Copetran, más de siete décadas sobre ruedas

El secreto para que esta cooperativa de transportes -que comenzó a operar en Santander en 1942- se mantenga vigente, consiste en mantener la innovación como uno de sus pilares de crecimiento.

Copetran cuenta con 1.657 vehículos, entre buses y camiones.

Archivo particular

Copetran cuenta con 1.657 vehículos, entre buses y camiones.

Empresas
POR:
noviembre 02 de 2015 - 07:08 p.m.
2015-11-02

En 1942, época en la que el transporte de carga y de pasajeros era todavía una difícil tarea para los conductores que se abrían paso entre rústicas carreteras y polvorientas trochas de la geografía colombiana, tres propietarios de buses de escalera y de camiones que vivían en Bucaramanga (Santander) y que hacían recorridos a las poblaciones vecinas –lidiando con una enorme escasez de combustible–, se dieron a la tarea de unirse bajo el modelo cooperativo para trabajar en mejores condiciones.

Y fue el impulso de ese emprendimiento, que reunió no solo a los transportadores sino a sus familias, el que ayudó a crear con 22 socios –en septiembre de 1942– la Cooperativa Santandereana de Transportadores (Copetran) que también, recibió la bendición del gobernador de Santander en ese entonces. “Se fundó como una sociedad de familia. La cooperativa fue creciendo y lo ha hecho por generaciones”, relata Mauricio Atuesta, gerente general de la compañía.

Uno de los secretos para que esta firma lleve vigente 73 años, explica el Gerente de Copetran, ha consistido en reinventarse de manera permanente. Y en sus primeros años, los socios de la firma entendieron que el negocio no solo estaba en transportar pasajeros bajo la promesa de la puntualidad, sino también en mover carga a nuevos destinos del país y combustibles –Esso Colombia fue uno de los primeros clientes en emplear este servicio–.

Durante las primeras décadas, los buses de Copetran no solo cubrieron rutas en el interior. La apuesta adicional fue llegar a destinos como Cartagena, Barranquilla y Santa Marta dando así la posibilidad a numerosas familias de llegar a conocer el mar en un momento en el que el transporte aéreo era considerado como un lujo.

Con el transcurso de las décadas y con el paso de numerosos aprendizajes de los socios, cuenta Atuesta, Copetran pasó a convertirse en una empresa de transporte intermodal que está enfrentada a una era digital en la que la competencia es mucho más fuerte que hace 73 años (en la actualidad hay cerca de 500 empresas en el sector que venden 120 millones de pasajes cada año). “Es esta la oportunidad para cambiar procesos y modelos de negocio. Acá la estrategia se trata de innovar”.

Pero para lograr crecer durante las últimas tres décadas, Copetran no solo se ha apoyado en sus socios. También, ha acudido a la financiación de entidades como el Banco de Bogotá.

Por ejemplo, los miembros de la cooperativa han recibido préstamos del Banco para modernizar sus flotas de buses, camiones y carrotanques (actualmente existen 1.657 equipos en operación). “El Banco de Bogotá no solo es aliado de Copetran, sino de sus asociados”, indicó el Gerente.

Además, debido al constante movimiento de dinero en efectivo, el Banco de Bogotá desde octubre de 1982 ha hecho el manejo de gran parte de las operaciones de la empresa mediante la apertura de cuentas en las ciudades del país donde la firma tiene sedes administrativas.

Con miras al futuro, manifestó Atuesta, esta sociedad busca darle cada vez más protagonismo a la tecnología. Por ello, dijo, se busca que la venta de tiquetes (que es uno de los negocios fuertes de Copetran) tome el camino hacia la digitalización en los próximos tres años.

Asimismo, se buscarán recursos para mejorar el control sobre las operaciones y la adaptación de sistemas que puedan integrar aspectos operativos y administrativos.

Por ejemplo, muestra de los adelantos tecnológicos se hacen evidentes en los enormes buses de dos pisos de Copetran que no solo cuentan con espaciosas poltronas sino con internet gratuito para los viajeros y también, con pantallas y tomas para poder enchufar teléfonos celulares y otros aparatos.

Aparte de procurar ofrecer un mayor valor agregado a los viajeros, concluye el Gerente, Copetran está alistando más planes hacia el futuro con el propósito de ampliar sus rutas hacia destinos como Buenaventura y también, buscando aliados estratégicos en el extranjero para fortalecer el negocio de carga (el cual involucra el transporte de petróleo, una de las líneas de fuertes del negocio).

Y pese a épocas difíciles (como la que se derivó del desplome del precio del petróleo), Atuesta concluye que las finanzas de la empresa están en equilibrio para continuar emprendiendo nuevos caminos tal y como lo hicieron por décadas sus abuelos (cofundadores de Copetran) y también, sus padres.