“Lo que debemos hacer es acomodarnos a los precios”

Luego de tomarse con fuerza el segmento de taxis, Kia quiere ser el líder en la venta de camionetas. La marca logró superar las 31 mil unidades vendidas este año. ¿Cómo lo va a lograr? Esto nos contó su gerente general.

Empresas
POR:
mayo 22 de 2015 - 08:37 p.m.
2015-05-22

Hablar de Kia es hablar de la marca de carros con mayor crecimiento en el mercado colombiano en los últimos años. Hoy ocupa la tercera posición entre las marcas de vehículos más vendidas de Colombia: el año pasado logró vender 31.600 unidades.

Solo tres marcas en la historia reciente de Colombia han logrado superar las 30 mil unidades vendidas en un año y Kia es una de ellas.

Esta marca, de origen norcoreano, ya se tomó el segmento de los taxis y pretende imponerse en el mercado de las camionetas.

De hecho, sus dos mayores apuestas para este año son la Sorento Trusk y la Gran Sedona, dos camionetas que pese a la imponencia y fuerza de su diseño son fáciles de manejar y se adaptan a las condiciones topográficas del país.

Iván Genaro Peña, gerente general de Kia en Colombia, habló con Portafolio.co sobre estas y otras novedades, como el carro eléctrico, con las que espera mantenerse firme en el podio de las marcas de carros con mejor promedio de venta del país.

¿Cómo han afectado a la marca los precios del petróleo y la tasa de cambio?

El año pasado a estas alturas el dólar estaba por debajo de los $2.000. Hasta el mes de junio uno podía estar hablando de un dólar no más caro de $1.900.

El incremento a partir de agosto o septiembre fue demasiado rápido y hemos llegado en menos de un año a tener un dólar de ‘susto’, como en el mes de marzo que superó los $2.600.

Hoy está estabilizado pero estamos hablando de más del 30% de devaluación del peso.

Eso indiscutiblemente golpea los precios de la mercancía. Ensambladoras locales importamos el mayor número de componentes y en la medida que sube el dólar por supuesto suben todos los costos y por tanto la mercancía. Eso evidentemente nos va a generar un impacto mientras el cliente se acostumbra a los precios.

No vamos a dejar de comprar vivienda, no vamos a dejar de comprar vehículos. Solamente que nos va a costar un poquito más de esfuerzo, pero el incremento del precio del dólar ya es una muestra visible del precio de los vehículos y va a seguir subiendo porque todavía no se ha corregido ese 30 %.

¿Cómo decirle a la gente que confíen en comprar un vehículo?

No solo para la venta de vehículos sino para la venta de cualquier bien, se requiere que la gente tenga un positivismo.

Lamentablemente hemos recibido señales como la del ministro de Hacienda que recomendaba no sobreendeudarse.

Yo personalmente creo que para comprar un vehículo el cliente tiene que hacer dos divisiones, por ejemplo: un Picanto en el salón del automóvil lo estuvimos vendiendo en 23 millones de pesos.

Digamos que era el catalogo anterior a noviembre y por tanto era el inventario que se había comprado cuando el dólar estaba en $1.900 y aún no se había corregido.

En un vehículo de baja gama como un Picanto, la corrección es más rápida de lo que produce un carro de mayor gama. La recomendación es que hagan estas divisiones y se darán cuenta que todavía es tiempo de comprar.

La gente está esperando que el precio del dólar baje, pero es que si baja los autos no van a bajar, porque aún los precios no se han corregido.

En la medida que el petróleo no se recupere es muy difícil que los precios bajen en el mediano o en el corto plazo. El efecto del precio del petróleo sobre el peso colombiano es aún mayor.

Es mejor hacernos a la idea de que esa es la nueva realidad. Estamos bajo una economía de revaluación. Las cosas cambiaron y volvieron a ser como eran hace 10 años.

Además, la economía no está mal. En el área somos el segundo país con mejor pronóstico de crecimiento.

