‘Conectarse a la medida, una necesidad en los negocios’

El empresario Antonio María Díaz Arz está al frente de la compañía Opener que, en medio de tanta conectividad mundial, apunta por la red a canalizar recursos de bancos, instituciones financieras e inversionistas acreditados hacia quienes tienen planes de negocios atractivas.

‘Conectarse a la medida, una necesidad en los negocios’

Archivo Portafolio.co

‘Conectarse a la medida, una necesidad en los negocios’

POR:
diciembre 12 de 2013 - 02:04 a.m.
2013-12-12

Con opener.co se trata de hacer conexiones a la medida de los negocios, explicó.

¿Qué es Opener?

Opener es una compañía que nació hace unos cuatro años como concepto, a partir de la necesidad de las personas de conseguir fácilmente crédito o inversión para sus proyectos. También surgió de la necesidad de los bancos, fondos e inversionistas de encontrar proyectos a la medida. Hoy, todo el mundo está conectado, pero conectarse a la medida es la verdadera necesidad.

¿Cuántas personas tienen conectadas?

Tenemos 152 bancos internacionales, 171 fondos de inversión, 26 entidades promotoras de desarrollo empresarial. Tenemos una red de usuarios de más de 1.200 emprendedores o empresas. Hemos hecho 136 conexiones desde el 2012. Este semestre entramos a redes sociales, lanzamos la compañía en los foros más importantes en el mundo de los negocios, el foro de negocios de emprendimiento.

¿Cuál es el potencial de negocios?

El potencial de oferta, por ejemplo en créditos de bancos, es de 11.400 millones de dólares, en fondos es de 8.500 millones de dólares y los proyectos se estiman en 12.000. Tenemos una red en 45 países. Somos una compañía global.

¿Cómo operan?

Visitamos entidades financieras e inversionistas en el mundo, y preguntamos dónde quieren invertir y otorgar crédito. Y por otro lado les preguntamos a los empresarios y a los emprendedores sobre sus expectativas. Así, cruzamos esas dos informaciones y sabemos quién es para quién, así como se busca novia en internet. En ese proceso hay ahorro de tiempo, de dinero. Es efectivo porque a los usuarios les entregamos contactos con una alta probabilidad de cierre de negocio. Nuestro único producto es conectar en un mundo muy conectado.

¿Cuál es la competencia de ustedes?

La forma tradicional de hacer negocios, aunque es uno de los más rezagados en migrar hacia la tecnología. Por eso han aparecido soluciones para inversionistas, plataformas donde las personas y no los bancos prestan dinero. Al crear esta red, damos la posibilidad de que todas las personas sean iguales, concepto fundamental que hace que haya un verdadero cambio social.

¿Cuál sería un ejemplo?

Supongamos que una persona de un municipio de Caldas que nace en una familia humilde y es brillante tiene un invento importante, con una posibilidad muy remota para encontrar un hombre muy rico de Dubái interesado en este tipo de proyectos. Pero cuando cada uno llega a opener.co y se encuentran los intereses de ambos; generamos un verdadero valor. Entonces rompimos todas las barreras sociales, económicas, geográficas, culturales e idiomáticas.

Y esa generación de valor hace que el paso siguiente sea buscar el traductor, el abogado, la banca de inversión y toda la red de servicios que permita el desarrollo del negocio.

¿El acceso es amigable para los usuarios?

Por detrás, opener.co es muy complejo, pero para el usuario es sencillo. Es simplemente crear una oferta con datos determinantes para detallar los intereses.

¿Cómo es el proceso de conexión?

Tenemos un cerebro digital que desarrollamos y que va aprendiendo a cruzar los intereses. Así podemos conectar bancos con bancos, bancos con fondos, les llevamos inversionistas a los fondos, podemos conectar un proyecto con otro. No por todo cobramos, casi que el 60 por ciento de las conexiones son gratis. Tenemos varios casos de éxito (Ver recuadro).

¿Y dónde está la ganancia para ustedes?

El negocio de opener.co está en las conexiones con las fuentes de capital. Cuando conectamos un proyecto con un banco, cobramos una comisión de éxito, si hay desembolso. Tenemos variables para calcularla, sin que afecte el negocio. Cuando un experto se conecta con una empresa, cuando hay una adquisición, no se cobra. A los empresarios también se les cobrará un monto para que accedan al contacto que le puede financiar su proyecto.

¿Tienen algunos casos de éxito?

Tenemos el de un empresario colombiano inventor que desarrolló un dispensador de agua. Lo conectamos con Wal- Mart en Centroamérica y está terminando de cerrar el negocio. Está la experiencia de una petrolera colombiana que está entre las 10 más grandes del país y la conectamos con la más grande del mundo, que estaba buscando hacer negocios en América Latina. Es un negocio de 800 millones de dólares.

Otra petrolera obtuvo en 24 horas un crédito puente que necesitaba de tres millones de dólares. Además, hay unos 12 casos de empresarios venezolanos que conectamos para hacer negocios en Panamá, en Colombia, y hubo fusiones y adquisiciones. Avanza también el negocio de un fondo europeo que relacionamos con un proyecto de energía eólica en Argentina.

Constanza Gómez G.

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido