¿Cómo liderar sin certezas? | Empresas | Negocios | Portafolio

¿Cómo liderar sin certezas?

El reto de las cabezas de las compañías es aprovechar las herramientas para saber actuar en un entorno caracterizado por lo volátil e incierto.

Liderazgo

La tecnología y la innovación en diferentes aspectos actúan como factores que permiten responder a la volatilidad.

Archivo particular.

POR:
Portafolio
septiembre 22 de 2017 - 07:20 p.m.
2017-09-22

La semana pasada estuve con Luis**, uno de mis coachees. Él dirige el destino de una de las principales empresas multilatinas colombianas y decidió enfocar esta sesión en cómo liderar en un entorno Vica (volátil, incierto, complejo y ambiguo), más conocido como Vuca por sus siglas en inglés, que, por cierto, es la mejor descripción que nunca he visto de locura contextual. Define muy bien cómo son hoy las cosas en las organizaciones y en el mundo.

(Lea: Los líderes empresariales pueden llenar el vacío de liderazgo de Trump)

Luis conoce muy bien lo que es y en qué consiste un proceso de coaching. Aun así, me trajo un cargamento de preguntas alrededor de este tema:

(Lea: Consejos para ser un buen líder

¿Qué le digo a mi equipo ahora, otro cambio?, ¿cómo lo hago?, ¿dónde queda mi credibilidad si no les puedo dar certeza y claridad exacta de lo que tenemos que hacer? Todo esto es muy complejo, si yo de lo que sé es del negocio, ¿cómo motivo a mi equipo?A eso le respondí:

(Lea: ‘Un líder es un puente entre el presente y un mejor futuro’

–Ok Luis, bien sabes que en esto del coaching no se trata de que yo te dé las respuestas, porque, entre otras razones, no las sé. Se trata de que encontremos los recursos que puedes utilizar y que están dentro de ti para enfrentar esta nueva situación.

Finalmente, concluimos que lo improbable pasa a normal, que lo impredecible y complejo requiere de entender megatendencias, que Vuca es ‘locura’ y que la decisión de cómo lo enfrentamos reside en las emociones, porque la pregunta de fondo es ¿cómo te sientes en Vuca?

En el mundo existen campeones: Amazon, Google, Zara, Apple, Samsung y Netflix, entre otros.

¿CÓMO HACERLO?

Partiendo de los aprendizajes de cada una de estas empresas exitosas, y basándonos en nuestra experiencia en 3Weeks Consulting, les proponemos algunas claves que han sido mejores prácticas para saber liderar en medio de un entorno Vuca.

La primera es la volatilidad, relacionada con la dinámica y naturaleza del cambio rápido y a gran escala. La tecnología y la innovación en diferentes aspectos de nuestros negocios actúan como factores de aceleración de esta variable.

Desde el punto de vista de las competencias, se necesitan líderes con visión de futuro, capaces de transmitir e irradiar “sentido de acción”, y que estén dispuestos a dar respuestas al ‘para qué’ de los cambios, y no tanto al ‘por qué’.

En segundo lugar, está la incertidumbre, la variable sin duda más emocional. Su impacto es muy fuerte porque puede restar confianza y en ocasiones aporta ansiedad e inseguridad adicional. Su origen está en hacer y pensar de manera distinta a lo habitual.
Es una sensación que se presenta cuando alguno de tus competidores, por ejemplo, rompe la tradicional cadena de valor de un negocio maduro. ¿Les suena algo de esto? Ocurre cuando la voracidad de la volatilidad propone comprar y/o vender negocios para crecer.

Desde la perspectiva del líder, ya no podemos esperar más al desarrollo de la inteligencia emocional.

La siguiente variable es la de la complejidad de los retos, muchas variables cruzadas afectando lo mismo y pocas soluciones claras.

Sin duda estamos en la era del ‘foco’ para poder explicar de manera sencilla a los demás algo que no siempre es fácil de entender y que adicionalmente no todo el mundo conoce en su totalidad. Hoy más que nunca, si no eres capaz de explicar una cosa de manera sencilla significa que no lo entiendes bien. Desde la perspectiva de los líderes necesitamos claridad y sencillez.

Por último, está la ambigüedad, diferentes lecturas e interpretaciones de lo mismo, menos causa y efecto. Sin duda supone romper algunos paradigmas, como el de la certeza. Derivada de la complejidad, la ambigüedad puede resultar esquizofrénica para las organizaciones que piensan únicamente en explicar por qué han sucedido las cosas, en lugar de analizar para qué hacerlas de manera distinta.

La ambigüedad alimenta la parálisis por el análisis. Desde el punto de vista de los líderes, es necesaria la agilidad en la toma de decisiones.

Teniendo en cuenta el punto de vista práctico, les hago la siguiente propuesta: analicen cómo el contexto ‘Vuca World’, y sus características y retos, les puede ayudar en su vida personal y profesional a anticipar problemas y a entender las consecuencias de algunas dificultades y acciones concretas.

También se alcanza a entender la relación que existiría entre diferentes variables de una misma situación, como el problema y la decisión, o prepararse para cambios y/o desafíos próximos. Igualmente, se pueden traducir y aprovechar oportunidades.

Cerrado el capítulo de lo cierto y conocido en la lectura de nuestros entornos competitivos, si lo que era ya no es y si lo que valía ya no vale, toca responder de manera diferente para competir en ‘Vuca World’. Pero, claro, estas son nuestras respuestas desde 3Weeks, ¿Y cuáles son las suyas?

EL LUGAR DE TRABAJO, EL TERRENO DE LA COLABORACIÓN

En las organizaciones llegamos a las oficinas de espacios abiertos después de 1950, a raíz de los esquemas de calidad total. Hoy vuelven a resonar con fuerza ante la necesidad de fortalecer la colaboración.

Por aquellos años, las empresas fabricantes de autos entendieron que el mantenimiento integral y la logística del suministro resultaban fundamentales en la eficiencia de su cadena de valor y en la calidad de sus productos.

Hasta aquí el enfoque era en la producción; sin embargo, algunas empresas en Hamburgo (Alemania) empezaron a poner el foco en cómo mejorar la productividad, pero desde las personas. Así aparecen los Open space en las oficinas. En 1982 algunas de las principales consultoras americanas y europeas lo incluyen como una de las soluciones a la nueva forma de trabajar. Su utilidad es y ha sido muy discutida con el paso de los años.

Los aprendizajes son claros, uno en especial: se requiere entender y compartir una nueva cultura de convivencia, comunicación y trabajo colectivo. Hoy, más de un 70% de las empresas en EE. UU. utilizan este tipo de oficinas, en especial en Silicon Valley.

Me parecen una buena solución y aun así no podemos dejar de ver el lado oscuro de esta tendencia, porque realmente lo tiene, señala Rafael González Alonso, presidente de 3Weeks Consulting Latam, al precisar que “surgieron para facilitar un vistazo rápido a la supervisión de la productividad. El modelo te permite saber si realmente en las pantallas y en los escritorios las personas están enfocadas en la producción.

La realidad actual, al menos la que el experto identifica en las organizaciones que adoptan este sistema, es que para la mayoría de las personas existe Open space y para unos cuantos privilegiados, despachos.

También se puede llamar clasismo moderno, agrega. No obstante, desde su punto de vista, un modelo de Open space puede generar auténticos cambios culturales en las compañías, proporcionar la libertad a los empleados para llevar a cabo su labor donde mejor la puedan hacer: en su casa para algunas tareas, en su lugar compartido de trabajo para otras, además de fomentar esa buscada comunicación, intercambio de ideas y formación de equipos.

Para el experto, con las adecuadas normas de control, un modelo de Open space puede ofrecer las buscadas ventajas del trabajo en equipo y la circulación de ideas, junto con el cambio cultural necesario para llevar toda la información de la compañía al entorno en el que pueda difundirse de la manera más adecuada. “No hay duda alguna de sus ventajas siempre que sepamos utilizarlo adecuadamente y en toda su dimensión organizativa y cultural. Seré claro, si usted quiere favorecer la colaboración, el flujo de ideas y el buen ambiente de trabajo, el diseño de la oficina le ayuda, la cultura es la clave”, puntualiza.

Rafael González Alonso
Presidente 3Weeks Consulting Latam
**Nombre cambiado por razones de confidencialidad empresarial.

Siga bajando para encontrar más contenido