Las compañías del país con mayor prestigio corporativo

Para establecer esta notoriedad la firma Merco tuvo en cuenta seis criterios generales.

Valor de los productos desde punto de vista de la funcionalidad, fue tenida en cuenta para establecer la reputación corporativo.

Archivo Portafolio

Valor de los productos desde punto de vista de la funcionalidad, fue tenida en cuenta para establecer la reputación corporativo.

Empresas
POR:
octubre 27 de 2014 - 09:58 p.m.
2014-10-27

Las encuestas y la percepción de los ciudadanos no son los únicos parámetros para medir la reputación de una empresa. La firma española Merco, que realiza anualmente un estudio sobre este tema en varios países del mundo, presenta en este especial del diario Portafolio, líder en información de empresa, economía y negocios Portafolio de Colombia, el último informe sobre las compañías que operan en el país y que tienen en mayor prestigio, soportadas en diferentes indicadores y resultados.

Para ello, la firma Merco Empresas y Líderes estableció los siguientes criterios generales que definen el concepto de reputación corporativa:

1. Resultados económicos y financieros: los investigadores analizan los beneficios, es decir, las utilidades, la solvencia de las compañías y la calidad de la información económica, con el fin de verificar los datos que soportan la solidez de la empresa.

2. Calidad de la oferta comercial: En este punto se examina el valor de los productos o servicios desde el punto de vista de la funcionalidad, y la aceptación por parte de los consumidores. También se tiene en cuenta el valor de la marca y lo que esta significa para los usuarios. Un factor adicional son las recomendaciones que hacen los clientes las cuales se convierten en un mecanismo de validación por parte del consumidor.

3. Reputación interna. La calidad laboral es clave a la hora de determinar el nivel de satisfacción de los empleados. Este factor constituye un aspecto definitivo en el sentido de pertenencia de los colaboradores de una compañía. De la misma manera, los valores éticos y profesionales de una empresa son importantes en la formación del concepto que los empleados tengan de sus patrones pues nadie sentiría a gusto trabajar en una empresa que vaya en contra de los principios y valores de la sociedad.

En la reputación interna juega un papel importante la identificación del trabajador con el proyecto de la empresa. En otras palabras, es indispensable que el empleado se ocupe en asuntos que le gustan, que estén acordes con su profesión u oficio.

4. Ética y responsabilidad Corporativa. En el mismo sentido del criterio anterior, las empresas deben observar un comportamiento impecable en la sociedad, soportado en todas sus actuaciones. Por ejemplo, no puede ser que una compañía sea sólida, tenga buenos salarios, produzca con calidad y cumpla con las normas establecidas para la actividad que desempeña, pero evade impuestos o no garantiza el respeto por los derechos humanos y la protección del medio ambiente, es decir, no tiene un proyecto de responsabilidad social.

5. Dimensión internacional de la empresa. El reconocimiento de una compañía se da no solamente en el ámbito interno, sino en el externo. Por eso, muchos de los escalafones sobre las empresas más grandes del mundo se definen por la presencia de sus marcas en el mercado internacional, y no por el tamaño en el país de origen.

En consecuencia, el estudio de Merco le da un valor importante al número de países en los que operan las empresas, incluido el volumen del negocio en el exterior. A ellos deben sumarse las alianzas estratégicas internacionales, es decir, el relacionamiento con compañías complementarias, de tal manera que haya una extensión adicional de su presencia en el mundo.

6. Innovación: El factor principal a la hora de evaluar este punto es la inversión que las empresas realizan en investigación desarrollo, que terminan en el lanzamiento de nuevos productos y servicios, tras la implementación de un plan masivo cultura innovadora que involucre a todos los empleados.

OCHO MUJERES EN EL RANKING

En el top 100 de los líderes empresariales colombianos se videncia la inequidad de género existente a este nivel en Colombia. Solamente nueve mujeres figuran en este lista y apenas una de ellas, Silvia Escovar, presidenta de Terpel, aparece en el top 30 de la clasificación, en tanto que entre los 50 primeros solo aparecen, además de Escovar, Luz Mary Guerrero de Servientrega y Sol Beatriz Arango, del Grupo Nutresa.

Al examinar las clasificaciones de años anteriores, la presencia de la mujer ha aumentado pero a un ritmo muy lento. Por ejemplo, en el ranking de este año solo tres mujeres ingresaron por primera vez en las lista de los 100 líderes empresariales del país.