Comidas ‘engordan’ el negocio del cine en Colombia

La gran entrada de los dueños de las pantallas de los cines colombianos es cada vez más la venta de crispetas y otros alimentos, que crece a un ritmo de dos dígitos, y resulta más rentable que la propia boleta.

Salas de cine en Bogotá.

Archivo EL TIEMPO

Salas de cine en Bogotá.

POR:
mayo 31 de 2013 - 03:09 a.m.
2013-05-31

En su informe anual, Cine Colombia (Cineco) dice que es la mayor empresa del medido en número de espectadores, con 18,75 millones en el 2012, lo que le da una participación de mercado del 45,8 por ciento. Esta empresa facturó 195.331 millones de pesos, con un crecimiento de 15,1 por ciento respecto a 2011, cuando obtuvo 169.673 millones de pesos.

Así las cosas, el año pasado asistieron a las salas de cine 40,9 millones de espectadores, tres millones más que en 2011, cuando sumaron 38 millones. Cineco -empresa controlada por Valórem, un fondo de inversión del Grupo Santo Domingo- obtuvo una participación de mercado del 52,8 por ciento medida por el monto de los ingresos del negocio, que sumaron 370.000 millones de pesos.

Sin embargo, la muestra de que la ampliación de la oferta de comidas copa buena parte de los recursos de expansión de la compañía es el hecho de que representaron el 42,2 por ciento de sus ingresos anuales, es decir, 82.361 millones de pesos. L

uis Bernardo Naranjo Ojeda, gerente de los www.losdatos.com, afirma, sin embargo, que el porcentaje de participación de las comidas en las ventas del sector es más bajo (35 por ciento), pues no todos los participantes del negocio tienen una oferta tan diversificada como Cineco.

Por otra parte, agrega Naranjo, la estructura de los precios de la boletería es bastante segmentada en cada uno de los jugadores del sector. Por tanto, se estima que de los 370.000 millones de pesos reportados en el 2012 como ingresos por las principales empresas, 129.450 millones no entraron por la taquilla, sino gracias a la boca de los espectadores.

En el caso de Cineco, la compañía realizó un esfuerzo grande para diversificar la oferta en las salas y ha instalado, entre otros, tiendas Juan Valdez Café, barras de sushi, heladerías y puntos de venta de dulces. Paralelamente, en los últimos meses la compañía incursionó con otros productos complementarios como Primera Fila, una plataforma para la administración de servicios de boletería de conciertos, eventos deportivos y espectáculos. Según esto, el desempeño de esta unidad de negocio y el de comidas de Cineco creció 20 por ciento, y contribuyeron a que el Ebitda (Utilidad antes de impuestos y depreciaciones) creciera 15,9 por ciento, también respecto a 2011, al llegar en el 2012 a 10.217 millones de pesos. Otras unidades que igualmente influyeron positivamente, aunque en menor proporción, pues el número de espectadores, que creció 8,5 por ciento, y el ingreso promedio de la boleta de entrada, que se elevó 5,5 por ciento, 660 pesos aproximadamente.

EL RESTO DE LA FILA

Las empresas que secundan al rey de la categoría del cine en Colombia son las estadounidense Cinemark, con ingresos en el 2012 por 68.075 millones de pesos y 18,4 por ciento de participación, seguida, aunque un poco más rezagada, por el criollo Grupo Gaviria Barrientos (Procinal Bogotá y Multicines), con 30.782 millones de pesos y 8,3 por ciento, seguida por su paisana Royal Films, con 29.355 millones de pesos y el 8 por ciento del mercado.
La mexicana Cinépolis fue la quinta empresa que más facturó, con 27.063 millones de pesos y 7,3 por ciento.
Las otras cuatro empresas del ‘ranking’ tienen participaciones marginales, aunque ingresos crecientes, con excepción de Babilla Cine (Cinema Paraíso) en Bogotá.
El nicho de estas últimas firmas son el cine-arte y la tertulia.
En conjunto, la estrategia de crecimiento de las compañías, especialmente las más grandes, es penetrar en ciudades pequeñas e intermedias para ensanchar su negocio. Por tanto, la película no ha terminado.

PERSPECTIVA DEL 2013
La gerente de Comunicaciones de Cinecol, Beatriz Torres, dijo que este año prevén una asistencia a todas las salas de cine del país de unos 43 a 45 millones de espectadores, lo que equivaldría a un crecimiento entre 5 a 10 por ciento respecto al 2012, y cerca del de los últimos años.
Agregó que el buen momento del sector se debe, entre otros, a la apertura de más Multiplex, el renacer de las películas 3D, que han vuelto a atraer nuevamente altos flujos de público, y a que este año habrá un buen número de estrenos de películas de superhéroes.
También impulsarían las ventas del 2013 del sector el ensanche de los nuevos servicios y experiencias en comidas, y la diversificación de plataformas de pago.
La expectativa de crecimiento del negocio de comidas de Cinecol este año está entre 10 y 12 por ciento.
“Es un negocio que acompaña el cine y en algunas cadenas en el mundo - como Cinépolis, inclusive la participación de la comidas llega al 50 por ciento de los ingresos totales”, agrega Beatriz Torres.

Rolando Lozano Garzón
Redacción de Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido