Crecen exportaciones de carros colombianos

Las ventas a otros países han aumentado 5,2 por ciento en relación con el 2014.

La Suv Duster

Archivo Particular

La Suv Duster

Empresas
POR:
septiembre 25 de 2015 - 08:18 p.m.
2015-09-25

Un análisis rápido al comportamiento de las exportaciones de vehículos ensamblados o fabricados en el país revela que a pesar de los obstáculos, el sector está logrando no solo mantenerse, sino abrirse paso en mercados más allá de las fronteras, a pesar de que en julio el total de las exportaciones colombianas cayó 40,5 por ciento en relación con el mismo mes del 2014, y pasó de 5.048 a 3.001 millones de dólares.

Así, el primer escollo que debieron sortear los dos grandes ensambladores en Colombia, GM Colmotores y Renault Sofasa, fue que uno de sus principales socios, Ecuador, decidió imponer una salvaguardia cambiaria del 21 por ciento que de inmediato afectó las exportaciones de carros a ese país, pues incrementó los precios.

Por su lado, el antiguo principal socio comercial de Colombia, Venezuela, hace años salió de la ecuación, es decir que a esa nación ya no se exportan vehículos colombianos.

Lo de Venezuela y más recientemente la disminución de las ventas a Ecuador obligaron a los exportadores a buscar o reforzar los mercados que ya tenía, y Perú y México colaboraron en gran medida para que en lo que va corrido de este año las ventas de autos al exterior hayan crecido 5,2 por ciento respecto al año pasado, según cifras del Dane.

Y no solo ese indicador es positivo, sino que los vehículos lograron aumentar su participación dentro del total de exportaciones del país, pues pasaron del uno por ciento el año pasado al 1,4 por ciento en los primeros seis meses del 2015.

Hay que recordar que las ventas de vehículos en el exterior totalizaron un precio FOB de 534 millones de dólares en el 2014, mientras que el primer semestre de este año cerró con 273 millones de dólares, lo cual da para pensar que el 2015 será mucho mejor para las exportaciones, si además se considera que típicamente el segundo semestre es mejor que el primero.

De la torta de exportaciones, Renault Sofasa logró vender 20.000 vehículos fuera del país, entre los cuales se destaca el modelo Duster, una SUV de precio accesible que se ha comercializado muy bien en el exterior.

Para este año, según Luis Fernando Peláez, presidente de Renault Sofasa, la empresa proyecta aumentar esa cifra. “La meta es superar las 70.000 unidades ensambladas en nuestra planta”, comentó el directivo durante el lanzamiento del nuevo Renault Logan, en Cali, el pasado mes de agosto.

Por su parte, Jorge Alejandro Mejía, presidente de GM Colmotores, dice que el 2015 debería ser un buen año para crecer en exportaciones, aunque advierte sobre algunas variables: “hay que esperar el impacto que puede traer la caída del petróleo y la devaluación del peso, lo cual afecta directamente los precios de los carros”, advierte, al tiempo que es optimista y agrega que el mercado en general podría poner a rodar 300 mil unidades, e incluso un poco más, al finalizar este año.

Mejía también menciona que en los casi 60 años de su compañía en el país, GM Colmotores se ha enfrentado a situaciones de un dólar alto y al final se ha visto fortalecida.

Para compensar el bajón de exportaciones hacia Ecuador y el cierre de las ventas a Venezuela, la compañía está en el proceso de búsqueda de mercados y cierre de negocios con países de Centroamérica, México y Brasil; con este último se estudia un cambio de condiciones del negocio, pues la posibilidad de un tratado de libre comercio está congelada por el momento.

De otro lado, al directivo le preocupa lo que vaya a suceder una vez entre en pleno vigor el TLC con Corea del Sur y comience la desgravación gradual de 10 años, un país que produce 5 millones de carros al año y que tiene optimizadas sus economías de escala, en comparación con los poco más de 100 mil que produce el país (hay que recordar que Mazda ya no forma parte de los productores nacionales).

Así como se espera que crezcan las exportaciones de vehículos en Colombia, las exportaciones en general deberían tener un buen comportamiento, como lo expresa Javier Díaz Molina, presidente de Analdex: “a pesar de que las ventas externas del país cayeron 31 por ciento entre enero y junio de este año, el comportamiento debería ser mejor en lo que queda del año”, dice el directivo gremial antes de conocerse las cifras de julio.

Díaz Molina explica que la tasa de cambio tiene mucho que ver en este fenómeno, al tiempo que asegura que la tendencia es que crezcan las exportaciones y bajen las importaciones hasta encontrar un equilibrio ideal, y eso aplica para el sector automotor colombiano.

¿Motivación para exportar?

El alto precio del dólar y los costos adicionales por las tecnologías de protección del medio ambiente podrían hacer que se exporten más carros colombianos.

David Martínez Aldea, gerente de ventas de vehículos comerciales de Daimler Colombia S.A., comenta que aunque su compañía no exporta vehículos desde nuestro país, piensa que el alto precio del dólar y los costos por los componentes que hacen a los vehículos más eficientes y menos contaminantes, según las normas internacionales, serán un impulsador de las exportaciones de quienes ensamblan automotores en Colombia.

Mientras tanto, quienes importan deberán capotear la situación de la moneda estadounidense, en el sentido de tratar de no trasladar la carga de un dólar alto al cliente final, quien tendría que pagar más caro, y que lo peor que les puede suceder a los importadores, en este momento, es que baje el dólar y se queden con vehículos comprados a mayor precio, pero tengan que venderlos más baratos para estar a la altura del mercado.