Crecer 30%, la meta de Casa Luker en exportaciones de cacao

Tiene distribución directa en 15 países del mundo, y en total llega a 30 países.

Francisco Javier Gómez, gerente de negocios internacionales de Casa Luker.

Archivo particular

Francisco Javier Gómez, gerente de negocios internacionales de Casa Luker.

Empresas
POR:
mayo 12 de 2015 - 04:17 a.m.
2015-05-12

La compañía Casa Luker espera aumentar en 30 por ciento sus exportaciones de cacao, para que al final del año sumen 40 millones de dólares. El año pasado vendió en el mercado internacional 8.400 toneladas de derivados, representadas en 469 contenedores

Actualmente, cuenta con una oficina en Bélgica, desde donde atiende la demanda de Europa Continental, y tiene distribuidores en Estados Unidos, Eslovaquia, en República Checa, Rusia, Japón y Medio Oriente.

“Tenemos los mercados más importantes del mundo en chocolate. El valor agregado de la oferta es que somos una empresa con más de 100 años de experiencia en la fabricación de productos derivados del cacao”, explica Francisco Javier Gómez, gerente de negocios internacionales de CasaLuker.

En el mercado internacional, dice Gómez, el cacao de la empresa es atractivo por su Fino Aroma, con sabores frutales, florales, de nueces y de malta. Este cacao representa solo el 8 por ciento de la producción mundial, y del cual el 76 por ciento se produce en Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

La compañía vende cacao en grano como commodity, productos semielaborados para la industria como el licor de cacao (o masa de cacao), manteca de cacao y cacao en polvo; y productos de valor agregado como lo son las coberturas de chocolate y los grageados para el sector de food service (Chocolateros, pasteleros, restaurantes, hoteles, etc.).

El negocio de CasaLuker Food Ingredients pretende ser la mejor solución para la industria en Colombia y una nueva opción para los profesionales alrededor del mundo, añade Francisco Javier Gómez.

Para el directivo, a favor del negocio están factores como “el TLC con Europa que nos ayuda a ser más competitivos al no tener arancel, el apoyo de Procolombia por medio de sus ruedas de negocios y asistencia a ferias internacionales, el precio del dólar que nos afecta positivamente, el conocimiento cada vez mayor por parte del público de la diferencia entre el cacao común y el cacao Fino de Aroma, lo cual se traduce en demandar y tener la disposición a conocer productos diferentes a los tradicionales con sabores muy superiores”.

Por su parte, en contra del mercado está la escasez y los mercados conservadores y tradicionales, a quienes no les interesa probar algo diferente pues están acostumbrados a sabores y empresas locales.

congom@portafolio.co