Comercio carga contra protección a industria y exige medidas

Dicen que mayores impuestos a importaciones ya hicieron subir precios a consumidores, especialmente de estratos bajos, y se violan normas de la OMC.

Los comerciantes no se resignan a que las importaciones de ropa y calzado sean objeto de altos aranceles.

Archivo Portafolio.co

Los comerciantes no se resignan a que las importaciones de ropa y calzado sean objeto de altos aranceles.

POR:
septiembre 04 de 2013 - 04:18 a.m.
2013-09-04

Los comerciantes no se resignan a que las importaciones de ropa y calzado sean objeto de altos aranceles.

Se espera que la inconformidad sea planteada directamente hoy al presidente Juan Manuel Santos en el acto de instalación del Congreso anual de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), en Santa Marta.

El presidente del gremio, Guillermo Botero, será enfático en la inconveniencia de polémico Decreto 074 de 2013 y le pedirá revisar el tema.

En su discurso, el dirigente gremial alertará sobre los riesgos de que a las puertas de la época electoral surjan propuestas de que se use la política comercial para favorecer a sectores que pese a no ser los más promisorios ni más necesitados, sí son los que más reclaman.

La medida en cuestión se adoptó desde marzo, pese a la oposición expresa de los empresarios y del presidente de Fenalco.

La semana pasada, una investigación de la Universidad Sergio Arboleda, dirigida por el exministro Carlos Ronderos, evidenció lo que, a juicio de los comerciantes, se veía venir.

Según el experto, se notó un aumento de los precios de ropa y calzado al consumidor, siendo la población de menores niveles de ingresos la más afectada.

“Esa inconveniencia ha quedado demostrada porque no se protegió la industria nacional, no se generó más empleo. Por el contrario, en el comercio hubo destrucción de empleo y los precios subieron para el consumidor final. Es decir, quedamos en el peor de los mundos”, dijo Botero en la presentación del estudio.

Para el dirigente, se puede presentar para pares de calzado escolar un aumento de 25.000 a 40.000 pesos.

Para el estudio, el objetivo de incrementar la producción nacional de estos bienes tampoco se ha cumplido.

El argumento es que muchos han tenido que asumir los costos más altos de importación por pedidos hechos con antelación, sin poder hacer compras locales.

Así mismo, el estudio dice que la medida infringe el arancel máximo acordado con la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 85,6 por ciento de 264 posiciones arancelarias analizadas. Por lo tanto, dice Ronderos, el caso puede ser llevado al tribunal de arbitramento.

Se estima que de setenta millones de pares de calzado importado, con un arancel de cinco dólares, entren a las arcas del Estado 350 millones de dólares del bolsillo de los importadores. Que luego saldrán del bolsillo de los consumidores, dice Botero.

Los comerciantes no justifican la protección al calzado, teniendo en cuenta que es la segunda actividad más dinámica en ventas para el comercio, lo que beneficia a la industria local. Botero dice que a los industriales del cuero y el calzado les ha faltado reinversión para ganar competitividad y, además, “quieren que los sigan protegiendo para obtener unas ganancias extraordinarias”.

HAY MEJORÍA: INDUSTRIALES

Al contrario de lo que exponen los comerciantes, la industria ve un mejor clima de negocios, tras la medida del Gobierno. Con menos importaciones, voceros del sector del cuero y sus manufacturas dicen que esperan crecer más de 2 por ciento al final del año, porcentaje favorable ya que hasta abril la caída en la producción era de 7,8 por ciento, según la Muestra Manufacturera del Dane.

Constanza Gómez G.

Redacción Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido