Las confecciones ganan con TLC de EE. UU. y Canadá

Al sector le falta sacarle más jugo al acuerdo con México, país que ha golpeado fuerte a la industria automotriz.

Las confecciones ganan con TLC de EE. UU. y Canadá

Archivo Portafolio.co

Las confecciones ganan con TLC de EE. UU. y Canadá

POR:
septiembre 02 de 2013 - 12:31 a.m.
2013-09-02

Aunque con cifras pequeñas, pero crecimientos muy altos, sectores de la industria colombiana, como confecciones, textiles, manufacturas de cuero, jabones y cosméticos pueden darse por bien servidos en el primer semestre con los resultados que arrojan algunos tratados de libre comercio (TLC) negociados por Colombia, como los de Estados Unidos y Canadá, que recién acaban de cumplir uno y dos años de vigencia, respectivamente.

En sentido contrario cabe la afirmación de que otros renglones de la economía no han tenido un buen desempeño, bien sea porque sus ventas al exterior han caído o porque se ha incrementado la competencia externa en el mercado local, lo que era de esperarse en los casos del agro, productos plásticos y el sector automotor (vehículos y autopartes) con Estados Unidos y la profundización del TLC con México.

No obstante, hay que señalar que se han empezado a exportar alimentos como melaza de caña, hongos frescos, aguacate, pan tostado, cacao en polvo y algunas frutas a los mercados canadiense y estadounidense.

La inmensa mayoría de bienes colombianos puede entrar a los tres mercados mencionados sin el pago de aranceles, lo que, de todas maneras, no es garantía de que efectivamente aumenten sus ventas.

Al mismo tiempo, gran parte de los productos de esos países también pueden ingresar al mercado colombiano sin el pago del gravamen arancelario. Un grupo de bienes del sector agropecuario está sujeto a cupos; una vez estos se completan, las importaciones que siguen están cubiertas por la tarifa del arancel.

Las exportaciones agropecuarias a Estados Unidos pasaron de 46 millones de dólares en el primer semestre del 2012 a 48 millones este año, mientras que las importaciones desde ese país subieron de 177 a 352 millones.

La facturación colombiana agroindustrial, por su parte, bajó de 140 a 131 millones, y la de EE. UU. subió de 166 a 328 millones de dólares.

De productos plásticos se enviaron a Estados Unidos 48 millones de dólares, un millón menos que en el primer semestre del 2012, mientras que los envíos desde ese país pasaron de 82 a 92 millones de dólares.

El comercio con Canadá no ha sido el esperado (650 millones de dólares; de estos, 322 son de la agroindustria, en su inmensa mayoría canadiense); la balanza es negativa para Colombia en 259 millones de dólares.

El presidente del Instituto para la Exportación y la Moda (Inexmoda), Carlos Eduardo Botero, asegura que la cadena confección-textil sabrá sacarles provecho a los TLC. Si bien las ventas de confecciones a Canadá son demasiado pequeñas (cuatro millones de dólares), el directivo reconoce que, aunque “no conocemos ese mercado, es muy interesante y es un gran importador de producción china”.

Sobre Estados Unidos, a donde las exportaciones de confecciones aumentaron 14 millones de dólares en el primer semestre, hasta llegar a 120 millones, Botero dice que el empresariado colombiano ha ganado en competitividad, es cercano a ese mercado y sabe que para llegar allá hay que apuntarles a nichos con productos de valor agregado.

México, a pesar de las restricciones de las reglas de origen, se ha aprovechado (en el primer semestre se facturaron 33 millones de dólares, ligeramente por debajo de un año atrás) y puede explotar más, indicó el presidente de Inexmoda.

Jabones y productos cosméticos han tenido un buen semestre en Estados Unidos, Canadá y México, con ventas de 10, 3 y 32 millones de dólares, respectivamente, y elevados crecimientos.

LA BALANZA FAVORECE A MÉXICO

El dolor de cabeza de la industria automotriz colombiana se llama México, según lo señala el presidente de Acolfa (gremio autopartista), Camilo Llinás. Entre enero y junio del año pasado, las importaciones del sector llegaron a 1.111 millones de dólares (Colombia apenas le vendió 25 millones). Este año, estas se descolgaron a 491 millones, al tiempo que Colombia le facturó 161 millones de dólares.

Siga bajando para encontrar más contenido