Colpatria busca competidores para vía Ibagué-Cajamarca

El proyecto ya tiene la aprobación de la ANI; ahora, hace falta el visto bueno de Minhacienda, antes de recibir ofertas. La obra cuesta 1,3 billones de pesos y descongestionaría el trayecto a La Línea.

Vista de Cajamarca.

Juan Carlos Escobar

Vista de Cajamarca.

POR:
mayo 09 de 2014 - 03:41 a.m.
2014-05-09

La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) se comprometió a dejar adjudicadas este año 9 de las 40 concesiones viales de cuarta generación (4G), que son de iniciativa gubernamental, y 7 de las 12 propuestas que vienen del sector privado.

El portafolio completo suma inversiones por 20 billones de pesos.

El primer proyecto de Asociación Público Privada (APP) en salir al mercado será la segunda calzada entre Ibagué y Cajamarca, que propone la constructora Colpatria, Mincivil y otros socios del concesionario San Rafael (Termotécnica Coindustrial, Latinco y HB Estructuras Metálicas), grupo que maneja en la actualidad la vía entre Ibagué y Girardot.

El proyecto tiene una longitud de 35 kilómetros y demanda recursos por 1,3 billones de pesos. En los diseños se contemplan 16 túneles y 15 puentes, con una pendiente máxima del 7 por ciento, lo que representa una disminución del recorrido, de 70 a 25 minutos.

La obra, que debe estar finalizada en el 2019, incluye la construcción de la variante Boquerón y el paso urbano por Cajamarca, además del reforzamiento del puente existente en Cajamarca y la operación y mantenimiento del proyecto Girardot- Ibagué-Cajamarca.

El tramo de mayor complejidad constructiva está entre Cocora y Cajamarca. En la zona se realizará un diseño que garantice la operación vehicular y se logre mitigar los cierres por derrumbes.

“Tiene la gran ventaja de que no requiere recursos públicos y es la terminación de la doble calzada hasta La Línea. En este proyecto terminamos los procesos de aprobación internos y estamos pendientes del visto bueno del Ministerio de Hacienda para abrir el proceso”, explicó Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI.

La aprobación puede tardar un mes y, pasado ese tiempo, se publicarán los pliegos para que terceros presenten una mejor oferta. Si se reciben propuestas, se abre un concurso, como se está haciendo con el resto de concesiones viales. Si no hay ofertas, el proyecto se le adjudica al grupo que diseñó la iniciativa.

Los siguientes en salir, de acuerdo con las aprobaciones de la ANI, serían la Malla vial del Meta, del grupo Odinsa, y San Roque (Cesar)-Cuestecitas (La Guajira), de Construcciones El Cóndor.

Seguirían Cambao-Manizales, el tercer sector de la doble calzada Bogotá-Villavicencio, Cajamarca-La Paila, Caucasia-Planeta Rica-La Ye, y Cereté-Toluviejo- Cruz del Viso.

La ANI también anunció que ayer entregaron los diseños de la conexión que tendrá la calle 170, en el norte de Bogotá, con los municipios de La Calera y Sopó.

El túnel será de 2,2 kilómetros y costará, incluyendo los intercambiadores, 345.000 millones de pesos. Ahora, la autoridad ambiental (CAR) y las administraciones de Bogotá y Cundinamarca, decidirán el destino del proyecto. Esta carretera se conectará con la Perimetral de Cundinamarca, una de las nuevas concesiones que se adjudicarán este año y que conectará el Llano con La Calera.

GOLDMAN SACHS, INTERESADO EN BONOS DE INFRAESTRUCTURA

La próxima semana llegará a Colombia una comisión del más alto nivel de Goldman Sachs, uno de los grupos de banca de inversión y valores más grandes del mundo. Durante el último año, los inversionistas han tenido los ojos en los proyectos de infraestructura que se están sacando a licitación.

La empresa privada estadounidense, especializada en asesoría en inversiones, estaría interesada en ayudar a modelar un bono colombiano de infraestructura. “Sería una de las tres opciones que se les tendrían a los concesionarios ganadores para que puedan refinanciar los créditos bancarios”, afirmó Luis Fernando Andrade. Con la posibilidad de tener el 50 % de pagos de vigencias futuras en dólares, el Gobierno espera que la banca internacional tome un papel protagónico en la financiación de las nuevas vías.

Christian Pardo Q.

chrpar@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido