Cada día la competencia nos mejora: Falabella

El presidente de la cadena en Colombia habla de sus planes, del papel de los clientes y del clima de negocios.

Rodrigo Fajardo, presidente de Falabella Colombia.

Juan Pablo Rueda

Rodrigo Fajardo, presidente de Falabella Colombia.

POR:
octubre 12 de 2013 - 01:40 a.m.
2013-10-12

Rodrigo Fajardo anunció en Cali la construcción de su tercera tienda en esta ciudad, que será la más grande. Ocupará 9.000 metros cuadrados, dentro del World Trade Center que ya se desarrolla. En su nueva tienda el grupo chileno invertirá 10 millones de dólares. En cuatro años, la meta es duplicar el número de tiendas en Colombia.

¿Cuál es el secreto de Falabella para que la gente ande con una bolsa verde por todo el centro comercial?

El secreto es nuestra orientación al cliente. Falabella tiene 110 años y siempre el foco ha sido el cliente y, dentro de él, la mujer y la moda. Nuestro secreto es que la persona venga y se vaya feliz con su bolsa verde. Que dentro de ella lleve un sueño hecho realidad; un producto a precio conveniente, de última generación y que tenga acceso a él. Antes de que llegara Falabella, los productos de alta gama probablemente en Colombia no eran asequibles para toda la población. Hoy día sí lo son y la competencia ha generado que, al final, los consumidores sean los grandes ganadores.

Aparte de la gran tienda de Cali, ¿qué otras están en sus planes de expansión?

Estamos en siete ciudades y abriendo el próximo año en Ibagué y Cali; el año siguiente, en Manizales, Cartagena, Barranquilla con una segunda tienda, y así vamos a ir poblando el país y las ciudades intermedias, que es lo que los clientes nos piden.

¿Cuánto tienen proyectado invertir?

Estamos pensando invertir 200 millones de dólares en los próximos cuatro años y duplicar el número de tiendas. Tenemos 15; pensamos llegar a 30 y, probablemente, triplicar la venta que tenemos hoy día.

¿Cuántos empleos se generarán?

Cada tienda genera 300 empleos directos e indirectos, más o menos la misma cantidad.

¿Cuánto crecerán este año en Colombia?

Debemos vender alrededor de 700 millones de dólares este año.

Atrás de un chileno que llega, siempre llega la competencia.

Es cierto y eso es lo bueno. La competencia es la que nos ha hecho cuestionarnos día a día cómo ser mejores y más competitivos y eso, a la vez, nos ha permitido enfrentar cara a cara a marcas multinacionales como Forever 21, H & M, el grupo Zara. Competimos de igual a igual con ellos, y lo hacemos gracias a que, desde el inicio de nuestra historia, hemos tenido competencia muy sana y profesional que nos ha permitido ir reinventándonos cada vez, siempre pensando en el consumidor y tratando de ser cada días más fuertes.

¿Cómo se sienten en el país, siete años después?

Muy contentos. El grupo Falabella piensa que Colombia es el principal motor de crecimiento de Suramérica. Este país era bastante desconocido para el resto hace 10 o 15 años atrás. Hoy día, cuando pudimos llegar a conocerlo nos dimos cuenta de que era un potencial gigantesco. Tiene 46 millones de habitantes, grandes consumidores, disciplinados, buenos pagaderos y les gusta vestirse bien.

Pero algo debe preocuparles.

No podemos crecer tan rápido. Quisiéramos crecer mucho más rápido todavía.

¿Qué impide ese crecimiento?

Cuando invertimos en una tienda tendemos a ir en los centros comerciales porque generamos polos de comercio. Pero para poder entrar necesitamos que ese centro se desarrolle y, como son tan grandes, 90.000, 100.000 metros cuadrados, requieren de permisos, análisis del impacto vial, temas ambientales. Cada centro comercial demora dos o tres años desde que se concibe la idea hasta que termina de desarrollarse, y tenemos que esperar ese tiempo.

¿Toda esa tramitomanía solo la experimentan aquí?

Es igual de complejo. La diferencia es que en Colombia, cuando uno va a un centro comercial, hay información de los dueños de los terrenos y la legislación y la estabilidad jurídica hace que una vez que uno invierte no tenga problemas en 10 años. Esa es la gracia de Colombia, que tiene potencial y tiene seguridad.

Gloria Arias

Redactora de EL TIEMPO

 

Siga bajando para encontrar más contenido