Con la inversión en obra pública que el Gobierno está obligado a hacer, eso va a reactivar la economía definitivamente.

¿Qué novedades tiene la marca para el 2015?

Nosotros lanzamos para el mes de abril nuestra nueva Sorento Trusk, una camioneta de alta gama. Estamos teniendo una buena aceptación.

En el tercer trimestre del año estaremos lanzando nuestra Gran Sedona. Es un vehículo absolutamente nuevo y renovado al modelo anterior. Son vehículos que ya vienen con un nivel de suspensión, comparables con los vehículos de alta gama.

Creo que con esos dos productos estamos ofreciendo vehículos de alta calidad y confort.

¿Los colombianos estamos preparados para vehículos de alta gama?

Yo creo que los colombianos gustan muchos de las camionetas y nuestro propósito sería que muchos de los clientes que están acostumbrados a carros rudos tengan la oportunidad de explorar estas nuevas alternativas.

Estoy seguro que vamos a tener muchísimos clientes que se van a cambiar de las marcas tradicionales, porque realmente el placer de conducción supera todo lo que se ha hecho hasta ahora.

Además son vehículos que vienen hechos para otras topografías. En Kia antes de lanzar un vehículo hacemos pruebas, justamente para el área andina para que nuestros carros se adapten a los terrenos de la región.

El motor va a estar a la altura de la condiciones de la zona. Desde el punto de vista de la resistencia son vehículos que no por ser finos y confortables se van a comportar de una manera inferior a lo esperado en camionetas.

Yo creo que definitivamente tenemos propuestas muy interesantes.

¿Cómo les fue el año pasado?

Terminamos el año vendiendo 31.600 unidades. Digamos que en la historia del país solo tres marcas hemos logrado superar las 30 mil unidades en un año y a nosotros nos tocó el año pasado esa oportunidad.

Gracias al Salón del Automóvil superamos las 3.000 unidades mensuales desde noviembre. Eso fue muy importante. Conservamos nuestra tercera posición en la industria automotriz que ya habíamos logrado en el 2013 y ampliamos la diferencia con el cuarto puesto.

La marca se ha tomado ampliamente el segmento de taxis…

Claro. Si usted se va a países europeos no cabe duda de que los taxis son de marcas consideradas como las mejores.

Para ser exitoso en el mercado de los taxis uno necesita varias cosas: Desde el punto de vista del producto tiene que ser confiable, que tenga una mecánica de mantenimiento económica, un producto que sea altamente durable y eso genera un voz a voz de un segmento cerrado, muy rápido.

Cuando otras marcas intentan entrar al mercado de taxis se topan con la cruda realidad o que consumen mucho combustible o que los repuestos son demasiado costosos o que simplemente el vehículo no es lo suficientemente cómodo como lo que le gusta al conductor o al cliente.

Este hecho nos permite demostrar que tenemos vehículos de altísima capacidad de desempeño y de total confiabilidad en términos de mecánica y funcionalidad.

Por qué las marcas de carros tienen los ojos puestos en el mercado colombiano ¿No se supone que la economía se está desacelerando y esto puede ser riesgoso para las marcas?

El mayor potencial que tiene Colombia comparado con otros países de la región es su capacidad de crecimiento, es decir cuando uno mira el indicador del número de vehículos por cada 1.000 habitantes, Colombia es uno de los países más eficientes de la región.

Todo fabricante de vehículos mira a Colombia como un país importante dentro de Suramérica, por encima de Perú y Chile, menos Brasil porque allá se producen.

¿Cuál será la apuesta de Kia a futuro?

Estamos conversando con la planta porque nos gustaría presentar las primeras unidades eléctricas para venta.

Yo creo que vamos a ser la primera marca en el país en poner un vehículo eléctrico a rodar de forma natural con clientes reales.

Ya hay la primera estación de carga en Unicentro. La marca tiene un interesante propuesta de para el mediano plazo. Para el 2018 se habla de un portafolio renovado en nuestros productos.

Javier Acosta
Portafolio.co