Conflicto y precios marcan balance trimestral de Ecopetrol

Atentados a oleoductos pasaron factura, pero el impacto en las ventas fue menor por las cotizaciones del crudo.

Empresas
POR:
agosto 01 de 2014 - 03:51 a.m.
2014-08-01

Atentados a oleoductos pasaron factura, pero el impacto en las ventas fue menor por las cotizaciones del crudo.

Los ataques a la infraestructura petrolera, los cuarenta días que estuvo detenida la operación del Oleoducto Caño-Limón Coveñas y los precios internacionales fueron los factores que determinaron los resultados de Ecopetrol en el segundo trimestre del 2014.

La compañía presentó ayer su balance no consolidado para el segundo trimestre, y reportó una utilidad neta de 2,85 billones de pesos, lo que significa un descenso de 11,7 por ciento con respecto a los primeros tres meses del año; y un descenso de 12,5 por ciento si se compara con el mismo periodo del año pasado.

Y es que en el segundo trimestre la empresa sufrió 29 de los 64 atentados en contra de la infraestructura de transporte de crudo que han ocurrido este año, lo que golpeó fuertemente la producción.

En el segundo trimestre, la compañía, con sus filiales, produjo 734 mil barriles promedio de crudo diario, lo que representa una disminución de 5,7 por ciento si se compara con la producción del segundo trimestre del 2013.

“Los resultados de los meses de abril y mayo fueron fuertemente impactados por la interrupción en la operación del oleoducto Caño Limón – Coveñas, sin operar 40 días entre el 25 de marzo y el 3 de junio, aunado a la no operación del Oleoducto Transandino desde el 10 de junio y repetidos bloqueos de las comunidades a campos de producción”, señaló Javier Gutiérrez, presidente de la compañía.

Por otro lado las mayores cotizaciones del crudo permitieron que, a pesar de una menor producción, la empresa no haya caído tanto en ventas.

A pesar de que en el segundo trimestre la firma vendió 7,3 por ciento menos, en volumen, la caída en el monto de ingresos operacionales fue de 2,3 por ciento.

La empresa reportó ventas por 14,9 billones de pesos en el 2014, frente a una cifra de 15,3 billones en el mismo periodo del año pasado.

Sin embargo, la canasta promedio de ventas (incluye crudo, gas y productos) se cotizó en promedio en 3,3 dólares adicionales por barril, lo que le permitió aumentar a la empresa los ingresos en 746 mil millones de dólares.

Mientras tanto, la devaluación de la tasa de cambio le permitió ganar a la compañía 244 mil millones de dólares adicionales en el último ejercicio.

En el mercado interno el volumen de ventas aumentó 12,8 por ciento en el segundo trimestre, impulsado, en parte, por la mayor demanda de gas de las termoeléctricas del país.

Las ventas al exterior, mientras tanto, cayeron 8,7 por ciento. Asia fue el principal destino del crudo producido por la compañía, con una participación de 42,7 por ciento en el total de las ventas, seguido de los Estados Unidos.

Las filiales de la empresa reportaron resultados positivos. Al respecto, el presidente de la empresa destacó el descubrimiento en el pozo Rydberg en la costa del Golfo de México estadounidense y la compra de las participaciones del 10 por ciento en los bloques 38/11 y 39/11 en Angola.

La estatal petrolera también subrayó el avance en cuatro pilotos de recuperación secundaria con inyección de agua, aire y vapor en los campos Teca-Cocorná, Chichimene y Caño Sur.