Construcción y consumo de hogares, en la mira de Basf

El director general de Basf Química para Colombia, Ecuador y Venezuela, Alberto Zúñiga, asegura que este año el comportamiento del mercado de agroquímicos no ha sido el mejor. Sin embargo confía que otros sectores estimulen las líneas de negocios de la empresa.

Alberto Zúñiga, director general de Basf en Colombia, Ecuador y Venezuela.

Archivo

Alberto Zúñiga, director general de Basf en Colombia, Ecuador y Venezuela.

Empresas
POR:
junio 25 de 2015 - 04:54 a.m.
2015-06-25

La devaluación del peso frente al dólar y las dificultades propias del agro colombiano han generado una coyuntura compleja para la industria de agroquímicos. Pero, según el director general para la región de Basf Química, Alberto Zúñiga, en términos generales la empresa proyecta crecer en el mercado nacional.

Recientemente, la firma inauguró en Brasil una nueva planta, con una inversión de 500 millones de euros, con la que espera fortalecer su presencia en Colombia, Venezuela y Ecuador, en los sectores industriales.

¿Cuál va a ser el impacto de la planta inaugurada en Brasil para las operaciones en Colombia?

Esta planta va a producir ácido acrílico, acrilato de butilo y otros polímeros superabsorbentes. Va enfocada tanto al abastecimiento de Brasil como a la regional en América del Sur, entonces, el impacto es que podremos abastecer a nuestros clientes desde esta nueva planta.

¿Cuáles son las aplicaciones de este tipo de polímeros?

Los utiliza el sector de pañales desechables para bebés y adultos, toallas higiénicas. Y los otros entran a las industrias de producción de pinturas, al sector textil, a la fabricación de productos para construcción civil, es bastante amplio el rango.

¿Cómo está la demanda para estos nuevos productos en Colombia?

En general, digamos que ha sido una demanda estable, principalmente lo que tiene que ver con polímeros superabsorbentes, que estimamos que pueda desarrollarse positivamente hacia adelante por el crecimiento económico del país y por el incremento del poder adquisitivo.

¿Hay planes de ampliación de la planta de Basf en Colombia?

Lo que le puedo decir es que con todo el enfoque de la construcción que se está dando aquí en Colombia, e inclusive la infraestructura que va a haber, esperamos tener un crecimiento y un desarrollo positivo en la compañía. Pero la cifra la va a determinar nuestra capacidad de éxito, lo hábiles que podamos ser para capturar los negocios.

¿Qué oportunidades les representa a ustedes la modernización de la refinería de Cartagena?

El principal impacto que estamos viendo es poder abastecerlos de algunos productos.

En el segmento agrario, ¿cómo están viendo el negocio en Colombia?

Cuando hablamos del mercado agrícola en Colombia, y específicamente del mercado de agroquímicos, tenemos la impresión de que este año ha caído, hubo un impacto muy fuerte por la devaluación. El sector no ha sido capaz de compensar el impacto de la devaluación y eso hace que esté bastante complicado.

De las catorce unidades de negocios de Basf, ¿Cuáles ven con mejor perspectiva para este año?

Sin duda hay algunos sectores que están siendo más afectados que otros, pero en general vemos que habrá crecimiento en la mayoría de los negocios en los que trabajamos. Aquí lo importante es el impacto que vamos a tener de nuevo por la construcción de la planta en Brasil y eso nos va a ayudar al crecimiento dentro del país.

¿Ven en el mediano plazo algunas oportunidades de inversión adicional en Colombia?

Sí, vemos buenas oportunidades de crecimiento y de inversión, obviamente en el momento en que haya una decisión concreta al respecto la comunicaremos.

¿Cuál es el peso de Colombia en los países de América Latina donde opera Basf?

Somos una organización que representa al ‘Business Center’ de Colombia, Ecuador y Venezuela y entre los tres países hacemos entre el 8 y el 10 por ciento de la facturación de la compañía.

¿Cómo espera que sea el comportamiento del mercado en estos países?

Estamos viendo un panorama positivo en los dos países (Ecuador y Venezuela). Personalmente creo que, por la situación económica y la disponibilidad de divisas en Venezuela, tal vez la segunda mitad del año puede ser un poco más compleja, pero en este momento los dos países tienen un buen desempeño.

@NohoraCeledon