Contraloría revisa contratos en Reficar por 5,3 billones de pesos

Gastos mensuales del proyecto fueron de 120 millones de dólares. Según el ente fiscalizador, CB&I presentaba órdenes de compra incompletas.

Reficar

La modernización de Reficar tuvo un valor de 8.015 millones de dólares.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
mayo 03 de 2016 - 06:13 p.m.
2016-05-03

En la construcción de la Refinería de Cartagena, Reficar, se presentaron tantas irregularidades que la sola lista se asemeja más a un directorio telefónico.

Así lo muestran las investigaciones que adelanta la Contraloría General de la República a través de una actuación especial de fiscalización según la cual hubo sobrecostos millonarios en la fabricación de equipos a cargo de la firma CB&I y una exorbitante cantidad de materiales sobrantes (3’922.928 unidades).

En el primer caso, la elaboración del rack de tubería para la refinería se le entregó a CB&I por ofrecer mejores condiciones constructivas, destacando el buen ambiente climático que se tenía en la ciudad de Island Park, en Texas, para su fabricación. Sin embargo, se produjeron costos excesivos: el costo inicial del rack de tubería era de $49 millones de dólares en 2010, y el costo final ascendió a $112,7 millones de dólares en 2015.

Así mismo, el costo de la mano de obra utilizada en esta tarea pasó de $39,4 millones de dólares a $89,7 millones de dólares.

Para esta demora en la elaboración de la tubería se argumentó la ocurrencia de una oleada de calor, en Island Park, que generó un retraso en exceso.

Por otro lado, un hecho que ha evidenciado la Contraloría es el del material sobrante que ha tenido el proyecto, bien sea en cuarentena, en exceso, incompletos, destruidos o dañados, o diferentes a los requeridos.

Con base en información suministrada por Reficar, a abril de 2016, se estableció que de los materiales adquiridos por Reficar, de acuerdo a los requerimientos de CB&I, se presentaron sobrantes por valor de 57,7 millones de dólares, correspondientes a 3’922.928 unidades.

El 57,4% de los materiales sobrantes, que corresponden a 2’251.726 unidades, no están valorizados, y se encuentran hoy en proceso de revisión por parte del equipo auditor de la CGR.

Se ha encontrado igualmente que CB&I recomendaba proveedores que manejaban precios superiores a los presupuestados: Para el caso de los Consorcios, 26 contratos, por un valor total de $890.000 millones, fueron concedidos a 9 empresas, que se alternaban entre sí.

El costo de estos contratos sufrió un incremento del 69%, dado que el valor inicial de los mismos era de $526.565 millones. El caso que más ha llamado la atención es un contrato donde se hizo invitación directamente al consorcio ya constituido.

Adicionalmente, CB&I presentaba órdenes de compra con errores e incompletas. Así lo expuso el contralor, Edgardo Maya Villazón, al intervenir en un debate en la plenaria del Senado sobre las irregularidades en el proyecto de modernización y ampliación de Reficar.

Maya consideró que hubo un inapropiado manejo de costos y un mal manejo de los oferentes. Muestra de esto son las reclamaciones por elementos con altos niveles de corrosión, componentes incompletos y daños en la manipulación, situación que se repite en más de 300 oportunidades.

En cuanto al manejo de las relaciones laborales del proyecto, se dio un trato preferencial a los trabajadores expatriados.

Sobrecostos de Reficar incluyen contratación de prepagos

Durante el debate de control político, la senadora Daira Galvis denunció que se contrataban trabajadoras sexuales para 'satisfacer' a algunos directivos.

Los indicios dan cuenta de que gran parte de esos sobrecostos serían responsabilidad de CB&I.

“Esto comienza desde subsidios a ‘prepagos’, que pasaron inclusive a ser empleadas de Ecopetrol con 10 millones o 12 millones de pesos (…). Los subcontratistas hacían ‘vacas’ para tener satisfechos a muchos directivos de Reficar y, en algunos casos, de Ecopetrol”, afirmó la senadora.

Galvis agregó que “con dinero del Estado” se pagaron “las francachelas, para decirlo de una vez, y los viajes en yate a islas del Rosario e inclusive vuelos chárter a Centroamérica (…) so pretexto de mejorar su conocimiento”.

Todo esto, según las denuncias de la congresista, se hizo con “niñas prepagos de la ciudad de Cartagena” y de otras regiones.

Reyes Reinoso Yáñez, presidente de Reficar, afirmó que desconoce el tema de la supuesta contratación de prepagos. “Vale la pena que tales denuncias se sustancien y se sustenten ante los entes de control”, dijo.

Y el presidente de Ecopetrol, Juan C. Echeverry, recalcó que en un debate tan “serio e importante” “no puede quedar como resultado una cosa tan pueril”.