Cruz Roja y Banco de Bogotá: transformando al país

La institución cumplió 100 años de acción humanitaria que marca la diferencia en las comunidades.

Cruz Roja y Banco de Bogotá: transformando al país

Archivo

Cruz Roja y Banco de Bogotá: transformando al país

Empresas
POR:
octubre 18 de 2015 - 06:04 p.m.
2015-10-18

Durante 100 años, la Cruz Roja Colombiana ha mostrado su compromiso, responsabilidad y dedicación para acompañar a la población colombiana a superar situaciones difíciles como los desastres naturales y las tragedias ocasionadas por la acción del hombre.

Solo el año pasado, alrededor de 706.100 personas se beneficiaron directamente de la acción humanitaria de la Cruz Roja Colombiana. Y es por medio de distintas líneas de trabajo que esta institución ha reflejado la vocación humanitaria y el profesionalismo de más de 23.000 voluntarios activos, que están siempre listos para darle una mano al que lo necesita y para ejercer labores de prevención y educación sobre los riesgos de la naturaleza, la sana convivencia y la salud.

“La Cruz Roja se ha construido paralelamente con la historia del país, porque aparece cuando se le necesita. Desafortunadamente se nos asocia a las tragedias, pero justamente nuestra misión es ayudar a paliar el sufrimiento”, explica Fernando José Cárdenas, presidente la Cruz Roja Colombiana.

El directivo, quien ha sido voluntario durante tres décadas, señala que recibió de su familia el mensaje de ser solidarios y sensibles al dolor ajeno, así como el ejemplo de ayudar.

Para cumplir con esos propósitos, millones de colombianos han puesto su granito de arena con sus donaciones. Ese es uno de los frentes en los cuales el Banco de Bogotá ha apoyado a la Cruz Roja Colombiana, pues aparte de ser su aliado financiero, apoya sus iniciativas sociales.

Una de ellas es el ‘Día de la Banderita’, en la cual pone a disposición sus oficinas para la recolección de fondos y dona las alcancías con las que los voluntarios de la Cruz Roja recorren el país para recibir los aportes de los colombianos.

Incluso, por medio de su cuenta en Facebook, lanzó la campaña ‘Voluntarios Virtuales’. Aquí, los usuarios podían compartir en su perfil alcancías virtuales personalizadas y por cada ‘Me Gusta’ que recibían, el Banco realizaba una donación de $1.500.

Y por estos días, está vinculado a la celebración de los 100 años de acción humanitaria de la Cruz Roja, que culminará el último fin de semana de octubre con el IV Encuentro Nacional de Voluntariado en Barranquilla.

LÍNEAS DE ACCIÓN

La labor humanitaria de la Cruz Roja Colombiana representa una gran diferencia en la calidad de vida de muchas personas.

Desde el área de salud, las Unidades Móviles se han convertido en prácticamente la única opción para que poblaciones en los sitios más recónditos del país o en zonas de conflicto puedan acceder a la atención médica.

Médicos, enfermeros y voluntarios permanecen alrededor de cinco días en esas regiones brindándole servicios de medicina, odontología y medicamentos básicos.

La tarea incluye el trabajo en campañas de prevención de enfermedades, así como la instalación de plantas potabilizadoras en zonas con limitado acceso al agua disponible para el consumo.

Una de sus iniciativas insignia es el Banco de Sangre, que este año cumplió 50 años. Consta de una red de seis bancos, desde donde se distribuye la sangre a quienes la necesiten, así como la recepción de donaciones.

En muchas partes del país, la Cruz Roja ayuda a mejorar las condiciones de las comunidades. Por ejemplo, en San José de la Calle, municipio del Chocó que permanecía inundado 8 de los 12 meses del año, la institución, con el apoyo de algunos de sus colegas europeos, construyó un puente peatonal de 700 metros, 86 viviendas y creó un plan comunitario de gestión de riesgo.

Pero en Colombia, un país sacudido por largos años de conflicto, también han desarrollado líneas para apoyar a las comunidades afectadas.

Por ejemplo, han preparado a personas que están en zonas minadas sobre cómo actuar en caso de encontrar algún artefacto de este tipo, y a la recuperación física y social de quienes han sido víctima de las minas.

En las ciudades ejecutan programas para reducir la violencia, reestablecer contactos familiares (ayudar a encontrar a personas desaparecidas) y los voluntarios trabajan para que con deporte y educación los niños se mantengan alejados de la violencia.

Y aunque suelen ser los primeros en estar disponibles para atender emergencias, en realidad también trabajan en prevención, para que las personas en zonas de alto riesgo conozcan sobre las alertas tempranas y puedan tomar medidas antes de que se produzca un desastre.

La vocación de quienes están vinculados a la Cruz Roja es el principal activo para celebrar muchos años más. ¡Porque a esta hora hay alguien de la Cruz Roja trabajando por Colombia! dice el lema de la institución.