Colombianos compran más por Internet

Los colombianos ya ven las ofertas en línea como una alternativa de compra.

Las ventas a través de la red llegarán a tres mil millones de pesos.

Archivo Portafolio.co

Las ventas a través de la red llegarán a tres mil millones de pesos.

POR:
mayo 12 de 2014 - 10:43 p.m.
2014-05-12

Accesorios, videojuegos, servicios, pasajes aéreos y terrestres, hoteles y otros, son adquiridos a través de la red, lo que genera un gran movimiento monetario a través de tarjetas débito o crédito.

La Cámara Colombiana de Comercio Electrónico prevé que a final de 2014 las ventas a través de la red llegarán a tres mil millones de pesos.

Hace dos décadas para el ciudadano del común era difícil pensar en la posibilidad de comprar un producto o servicio con tan solo un clic, al igual, que acceder a una vitrina virtual desde la comodidad de su casa y evitarse las congestiones que se enfrentan al momento de hacer compras en almacenes o centros comerciales. Esta alternativa ha sido posible gracias a las ventajas que ofrece Internet.

Actualmente, el mercado en red ha logrado posicionarse y tener en dos años un crecimiento del 40%, cifra que refleja que los ciudadanos se han acercado a las tecnologías y han perdido el temor a las transacciones electrónicas.

Entre las ciudades que mayor mueven compras por este medio, están Bogotá, Pasto, Cali, Barranquilla y Medellín.

Este panorama le ha permitido a las empresas tradicionales consolidarse en el mundo virtual y dar un espacio de negocio a aquellas personas que tienen ideas de emprendimiento.

“La idea me llegó con Facebook, esta página da la oportunidad de ingresar variada información y subir imágenes de los productos que se venden.

Fue en el 2012 que vimos la necesidad de llegar a nuestros clientes de forma virtual”, dice Wilmer Villalobos Nova, propietario de la tienda virtual Mara Site.

Esta experiencia demuestra que las redes sociales son un aliado indiscutible al momento de crear una empresa en línea.

En cuanto a las formas de mantenerse en competencia, crea la necesidad de una constante capacitación, para ello se cuenta con distintas entidades que ofrecen orientación en el tema, como lo hace la Cámara Colombiana de  Comercio Electrónico (CCCE).

Esta es una organización gremial que tiene como propósito  educar,  divulgar y promover el desarrollo y expansión  del comercio electrónico y sus servicios asociados en el país. Así mismo, busca promover las buenas prácticas para un comercio seguro que genere confianza  y contribuya al crecimiento general de la economía.


REDES SOCIALES CLAVES EN LAS VENTAS ON-LINE

Las distancias espaciales no existen en la red ya que se puede tener la sede la empresa en una determinada ciudad y llegar a clientes que vivan fuera de ella. Para eso existen portales como Mercado libre, OXL, Amazon, entre otros, al igual que redes de comunidades que permiten llegar a miles de usuarios.

“En páginas como Facebook se paga un privilegio para que la publicación de la marca se vea continuamente, en nuestro caso son bolsos, zapatos y ropa para damas. Entonces todos los ‘like’ o me gusta, se van a ver constantemente en las páginas de nuestros 11 mil seguidores”, menciona Villalobos.

El valor de las menciones, recomendaciones o actualizaciones de  página en distintas redes, depende del número de veces que se quiera aparecer con la  marca. De esta forma se puede acceder a paquetes de publicidad que tienen precios desde cien mil pesos.

PREVENCIÓN CONTRA EL CIBERCRIMEN

Aunque esta es una oportunidad de demanda y oferta, se deben tener precauciones para no caer por el abuso de personas inescrupulosas u organizaciones delincuenciales.

Es por ello que el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones empieza a generar estrategias para enfrentar el cibercrimen, las cuales se trabajan con los ministerios de Defensa Nacional y de Justicia. Para esto se tomaran las experiencias de ciberseguridad que han desarrollado países como Corea, España, Israel e Inglaterra.

RECOMENDACIONES PARA VENDER EN LÍNEA

Diariamente son miles las personas que buscan productos y servicios con la intención de comprar. Es por ello que uno de los primeros pasos es tener claridad a qué tipo de público se busca llegar, pues de ello depende la estrategia que se utilizará para ofrecer el producto y crear la necesidad de compra.

Esto es importante, porque los canales de ventas son variados para hombres y mujeres de diferentes edades. Por ejemplo, un joven de 18 a 24 años se puede incentivar a través de las redes sociales como Twitter, Instagram o WhatsApp.

En cambio, una persona mayor de 40 años, y que aún no está familiarizada con las redes, se puede integrar a la lista de clientes realizando visitas personales, en las que se les explique el producto o servicio ofrecido.

Para estos clientes es clave tener una base de datos y mover la publicidad a través de correos electrónicos.

Otra recomendación es generar confiabilidad y ofrecer calidad de servicio, así mismo, se debe tener disponibilidad para contestar las dudas e inquietudes de los que demuestran interés por comprar.

Por otra parte, se debe tener en cuenta que la competencia aumenta día a día, situación que obliga a una permanente actualización, de los sitios web, con la información nueva sobre los productos y servicios.

PROYECCIONES

Según la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, se espera que en el 2015 se doble el monto de transacción, lo que originaria una facturación anual estimada entre cinco mil y seis mil millones de dólares y, para el 2021, el uso del papel moneda disminuirá y se  incrementarán los monederos virtuales.

Siga bajando para encontrar más contenido