Derechos fiduciarios, una opción para invertir

La inversión en derechos fiduciarios inmobiliarios es una excelente alternativa para aquellos que no cuentan con una alta suma de dinero para comprar locales y negocios.

Alejandro Castañeda, Gerente de Acci, empresa especializada en consultoría inmobiliaria.

Archivo particular

Alejandro Castañeda, Gerente de Acci, empresa especializada en consultoría inmobiliaria.

Empresas
POR:
agosto 29 de 2014 - 12:52 p.m.
2014-08-29

Aunque la compra de derechos fiduciarios no es un modelo nuevo en hoteles y locales comerciales, su uso se ha extendido a otras opciones como centros comerciales, centros industriales y empresariales, y hasta centros médicos.

“Un derecho fiduciario es un instrumento de inversión a través del cual un inversionista adquiere un derecho o participación sobre un conjunto de bienes llamado fideicomiso, el cual es administrado por una entidad denominada fiduciaria; el inversionista, al convertirse en beneficiario de una participación en el fideicomiso, comenzará a recibir una participación sobre las utilidades o rentas que genere el inmueble una vez este entre en operación”, explica Alejandro Castañeda, Gerente de Acci, una empresa especializada en consultoría inmobiliaria, con experiencia en inversión en finca raíz.

No todos los derechos fiduciarios son iguales y como en cualquier inversión, se deben tener en cuenta varios elementos. Aquí algunos consejos que le pueden ser útiles si decide invertir en un derecho fiduciario.

Hoteleros: Son los derechos fiduciarios más conocidos pero los que menos tienen que ver con el negocio inmobiliario.

A la hora de invertir se debe tener en cuenta que el resultado de la inversión dependerá básicamente de la experiencia y eficiencia del operador hotelero; la edificación aunque debe tener un diseño acorde al uso que se le va a dar, solo es un elemento más que conforma el hotel.

Igual de importante es evaluar el porcentaje de ocupación que ofrece el promotor hotelero, su eficiencia en otros proyectos similares y las condiciones de cambio del operador si las cifras ofrecidas se alejan mucho de la realidad en el momento de la operación.

Centros comerciales: La rentabilidad en este tipo de derechos la determina el valor de los arrendamientos de los locales que lo conforman y otras actividades del centro comercial susceptibles de aprovechamiento económico como publicidad, eventos, góndolas, entre otros.

Al invertir, se debe estudiar la localización del centro comercial, los valores de arriendo estimados por el promotor y compararlos con los valores de arriendo para este tipo de inmuebles, la experiencia del promotor del proyecto en este tipo de proyectos, la inmobiliaria que va a administrar los contratos de arrendamiento y la compañía que va a administrar las zonas comunes del centro comercial.

Proyectos industriales y empresariales: En este tipo de proyectos la rentabilidad va ligada a la renta que en este caso generen las bodegas y oficinas que lo conforman.

Antes de realizar esta inversión, se debe estudiar la localización del complejo industrial ofrecido, los valores de arriendo estimados por el promotor del proyecto, compararlos con los valores de arriendo para este tipo de inmuebles en el sector y finalmente conocer la inmobiliaria que va a administrar los contratos de arrendamiento.

Proyectos médicos: Son derechos en los que se participa de la rentabilidad producida por el arrendamiento de los consultorios y el parqueadero; en algunos casos se involucra también el producido de otros servicios complementarios a la actividad como salas de cirugía y demás servicios médicos; caso en el cual la experiencia del operador del centro médico debe ser evaluada en detalle.

“Para cualquiera de los casos mencionados anteriormente, es importante destacar que este tipo de proyectos va dirigido especialmente a personas interesadas en tener una renta mensual estable y segura; igualmente es importante resaltar que la valorización inmobiliaria siempre irá ligada a la productividad del inmueble, razón por la cual las inmobiliarias y los operadores deben ser cuidadosamente estudiados”, concluye Alejandro Castañeda, presidente de Acci.