Colombianos retomaron la senda del consumo de café

La mejora de la economía y los estudios que ratifican los beneficios del café han incidido de forma directa.

Los beneficios de la bebida han incidido en su mayor consumo.

Archivo / Portafolio

Los beneficios de la bebida han incidido en su mayor consumo.

Empresas
POR:
abril 19 de 2015 - 09:07 p.m.
2015-04-19

El programa de promoción ‘Toma Café’, publicará en los próximos días un estudio detallado acerca del consumo de la bebida en Colombia, desde finales de la década de los años ochenta hasta el 2013.

Del documento se destaca el análisis de la evolución del consumo desde el año 1980, cuando este era subsidiado, pasando por la época que marcó el fin del Pacto Mundial de Cuotas y luego la época de bajos inventarios.

Posteriormente, justo con el lanzamiento de ‘Toma Café’, se resalta la caída y posterior crecimiento sostenido en el consumo de la bebida en el país.

Analiza también los factores que incidieron en que se presentara esta tendencia, desde la mejoría en las condiciones de la economía del país, pese al incremento del precio que ha registrado el producto para los consumidores.

Por otra parte, el análisis también trata temas como los sociales, relacionados con los estilos de vida y el incremento de la población en las ciudades, hasta la aparición de innumerables sitios de venta de la bebida preparada.

“Su influencia jalonará la demanda de cafés de calidad y el interés por una mayor versatilidad de preparaciones dentro y fuera del hogar”, dice el documento.

Otro aspecto que afecta positivamente el consumo nacional está en la difusión de numerosos estudios acerca de la relación de la bebida con la salud de los consumidores, en los que se destaca que consumirlo de forma moderada “tiene efectos protectores y reduce el riesgo de enfermedades de alta prevalencia tales como la diabetes II, algunas complicaciones cardíacas y ciertos tipos de cáncer”.

Por otro lado, se destaca el incremento en la tendencia al consumo de café soluble, del 23,4 en 1987 al 46 por ciento en 2013, a la par que decrece el de café tostado y molido.

Otra tendencia que se resalta es que “el nicho de los cafés premium acelera su crecimiento a partir del inicio del nuevo siglo, cuando arranca la apertura masiva de tiendas especializadas de café con la experiencia de consumo como eje central.

“Este hecho permite jalonar la demanda de cafés de calidad y da mayor versatilidad de preparaciones fuera y dentro del hogar”.

Ahora, frente a Brasil (como referente) y a los países latinoamericanos, Colombia está muy por debajo.

Mientras el país vecino registra un indicador de 6 kilos (equivalentes de café verde) por persona, en Colombia está dentro del rango del consumo de 1,8 y 3 kilos.

A nivel local, el estudio resalta la labor del programa ‘Toma Café’ que, al parecer, ha incidido de forma directa en el crecimiento del consumo.

Por ejemplo, para el grupo de las amas de casa, se destacan crecimientos significativos en el consumo de las que tienen empleo y las que no.