Compradores dan más prioridad al precio que a la calidad

Una encuesta del FT Confidential Research muestra la tendencia actual latinoamericana a la hora de adquirir un producto.

Compradores dan más prioridad al precio que a la calidad

Archivo

Compradores dan más prioridad al precio que a la calidad

Empresas
POR:
octubre 03 de 2015 - 12:19 a.m.
2015-10-03

Los productos más económicos prosperan conforme los consumidores controlan el gasto en productos costosos.

Durante la mayor parte de esta última década, la popularidad de marcas de primera calidad ha sido una de las características más significativas del rápido crecimiento de la economía de los consumidores en Latinoamérica.

Pero durante los últimos años, una tendencia diferente ha comenzado a emerger. Con la desaceleración económica, el desempleo y el aumento de la carga de la deuda, numerosos hogares se encuentran bajo presión financiera y los compradores están comenzando a controlar sus gastos.

Las familias que antes podían haber gastado libremente en un iPhone o en una crema facial costosa ahora están buscando alternativas más económicas.

Cambiando sus hábitos de consumo

Durante los últimos meses, Luciana Hope –un ama de casa de 43 años de edad que vive en una distinguida área de Salvador en el noreste de Brasil– ha cambiado su detergente preferido, al más económico.

Los amigos y vecinos de la señora Hope ahora eligen la popular y más barata cerveza Skol cuando salen a divertirse, en lugar de bebidas alcohólicas o cocteles más caros.

Esta tendencia es particularmente marcada en la economía brasileña, en la cual se anticipa una contracción de alrededor del 2 por ciento en el 2015.

Sin embargo, la región en conjunto está en vías de experimentar un estancamiento este año, por lo cual la confianza de los consumidores es escasa también en otros lugares.

Las encuestas periódicas de 6.500 consumidores –conducidas en seis países latinoamericanos durante los últimos meses por FT Confidential Research– muestran que la confianza es aún menor incluso en países como Colombia y Perú, en los cuales se anticipa un crecimiento de más de un 3 por ciento este año.

En toda la región, la investigación muestra un aumento constante en el número de consumidores que dan más importancia al precio que a la calidad. En junio del 2015, por ejemplo, el 19 por ciento de los encuestados declaró que el precio era la consideración más importante al comprar alimentos, en comparación con el 16,4 por ciento nueve meses antes.

El precio también fue uno de los factores más influyentes a la hora de comprar ropa y productos de cuidado personal, convirtiéndose en el principal determinante.

“Estamos viendo una ‘depremiumización’ mientras que Latinoamérica pasa por un momento de crisis”, señaló Eduardo Tomiya, director general para Suramérica de Millward Brown Vermeer, una consultora de marketing en Sao Paulo.

Por otra parte, en el sector de alimentos, una creciente cantidad de consumidores está prefiriendo comprar en tiendas que venden al por mayor o en supermercados de descuento.

Esta tendencia también se ha vuelto evidente en el sector de los productos electrónicos, donde los teléfonos móviles, tabletas y computadoras portátiles de primera calidad de fabricantes como Apple y Samsung siguen siendo muy populares, pero menos ahora que durante los últimos años.

Los latinoamericanos siguen siendo grandes admiradores de los teléfonos inteligentes y entusiastas participantes en las redes sociales, pero es menos probable que compren el equipo más caro.

Los puntos más generales a abordar

La encuesta Millward Brown BrandZ, parte del estudio global del grupo, indica que, en primer lugar, las marcas latino-
americanas son relativamente pequeñas en comparación con las más grandes marcas globales. Ninguna de las marcas firmas de Latinoamérica es lo suficientemente grande como para figurar en la tabla de las 100 mejores marcas globales de Millward Brown, aunque agrega que es recomendable ser precavido al evaluar el potencial global de las marcas latinoamericanas.
Petrobras, la compañía petrolera estatal de Brasil que fuera considerada la marca más valiosa de Latinoamérica en 2012, se ha salido de los 50 primeros lugares a nivel regional. 

Financial Times