Corpoíca ya tiene su sistema silvopastoril

En la sede Tibaitatá se instaló un modelo para clima frío con el que se esperan los mismo éxitos logrados en la costa Atlántica.

Juan Lucas Restrepo, director de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoíca).

Archivo Portafolio.co

Juan Lucas Restrepo, director de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoíca).

POR:
enero 06 de 2014 - 09:56 p.m.
2014-01-06

No menos de 11.000 árboles, entre especies forestales, ornamentales, frutales y forrajeras, hacen parte de un modelo de sistema agrosilvopastoril que se estableció en la sede Tibaitatá de Corpoíca, en el municipio de Mosquera (Cundinamarca).

El proyecto se puso en marcha, junto con la ONG Fundación Cipav, con el fin de demostrar a los ganaderos de las zonas frías que bajo este tipo de sistema puede hacerse lechería especializada.

“El cercado de arbustos se compone de tres líneas de especies maderables y forrajeras donde se sembraron árboles y arbustos, además de 22 especies, entre nativas, ornamentales, frutales y forrajeras.

“Este contribuirá a la protección de áreas ganaderas, y como laboratorio para el desarrollo de diferentes investigaciones en sistemas de ganadería sostenible y altantamente productiva”, dice un reporte de Corpoíca.

Este modelo agrosilvopastoril –para los ganaderos de la zona– es pionero para sistemas de producción de leche en trópico alto.

Por esto, se pretende hacerle evaluaciones permanentes de de viabilidad productiva en todos sus componentes: forestal, agrícola y ganadero.

SE BUSCA MAYOR PRODUCCIÓN Y PRODUCTIVIDAD GANADERA

Los llamados sistemas agrosilvopastoriles integran reforestación de tierras con especies maderables, forrajes ricos en proteínas para el ganado y una o dos variedades de pastos, en un sistema de pastoreo rotacional. Todo lo anterior, en una sola unidad.

Este es el concepto básico de los sistemas silvopastoriles intensivos, una idea que lleva más de quince años en el mercado como alternativa para el mejor aprovechamiento de las tierras.

Así, se integran la siembra de árboles forestales maderables o para pulpa, especies forrajeras del alto valor nutritivo y de pastos.

El primero sirve como negocio forestal y como barrera cortavientos, y los restantes, comida para el ganado.

El sistema, originalmente, fue idea del Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria (Cipav) que lo puso en marcha en el Valle del Cauca y que hoy ya ha sido implementado en otras zonas como Quindío y Tolima y los departamentos de la costa Atlántica.

El proyecto resulta versátil, pues puede hacerse con ganadería especializada en genética, producción de novillos para carne, ganadería de doble propósito o lechería especializada.

Siga bajando para encontrar más contenido