Consultora chilena llega a ‘cazar’ mandos medios en el país

Tendrá cobertura nacional. Aspira a tener 200 clientes en el país en los próximos 2 años.

Hugo Valderrama, executive partner de la compañía en Colombia.

CEET

Hugo Valderrama, executive partner de la compañía en Colombia.

POR:
mayo 09 de 2013 - 12:03 a.m.
2013-05-09

Bajo la premisa de guiar a las compañías del país a encontrar los empleados perfectos para los cargos intermedios de la organización (como profesionales, directores y subgerentes), llegó a Colombia Mandomedio, una consultora de origen chileno que también tiene presencia en Argentina, Chile y Perú.

“Es muy importante elegirlos bien, es un tema que se ha especializado mucho. Los mandos medios son el futuro de una compañía y quienes están en su día a día, motivo por el cual tienen una gran injerencia en los resultados que se obtienen”, señaló Hugo Valderrama, executive partner de la compañía, quien estará a cargo de la operación en Colombia.

Actualmente, la consultora tiene cerca de 400 clientes en la región, en su mayoría multinacionales.

De estas, 8 están en Colombia y, aunque apenas están empezando, su meta es tener al menos 200 clientes en el país y una operación que genere 120 empleos directos.

Adicionalmente, aunque comienzan con una oficina en Bogotá, ya planean iniciar operaciones en Medellín durante el año entrante y atender a todo el territorio nacional desde estos dos puntos.

ERRORES COMUNES

Según los directivos de la consultora, las compañías cometen errores que les pueden salir muy caros a la hora de hacer un proceso de selección de este tipo.

“Es distinto elegir a un mando medio porque en este caso, a diferencia de cuando los perfiles son para altos cargos, se evalúa mucho más el potencial que la experiencia; más temas de liderazgo”, dijo Ignacio González, gerente general de Mandomedio.

Entre las recomendaciones de la compañía, dicen que es importante comenzar a profesionalizar los procesos de selección, pues aún es común que los cargos se asignen mediante referidos.

Adicionalmente, dicen que la honestidad -tanto del candidato como de la compañía- es básica a la hora de contratar, pues de las expectativas que cada quien genere en el proceso de selección (falsas o verdaderas) dependerá el éxito en la asignación del cargo.

“Es importante que las compañías ‘hagan clic’ con los nuevos empleados, que tengan valores y visiones similares, si no el proceso fracasa”, agregó González.

“El salario no siempre es el factor de atracción adecuado”, agregó Valderrama.

“Si bien nadie se cambia por menos dinero, ese no es el factor decisivo: lo es la posibilidad de desarrollo profesional”, completó.

Siga bajando para encontrar más contenido