DHL tendría listo su modelo de camión eléctrico en el 2018

El CEO de la empresa para los países de habla hispana de América del Sur asegura que la inversión de Colombia en infraestructura ha sido muy pobre.

Alberto Oltra

Alberto Oltra, CEO para Suramérica de habla hispana de DHL Global Forwarding.

Cortesía DHL

POR:
Portafolio
julio 30 de 2017 - 06:55 p.m.
2017-07-30

En un momento en el que cada vez son más empresas las que les apuestan a vehículos ‘verdes’, la empresa líder de transporte DHL no se quedará atrás. En alianza con Ford, desarrollará su propio camión eléctrico de 0 emisiones, el cual espera tener listo para el 2018.

Así lo afirmó Alberto Oltra, CEO para Suramérica de Habla Hispana de DHL Global Forwarding (SSA), quien destacó que Colombia será la ‘joya de la corona’ para la empresa en los próximos años, pero destaca que el país debería invertir más en infraestructura.

Lea: (DHL amplía la conectividad entre Colombia y EE. UU.).

¿Cómo les ha ido en Latinoamérica?

La posición de DHL en la región, como experto en transporte, es de liderazgo en carga aérea y marítima en los países de habla hispana y el crecimiento en los últimos 5 o 6 años ha sido espectacular. Cabe destacar que la crisis de los commodities nos afectó, ya que encareció las importaciones, pero hizo más competitivo a los países en exportación

¿En qué segmentos son más fuertes?

Nuestros sectores más fuertes son la ingeniería de manufactura, retail, automotriz, en el que Colombia y Argentina son líderes, y ahora estamos impulsando el health care, un mercado con productos que necesitan un transporte de calidad, ya que un error tiene consecuencias devastadoras. Además, nos estamos metiendo en el e-commerce, que es el único sector que ha crecido a dos dígitos de forma consistente. Si no estamos ahí, tendremos consecuencias graves para liderar el mercado.

¿Qué soluciones ofrecen en este segmento?

Lo que estamos intentando hacer es el B2B2C, es decir, que acercamos al consumidor todos los productos pero no individualmente, sino que se tienen bodegas cerca del cliente final. Así, se importa y se almacena para que, en el momento de la compra, el producto ya esté en Colombia y la última milla la realiza la división especializada. Creemos que este es un mercado con gran potencial para nosotros.

¿Por dónde pasan los planes de DHL?

Si hablamos del e-commerce, estamos haciendo una expansión importante y ya estamos en México y Chile, y tenemos operaciones en Brasil y Colombia. Sin ir más lejos, en el país ya tenemos 2 bodegas de 5.000 metros cuadrados. Tenemos que subirnos a esa ola con soluciones integrales, ya que el crecimiento es exponencial. No hay otra empresa que pueda dar el servicio desde el proveedor hasta el cliente.

¿Y más allá del ‘e-commerce’?

Nuestro foco es dar valor a la cadena. Por ejemplo, vemos necesidades en el sector farmacéutico y una gran demanda de soluciones en seguridad. Es por esto que también nos enfocamos en dar un mayor seguimiento y control, y ser más eficientes, para lo cual estamos haciendo grandes inversiones.

¿Qué potencial tiene Colombia para DHL?

Colombia dentro del SSA es el país más grande y tiene la particularidad de contar con varias ciudades importantes y dos grandes puertos. Tiene un potencial logístico enorme para dentro del país y para la región; ya tenemos 100.000 metros cuadrados de bodega, damos soluciones como hubs para Panamá y el norte, etc. Sin duda, es un foco de inversión importante y será la joya de Sudamérica en los próximos 2 o 3 años.

¿Cuáles serán sus próximas innovaciones?

Trabajamos mucho en mejorar las emisiones de carbono, y en el 2050 queremos ser una empresa con 0 emisiones. Estamos invirtiendo en vehículos electrónicos e intentamos hacer uno patentado por DHL que sea eléctrico.

¿En qué consiste el vehículo?

DHL ha firmado una alianza con Ford para producir 2.500 E-vans para antes de que finalice el 2018. Basándose en el chasis de la Ford Transit y en un sistema de baterías, se espera poder reducir las emisiones de nuestra flota de camiones de reparto. Esto es complementario a nuestra Street Scooter que ya está en funcionamiento: tenemos más de 2.500 ya transitando en Alemania y se espera producir unas 20.000 al año. Este vehículo es de dimensiones más pequeñas que la E-van, pero cumple el mismo objetivo de 0 emisiones de CO2.

¿Qué crecimiento esperan?

Hoy crecemos un 8% en la región, y Colombia está en un avance de 9 o 10% en aéreo, y un poco menos en marítimo, pero la meta es llegar al 10% anual.

¿Comparten las críticas a la infraestructura del país?

La aérea ha mejorado, pero pensamos que por las características del país la inversión en infraestructura es indispensable, la eficiencia para los desplazamientos terrestres tiene que aumentar y lo cierto es que la inversión ha sido muy pobre. Pensamos que se debería prestar más atención a esto y ‘ojalá se haga, ya van muchos años con lo mismo.

¿Qué beneficios traería una red más optimizada?

El tiempo de tránsito y almacenaje se reduce a la mitad, necesita menor espacio de bodega, se pueden hacer transportes mayores, etc. La logística es una parte importante del costo, pues cuando se reduce, se hacen más competitivos y producen beneficios para todos. Esto no es un costo, sino una inversión; se lleva muchos años hablando, pero no se acaba de ejecutar.

¿Hay problemas en la infraestructura marítima?

Nosotros no tenemos problemas en temas portuarios. Sí que es cierto que cada vez los barcos son mayores y por eso pedimos que estos se tienen que actualizar para absorber los mayores tamaños. Colombia no es el puerto más eficiente, pero tampoco es de los peores.

¿Qué cifras muestran su liderazgo?

Movemos 140.000 contenedores en la región, tenemos unos 150.000 metros cuadrados de bodega, 2.000 empleados y nuestra facturación de los 6 países de habla hispana es de unos US$400 millones.

¿Qué importancia tiene cada tipo de transporte?

Hoy, tenemos una participación equilibrada, más o menos del 50% en aéreo y 50% marítimo, mientras que el 70% es importación y el 30% exportación. Además, Colombia es el 30% del negocio de la región. Un tema interesante es la tendencia a que cada vez más mercancías se pueden transportar por barco, gracias a la tecnología. Antes era 60% del total a través del aéreo, pero ahora se está igualando. Y la diferencia en precios es de 15 o 20 veces menor.

Rubén López Pérez

Siga bajando para encontrar más contenido