Comercio exterior del país apunta al continente asiático

Colombia reporta a la fecha resultados muy interesantes en su campaña de expansión comercial con la región Asia Pacífico y aunque tímidamente, vamos ingresando al mayor mercado mundial.

POR:
marzo 03 de 2014 - 11:42 p.m.
2014-03-03

Desde un dulce hasta una prenda de vestir y desde un cosmético natural hasta productos de la industria camaronera son algunas de las oportunidades de negocios que Colombia puede explorar y exportar a los mercados de Asia y el Pacífico, en el marco de los nuevos tratados de libre comercio y la globalización comercial.

Y aunque nuestra vocación exportadora sigue siendo netamente minero energética, de a poco empiezan a destacarse algunos productos alternativos que apuntan a países como China, Corea del Sur, Rusia, India, Japón, Singapur, Turquía, todos agrupados en un continente que alberga el 60% de los habitantes del planeta y que según estimaciones del Centenial Group para CAF, en 2040, podría representar el 61% de toda la producción global de mercancías.

Según un informe presentado entre la Dian y el Dane, en las exportaciones que hizo nuestro país entre 2008 y 2013 pasamos de facturar 66.290 dólares en enero de 2008 a 611.644 dólares en diciembre de 2013, logrando un acumulado de 13.579.265 millones de dólares, con un promedio mensual de 188.601 dólares a China, mientras que a Japón le vendimos en el mismo periodo 2.494.973 millones de dólares, con un promedio mensual de 34.652 dólares, siendo febrero, marzo y abril de 2011 el trimestre con mejor comportamiento histórico, al lograr 207.172 dólares.

ENCADENAMIENTOS PRODUCTIVOS, UNA BUENA HERRAMIENTA

La Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) publica un informe afirmando que gracias a la Alianza del Pacífico suscrita en 2012 entre México, Colombia, Perú y Chile, se podrán atender algunas de las necesidades de los mercados de Asia y el Pacífico, con la aplicación de los encadenamientos productivos.

Dicha modalidad se basa en que un país A, productor de materias primas, las exporte a un país B, que se encarga de transformarlas en producto terminado y a su vez, exportarlas a otra nación C, que haga parte del mercado asiático, con quien tenga suscrito TLC o preferencias arancelarias.

Un ejemplo del impulso que esta plataforma puede dar a Colombia es el encadenamiento que tiene con Chile, país que goza de 22 acuerdos comerciales con 60 países.

Siga bajando para encontrar más contenido