Credifamilia amplía préstamos de vivienda social

Iniciativa de las Naciones Unidas incluyó a esta entidad financiera colombiana.

Juan Sebastián Pardo, presidente de Credifamilia.

Archivo particular

Juan Sebastián Pardo, presidente de Credifamilia.

Empresas
POR:
septiembre 02 de 2015 - 01:40 a.m.
2015-09-02

Credifamilia se unió al programa de Naciones Unidas Business Call to Action (BCtA), con el compromiso de ampliar en Colombia su cartera de préstamos de Vivienda de Interés Social (VIS) en 240 millones de dólares.

La meta, según Juan Sebastián Pardo, presidente de la entidad colombiana, es beneficiar a 20.000 familias en seis áreas urbanas.

“Al 2020, esperamos atender 78.000 personas”, enfatizó el directivo, quien agregó que el programa incluye préstamos para 4.000 hogares informales que tradicionalmente han tenido dificultad para acceder a créditos hipotecarios.

Credifamilia –que es la primera empresa colombiana que se une al BCtA– tiene como objetivo contrarrestar la escasez de vivienda con créditos dirigidos a familias de bajos recursos, 40 por ciento encabezadas por mujeres.

Suba Sivakumaran, gerente de la organización internacional, destacó la importancia de la labor, ya que “una vivienda segura y asequible es fundamental para mejorar la calidad de vida y el sustento de las poblaciones de bajos ingresos”.

Según la BCtA, la escasez de vivienda es un problema crónico para Colombia, pues en el 2015 la cartera hipotecaria representa solo el 5,5 por ciento de su PIB, uno de los más bajos de América Latina. El problema –según el reporte– es particularmente agudo en Bogotá y otras ciudades en crecimiento del país.

Esto ha generado hacinamiento, precios altos de los arriendos y deterioro de las condiciones de habitabilidad. Por esta razón, Credifamilia se enfocó en las áreas urbanas y consolidó su expansión desde su oficina en Bogotá a otras ciudades principales como Medellín, Cali, Bucaramanga, Barranquilla y Pereira.

Entre las acciones para atender a los clientes, se destaca que la entidad dirige el 40 por ciento de su cartera a familias con ingresos entre uno y dos salarios mínimos. Además, la mayoría de sus préstamos son a quince años.

Otra novedad es que ha desarrollado una serie de métodos para ampliar la base de clientes y mitigar el riesgo. Estos incluyen alianzas con redes de supermercados y farmacias para que puedan pagar las cuotas mensuales cerca de sus hogares.

AL 2020, MÁS INGRESOS Y EMPLEO

En los próximos cinco años, se espera que los ingresos de la cartera hipotecaria de Credifamilia lleguen a 30 millones de dólares. Además, la idea es duplicar sus empleados a 300 y aportar a la generación de más de 15.000 plazas en el sector constructor en el mismo lapso. A esto se suma el canal de ventas en línea, que ya usan los clientes que aún se resisten a manejar el proceso tradicional del crédito hipotecario.

Gabriel E. Flórez G.

Economía y Negocios