft y hard, cada uno con distintos niveles.

En el caso de los precandidatos o candidatos, opina Di Carlo, lo recomendable es el nivel de blindaje más alto, pero de la línea soft. La línea hard sería para sus escoltas. “Si yo estoy hablando de un político en campaña el nivel de riesgo que tiene es alto, pero tenemos que tener en cuenta que en el caso de los presidenciables no va solo, tiene un anillo de seguridad. Este círculo es el primero que recibe la bala”, explica.

El blindaje soft ofrecido por la empresa detiene hasta una Magnum 44, porque la delincuencia usa armas de este calibre. “El arma corta que utiliza la delincuencia en México es 9 milímetros o 38. ¿Por qué detiene hasta una Magnum 44?, porque nosotros estamos certificados por el Instituto Nacional de Justicia de Estados Unidos y ese aval nos exige detener este tipo de disparos”, precisa Di Carlo.

Para detener ataques con armas más grandes como un cuerno de chivo, la empresa ofrece el blindaje hard, básicamente, en chalecos de reportero disponibles para los escoltas del político. “Creamos chalecos de uso interior y exterior. Tienen dos placas (de 1.5 kilos cada una) y esas sí te detienen el impacto de un cuerno de chivo (rifle Ak-47)”.

El precio de estar blindado sin perder el estilo oscila entre 2 mil y 4 mil 500 dólares, según el artículo deseado. El vocero de Miguel Caballero asegura que su empresa es capaz de ofrecer protección sin producir un atuendo pesado, gracias a una “fórmula secreta” que emplea los mismos productos que cualquier empresa productora de blindaje.

“Tenemos nuestro laboratorio en Colombia, realizamos investigación científica y tecnológica y a diario se están desarrollando nuevos productos”, explica Di Carlo, quien también aclara que las prendas no son el primer elemento de seguridad. “El candidato debe empezar por tener un auto blindado y un anillo de seguridad con chalecos también blindados”, agrega.
El blindaje tiene garantía de cinco años, porque justamente cada cinco años, hay avances en la industria de las armas, señala.
Si una persona recibe un disparo usando un chaleco, este es cambiado por la empresa, sin costo alguno, a cambio de que la persona les permita subir su testimonio en el sitio web de Miguel Caballero y forme parte del “club de sobrevivientes”. Aunque admite que “es muy complicado que políticos den su testimonio”.

GDA-EL UNIVERSAL

Nayeli Cortés

Siga bajando para encontrar más contenido