Consejo de Estado destraba venta de Isagén

Este jueves, los magistrados de la Sección Cuarta acogieron la ponencia de Hugo Bastidas de continuar con el proceso de venta de la generadora de energía. Ahora el Gobierno tendrá cuatro meses para definir una nueva fecha de subasta. El viernes, el Ministerio de Hacienda fijará los pasos a seguir en la enajenación.

Empresas
POR:
septiembre 11 de 2015 - 12:12 a.m.
2015-09-11

Cuatro meses después de que la venta de la electrificadora Isagén quedara en el limbo, el Consejo de Estado decidió este jueves darle vía libre a la iniciativa del Gobierno de subastar el 57,61 % de las acciones que tiene en su poder.

Los magistrados de la Sección Cuarta acogieron la ponencia de Hugo Bastidas, quien sugería rechazar la demanda de los trabajadores que alegaban que la venta iba a producir riesgos para el patrimonio de la Nación.

La demanda que frenó la enajenación de la acciones llegaron por parte de los trabajadores y extrabajadores de Isagén, que aseguraron que la venta afectaba los principios de democratización, ya que no les permitían participar de la subasta.

El Gobierno espera que con esta venta se recauden unos 3.000 millones de dólares, dinero que será destinado para el financiamiento de las vías 4G.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha sostenido que esta venta “(...) es una apuesta a futuro, porque el país no pierde nada pero sí gana mucho en la medida en la que tengamos la capacidad de financiar los proyectos de infraestructura que necesitamos porque vamos a avanzar en materia de crecimiento y de empleo”.

Cárdenas considera que la venta de la electrificadora “es una visión de país para tener más oportunidades de crecer”.

“Estamos firmemente convencidos de que para hacer la expansión de nuestra infraestructura necesitamos transformar un activo que ya existe y no se va a ir de Colombia por otro activo que todos necesitamos”.

¿QUÉ VIENE AHORA?

Una vez quede en firme la ponencia, el Gobierno podrá reprogramar la fecha que fue suspendida el pasado 14 de mayo, cuando el alto tribunal dictó medidas cautelares tras las demandas interpuestas para frenar el proceso de venta.

Con esta decisión el Consejo de Estado ordena que se levanten esas medidas cautelares que mantenían frenada la negociación.

El fallo del alto tribunal autoriza a "restituir cuatro meses y diez días al plazo establecido en el Decreto 1512 para que el Gobierno Nacional reanude y culmine el programa de enajenación de la participación accionaria que la nación tiene en Isagén, sin prejuicio de lo que pudiera disponer para ampliar el plazo".

Esto significa que además del plazo de un año que el Gobierno prorrogó en septiembre del año pasado con el decreto 1512 para enajenar las acciones de Isagén, el Consejo de Estado le da otros cuatro meses más para que se lleve a cabo la negociación, o el tiempo que la Nación disponga.

Según el alto tribunal, "el Gobierno sí estaba facultado para enajenar la participación accionaria que la Nación posee en Isagén" y que los decretos con los que inició la venta sí respetaron "los principios de democratización, preferencia, protección del patrimonio público y continuidad del servicio".

En este fallo salvó su voto parcialmente el magistrado Jorge Octavio Ramírez Ramírez quien aseguró que "existían razones para anular" uno de los artículos con los que se había puesto en marcha la venta, pues, según el consejero, se habrían "fijado condiciones restrictivas para la compra de acciones de parte de personas naturales pertenecientes al grupo de destinatarios de condiciones especiales".

Tras conocer la decisión del Consejo de Estado, el ministro Cárdenas, señaló que "nos sentimos complacidos, eso refleja la contundencia y la solidez de los argumentos que ha presentado el Gobierno".

Cárdenas señaló que este viernes habrá una reunión con el equipo y la banca de inversión que ha acompañado al Gobierno en el proceso de enajenación, con el fin de definir los pasos a seguir.

“El proceso estaba suspendido y, como tal, no se había vuelto a actuar en esta materia, de manera que este viernes se convocará nuevamente a los equipos, para analizar los cronogramas, analizar cómo debe seguir el trámite, hay que volver a contactar a los proponentes que habían expresado interés, para volver a generar un apetito por esta empresa”, explicó.

Cabe recordar que en el proceso ya estaban precalificadas tres empresas: Colbún de Chile, GDF Suez, de Francia y el grupo Brookfield, de Canadá.

REACCIONES

Por su parte, el director de Planeación Nacional, Simón Gaviria, señaló que los recursos que salgan de la enajenación de la generadora de energía serán muy importantes pues ayudarán a jalonar parte de los proyectos de infraestructura del país y, sin duda, facilitarán lograr los cierres financieros de estos proyectos.

No obstante, uno de los voceros de Justicia Tributaria (colectivo que promueve la suspensión de la venta de Isagén), Mario Alejandro Valencia, lamentó la decisión del Consejo de Estado.

“Los argumentos de las demandas que interpusimos eran lo suficientemente sólidos en demostrar que el Gobierno violó la ley de sostenibilidad fiscal y que la venta va a generar un daño irreparable a la Nación”, sostuvo.

Agregó que la devaluación del peso frente al dólar les permitirá ahorrar a los inversionistas extranjeros cerca de mil millones de dólares, con respecto a la valoración actual de las acciones. Por lo que aseguró que vender la empresa al valor que había definido el Gobierno inicialmente es un “regalo”.

Ante el fallo, los demandantes podrán interponer un recurso extraordinario de revisión.

El alto tribunal también estudia una demanda interpuesta por doce congresistas opositores a la venta de Isagen, cuyo argumento es distinto a las ya falladas.