IFC canalizará US$4.000 millones para Colombia en cinco años

El brazo financiero del Banco Mundial está dispuesto a apoyar iniciativas en infraestructura, educación, agronegocios y servicios.

Philippe Le Houérou, CEO de la IFC.

Philippe Le Houérou, CEO de la IFC.

El Tiempo / Héctor Fabio Zamora

POR:
Luisa Gómez
abril 05 de 2017 - 10:33 p.m.
2017-04-05

Colombia ha sido una de las naciones claves para la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), brazo financiero del Banco Mundial para apoyar al sector privado.

De hecho, en los últimos años ha destinado 8.133 millones de dólares al país en distintas iniciativas, principalmente para sector financiero e infraestructura.

Para los próximos años, vendrán al menos 4.000 millones de dólares adicionales, y la entidad tiene gran interés por infraestructura, educación, agronegocios y servicios.
Sobre este y otros temas, Philippe Le Houérou, CEO de la IFC, habló con Portafolio.

¿Qué tanto representa Colombia para la IFC?
Es un país muy importante en muchas formas. Primero que todo, Colombia es un hub para la IFC en América del Sur, es un país clave para nuestro negocio, aquí tenemos una larga historia y estamos comprometidos, tanto en los buenos años como en los difíciles. El desarrollo implica muchas cosas, pero lo fundamental es crear buenos empleos y para eso se necesita un sector privado que apoye el crecimiento, que tenga buen gobierno corporativo, que adopte alta tecnología y en eso estamos trabajando.

Pero el año pasado no fue fácil para la economía…
Efectivamente el crecimiento se enfrió, pero creo que lo peor ya quedó atrás, la depreciación del peso trajo inflación pero eso ya está pasando, y creo que el manejo macroeconómico ha sido bueno y seguirá siéndolo, porque cuando lo macro anda bien, lo demás funciona. Pero el año pasado fue récord en compromisos, con 926 millones de dólares y queremos estar juntos en el largo plazo.

¿Cuánto tienen previsto invertir en Colombia?
Eso depende de las inversiones privadas que haya, pero estimamos que en los próximos cinco años serán alrededor de 4.000 millones de dólares, no solo de recursos que nosotros ponemos, sino de los que ayudamos a movilizar. De todas formas, la cifra puede ser más alta o menor, según la demanda de las empresas.

¿Qué perspectivas ve?
En general, creemos que el país tiene mucho potencial. El manejo macroeconómico ha sido muy bueno, porque es muy difícil enfrentar un gran choque como el que recibió Colombia con la caída de los precios del petróleo, y han sido un ejemplo de buenas prácticas. Luego de haber estado tanto tiempo en el conflicto armado, creemos que el acuerdo de paz es muy importante y sus dividendos empezarán a verse con el tiempo. Si podemos construir más infraestructura, la actividad económica mejorará y el sector privado se va a ver más beneficiado, hablo desde los pequeños productores del campo hasta las grandes compañías, con todo lo que hay en medio.

¿Cuáles son los planes en ese frente?
En momentos en que existen grandes necesidades de inversión en infraestructura y que hay que continuar siendo muy prudente en términos de manejo presupuestal, programas como el de las vías de cuarta generación 4G son de los que queremos ver más. Hay que crear las oportunidades para que el sector privado financie, así el Gobierno no necesita contraer más deuda. El programa de las 4G es fascinante, se han dado muchos avances en regulación, competencia, pero eso es una parte de la ecuación. La otra es profundizar el mercado de capitales, para dar soluciones de largo plazo en pesos colombianos, porque hay que minimizar el riesgo de tasa de cambio lo más que se pueda.

¿Cómo recuperar la confianza en la inversión en ese sector después de los escándalos de corrupción?
Esos casos se están haciendo cada vez más públicos y la sociedad está pidiendo mayor transparencia y eso es una buena señal. Hay muchos temas políticos, técnicos, pero hay que ser muy claros en los procesos. En particular sobre las 4G, es un proceso que no se aprende en la universidad ni nadie tiene la varita mágica para que salga perfecto, pero en la medida en que haya más experiencia, sofisticación y capacidad, se desarrollará.

¿Qué otros temas son prioritarios?
La educación es un pilar para el crecimiento. Es un sector en el que queremos involucrarnos porque eso es una fuente de prosperidad y es clave para el futuro de cualquier país. Otro punto es la agroindustria, porque el potencial de Colombia aún no se ha explorado y también vemos oportunidades en turismo y servicios.

¿Qué falta?
Necesitamos ajustes para que el sector privado invierta, tome riesgos y cree trabajos. La clave es ver cómo podemos ayudar a que se creen las condiciones para que el sector privado sea más competitivo y exitoso, así la inversión llegará por sí sola.

Hay que trabajar en productividad y en muchos frentes de competitividad, hay muchos ajustes micro dependiendo del sector, y en eso la IFC tiene una ventaja comparativa y puede ayudar.

Nosotros no venimos a decir qué hay que hacer en la economía, sino que ayudamos a que el Gobierno genere las condiciones y luego acompañamos a las empresas en sus inversiones. Entre mejor ambiente haya, no solo en la economía general sino en temas micro, habrá más emprendimiento, más inversión extranjera y así tendremos más negocios para financiar, estructurar y asesorar.

Luisa Gómez R.
Subeditora de Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido