Construcción sostenible y ecológica, necesaria en el mundo

Las diferentes obras que se desarrollan en las ciudades generan contaminación y afectan el medio ambiente; sin embargo, ya hay soluciones para disminuir estas consecuencias.

Construcción sostenible y ecológica, necesaria en el mundo

Archivo Portafolio

Construcción sostenible y ecológica, necesaria en el mundo

Empresas
POR:
febrero 26 de 2015 - 04:11 p.m.
2015-02-26

Todas las actividades que se realizan impactan en el medio ambiente y la construcción de vías y edificios no escapa de esta responsabilidad.

Incluso, la Unep (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente) dice que durante este proceso hay emisiones de gases efecto invernadero, y que a nivel mundial se calcula que representen una carga del 40 por ciento de estos, lo que conlleva al cambio climático, la pérdida de diversidad biológica y disminución de las reservas de agua dulce.

Otro análisis es el que hace el Panel Intergubernamental del Cambio del Clima (IPCC por su sigla en inglés): en general, el entorno edificado es responsable a nivel mundial del 20 por ciento del consumo de agua potable, del empleo de la madera cultivada en un 25 por ciento, del uso de la energía en un 40 por ciento y del gasto de materias primas en un 50 por ciento.

Además, cuando las obras, por el correr del tiempo, deben ser demolidas, ese procedimiento no deja recursos reutilizables, lo que hace necesario producir más materiales para seguir construyendo, y son procesos que requieren grandes cantidades de combustible, materias primas y energía. Pero como dice Cristina Gamboa, directora ejecutiva del Consejo Colombiano de Construcción Sostenible (CCCS), “el entorno edificado es la mayor oportunidad que tenemos para cambiar nuestros hábitos de consumo que tanto daño causan”.

Así pues, en Colombia y en el mundo se han implementado estrategias para disminuir la contaminación que causa el proceso de edificación, apuntándole a la llamada construcción sostenible o ecológica.

Se trata de utilizar de manera eficiente la energía, el agua, reducir la generación de residuos y usar materiales sin compuestos tóxicos. Gamboa explica que esta nueva manera de hacer obras se basa en el análisis del ciclo de vida, es decir que se analiza el proceso desde la obtención de los materiales hasta la demolición de la edificación.

En esa medida, son pocos los proyectos que en Colombia se han desarrollado buscando la protección ambiental. Sergio Ballén, arquitecto experto en hábitat y vivienda, asegura que es difícil encontrar los materiales ecológicos y aunque sí hay algunos, como cementos que reutilizan materiales de otras construcciones, estos son de muy alto costo.

Por ejemplo, existen pinturas naturales de origen vegetal y mineral que no contienen sustancias químicas, y por lo tanto no generan vapores o gases que pueden tener efectos nocivos como ocurre con las pinturas convencionales.

También hay cementos que contienen menos elementos tóxicos, se reutilizan residuos de otras edificaciones y se elimina el proceso de calcinación de la materia prima, como sucede con la piedra caliza y la arcilla, que emiten gases de efecto invernadero.

Ballén hace énfasis en que también el diseño de la estructura es fundamental. El diseño bioclimático es una excelente alternativa, pues busca que la estructura tenga confort interno para que el uso de aire acondicionado o calefacción no sea necesario. Conjuntamente se puede aprovechar al máximo la luz solar y, cuando los espacios precisen luz artificial, es clave recurrir a sistemas de iluminación que ahorren energía y sean de larga duración.

A estos propósitos se suman los paneles solares, cuyo aporte influye en el ahorro de energía eléctrica, así como el ahorro del consumo de agua se puede lograr usando las aguas de lluvia en algunas funciones como el riego de jardines y en baños, además de crear espacios naturales que incluyan la vegetación propia de la región para regular el clima, producir oxígeno, con la ventaja de requerir poco mantenimiento.

¿CÓMO SE SABE SI UNA EDIFICACIÓN ES SOSTENIBLE?

En Colombia, el sistema de certificación en construcción sostenible es el LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental), desarrollado por el Consejo de Construcción Sostenible de Estados Unidos (USGBC), y las ciudades que se destacan con mayor número de construcción de este tipo son Bogotá y Medellín.

Esta certificación está dirigida a estructuras que cumplan con requisitos como el bajo impacto en el medio ambiente, la utilización de energías alternativas y la eficiencia del consumo de agua.
Cristina Gamboa, directora ejecutiva del Consejo Colombiano de Construcción Sostenible (CCCS), afirma que con este tipo de edificaciones se reduce el consumo de energía en un 50 por ciento y de agua en un 40 por ciento; hay menor generación de emisiones de gases con efecto invernadero y es mínima la generación de escombros en su construcción y además la proyección de reutilización de materiales es de un 70 por ciento.