Más ciudades colombianas, en la mira de Credicorp Capital

Después de lograr consolidar la plataforma regional, la firma busca aprovechar el potencial que tienen los mercados de Medellín, Cali, y Barranquilla.

Christian Laub, Credicorp

Christian Laub, CEO de Credicorp Capital.

Archivo PARTICULAR

Empresas
POR:
Portafolio
julio 17 de 2016 - 06:48 p.m.
2016-07-17

Por más de cuatro años, Credicorp Capital ha desarrollado una estrategia para crear una plataforma regional de servicios financieros, cuyas bases están en Colombia, Perú y Chile.

Ahora, la segunda fase es expandir sus distintas líneas de negocio en Colombia, aprovechando el potencial del mercado y que hay varias ciudades con más de un millón de habitantes. (Lea: El próximo año podría ser menos volátil)

Christian Laub, CEO de Credicorp Capital, señala que la penetración de servicios financieros aún no está en los niveles que debería, con lo cual es necesario ampliar la oferta de alternativas de inversión.

Sobre este y otros temas, el directivo habló con Portafolio.

¿Qué tanto los ha afectado la turbulencia externa?

Los últimos dos años han sido muy duros, con mucha volatilidad en el sector externo, menores precios de las materias primas y en general incertidumbre. Pero hemos visto que, como mercados emergentes, Colombia, Perú y Chile lucen mucho mejor que en años anteriores, han mostrado que su modelo económico ha funcionado, que hay fortaleza económica y eso los hace diferenciarse, en comparación con lo que pasa con Brasil o Venezuela. En esta situación, hay que ser mucho más agudos, pero desde la óptica de nuestra estrategia, nada ha cambiado. Hemos fortalecido nuestra posición competitiva y vamos por más.

¿Cómo nos ven los inversionistas extranjeros?

Nosotros somos más negativos que la gente que está afuera. Una empresa en Estados Unidos, Europa o Japón ve unas economías que crecen entre 2 y 4 por ciento, con mercados que tienen potencial de penetración positiva y estabilidad macroeconómica, así que nos ven atractivos. Lo bueno es que ya no ven a Colombia, o Perú, o Chile, sino que nos ven como una región. Hay temas de institucionalidad, corrupción, seguridad y otras cosas a resolver, pero estamos avanzando. (Lea: Credicorp presenta herramienta para emprendedores)

En todo este escenario, ¿cómo le ha ido a Credicorp Capital?

Estamos enfocados en cuatro negocios: gestión de activos, intermediación, finanzas corporativas y fiduciario. En cada uno de los países la situación es diferente y el reto es cómo aprendemos de los otros para ser más fuertes. En Colombia, en los últimos cuatro años nos consolidamos como la primera comisionista de bolsa, hemos mejorado productos, servicios, participación, rentabilidad y el patrimonio se fortaleció. La fiduciaria es pequeña, pero fue algo en lo que empezamos de cero y ya es rentable, incluso ya hizo una adquisición y ha crecido constantemente. Cuando uno decide invertir en un mercado, la idea es que sea para cien años.

¿Qué planes tienen para el mercado colombiano?

Seguiremos enfocados en esas cuatro líneas de negocio. Mientras tanto, trabajaremos en el fortalecimiento en ciudades diferentes a Bogotá. Queremos tener una propuesta diferente, ampliar nuestros equipos, mejorar los procesos, los productos y la calidad del servicio. Hemos logrado consolidar la plataforma regional, y la segunda fase es aprovechar el potencial que tienen los mercados. Vamos a empezar por Medellín, luego vendrán Cali, Barranquilla y otras ciudades.

En la estrategia de crecimiento, ¿contemplan adquisiciones?

Siempre estamos viendo las posibilidades de crecer orgánica e inorgánicamente. Las oportunidades que surjan las veremos disciplinadamente y en la medida en que sean estratégicas para nuestros planes, las contemplaremos.

¿Cuáles son las expectativas?

La idea es seguir creciendo, la penetración de servicios financieros no está en donde debería, y tenemos que sofisticarnos más. Hemos ganado participación en los productos en que estamos, pero hay que hacer que el tamaño del mercado sea más grande.
En finanzas corporativas no somos tan relevantes como pudiéramos serlo teniendo en cuenta nuestra experiencia en ese negocio, pero por el tema de infraestructura hemos dado un cambio importante, porque hemos estado de dos maneras: una es la financiación y estructuración de proyectos y el fondo de infraestructura que lanzamos con el Grupo Sura y al que destinamos recursos.

¿Y en los otros segmentos?

En administración de recursos y banca privada vamos a crecer de manera importante, pues se está generando riqueza y demandando sofisticación, ante lo cual hay que responder con más y mejores alternativas de inversión y con soluciones tecnológicas. La meta es poder duplicar nuestro tamaño en este segmento cada cinco años. Y en intermediación tenemos una participación relevante y el objetivo es crecer. La volatilidad ha afectado los volúmenes, pero podemos recuperarlos. Tenemos que ser más positivos y pensar en las perspectivas de largo plazo, pues siempre habrá retos.

¿Cuáles son esos desafíos?

Como país, creo que uno de ellos es el proceso de paz, un tema muy sensible e importante, y que esperamos que se logre porque eso le quitaría a Colombia un estigma que ha mantenido mucho tiempo. El otro es el frente fiscal, se habla de una reforma tributaria estructural, pero tiene que ser bien hecha, y dar más señales y plazos sobre lo que se quiere hacer. Las cargas a nivel empresarial son muy altas y eso no fomenta la inversión, porque si bien el gasto público es importante, un crecimiento más sólido se da con mayor inversión privada.


luicon@eltiempo.com