Cada día de paro le cuesta US$1,5 millones a Cerro Matoso

Cada jornada equivale a $250 millones menos en regalías y $120 millones en renta. En compras y servicios se dejan de invertir $2.000 millones. Ricardo Gaviria Jansa, presidente de Cerro Matoso, explica causas y consecuencias de este paro que ya deja pérdidas por $11.000 millones.

Los trabajadores se oponen al cambio en los turnos.

Archivo particular

Los trabajadores se oponen al cambio en los turnos.

Empresas
POR:
abril 19 de 2015 - 08:45 p.m.
2015-04-19

Desde el pasado martes por la noche el acceso a la mina y la planta de Cerro Matoso, complejo productor de níquel operado por BHP Billiton, está bloqueado por un paro de trabajadores de uno de sus dos sindicatos.

La razón de la protesta, el cambio del esquema de turnos de ocho horas diarias, por uno de doce horas. Sintracerromatoso, la organización que declaró la huelga, dice que esta medida es ilegal, que afecta la salud de los trabajadores y que viola la convención colectiva de trabajo. Cerro Matoso dice que no.

Y mientras se dirime la discusión el país ya ha perdido 11.850 millones de pesos en regalías, pagos de impuestos de renta y en contratos de servicios, suministros y compras de la empresa a firmas locales, en cinco días de huelga.

El presidente de la sexta mayor productora de níquel del mundo, y la más grande de América Latina, Ricardo Gavira Jansa, explica su visión de lo que está pasando en la compañía.

Cuál es la situación actual de las plantas, ¿están totalmente apagadas?

Nuestro negocio se compone básicamente de una mina y una planta procesadora. El corazón de esa planta son los dos hornos eléctricos, ninguno se puede apagar porque se destruyen. Entonces hoy lo que estamos haciendo es bajando la potencia a esos hornos de forma gradual para garantizar su integridad. Esto lo estamos haciendo con nuestro personal directivo y algunos trabajadores.

¿Qué está pasando con el paro?

El acceso a la planta está bloqueado, el sindicato Sintracerromatoso no permite el ingreso de los trabajadores. Este grupo está promoviendo este cese ilegal de actividades por el cambio en el esquema de turnos.

Este nuevo modelo hace parte de una agenda de productividad, que es lo que requiere la empresa para mantenerse y para que sea sostenible ante el bajo tenor de níquel de la mina y los bajos precios del mercado internacional.

¿En qué consiste el cambio de turnos?

Ha habido desinformaciones y mentiras respecto a esto. Primero que todo, está dentro de los acuerdos que tenemos de la última convención colectiva de trabajo, en la que dice que los trabajadores deben trabajar un promedio de 42 horas (semanales). Con el turno tradicional que hemos tenido de 8 horas al día un trabajador trabaja 273 días al año, con el nuevo esquema el trabajador trabaja 182 días, la mitad del año, pero trabaja 12 horas (diarias). En ambos casos se trabaja 42 horas semanales y los ingresos son exactamente iguales.

¿Y cómo es que este cambio de turno favorece a la productividad de la empresa?

Por ejemplo, si en 24 horas tienes tres turnos de ocho horas, tienes que hacer 3 cambios de turno por cada 24 horas, en esos cambios se pierde tiempo y producción y por ende productividad. Con los turnos de 12 horas hay solo dos cambios de turno. En general lo que hacemos es aumentar la capacidad de producción que tiene la planta, que se pueda sacar el máximo de materia con lo que tenemos. En los dos turnos se necesita el mismo número de personas.

¿Bajo qué argumentos dicen ustedes que el paro es ilegal?

Para que una huelga sea legal se requieren varias condiciones, lo dice la ley. Se requiere que estemos dentro en una negociación colectiva, que haya un incumplimiento grave por parte de la empresa en sus compromisos laborales, ninguna de estas dos condiciones se han dado.

Y el otro punto importante es que para que en ese contexto un sindicato pueda votar una huelga en una asamblea tiene que ser mayoritario. Y no es el caso de Sintracerromatoso, porque no tiene la mitad más uno de los trabajadores de la empresa.

¿Buscarán que se declare ilegal el paro?

Nosotros hemos pedido acompañamiento del Ministerio de Trabajo, también hemos solicitado la ayuda del Ministerio de Defensa para que nos acompañen en esto, porque tenemos que garantizar la seguridad para nuestros trabajadores, nuestros contratistas y nuestras instalaciones. La decisión sobre la ilegalidad o la legalidad del paro está en manos de la justicia ordinaria.

¿Habrá un proceso en un tribunal?

Sí, tenemos que ir ante la justicia ordinaria. Pero ante una situación como esta se requiere agilidad, no creemos que la declaratoria de ilegalidad del paro se resuelva en un corto plazo, desafortunadamente.

¿Se han presentado disturbios en la zona?

Tuvimos un evento desafortunado pero sin consecuencias, por eso hemos solicitado la presencia de las autoridades.

¿Cómo afecta este paro económicamente a la empresa?

Estamos valorando todos los números. Pero, por ejemplo, los costos fijos nuestros son de 1.500 millones de pesos, esa plata la estamos usando sin tener ningún gramo de níquel.

En el caso de lo que reciben de regalías, el país deja de percibir alrededor de $ 250 millones al día, $120 millones de pesos en impuesto de renta, y en contratos, servicios, compras y suministros se dejan de recibir $ 2.000 millones.

Nosotros producimos cada día 115 toneladas de níquel, que si le ponemos el precio de hoy 12.500 dólares la tonelada, a nuestros accionistas les dejan de entrar en caja 1,5 millones de dólares por día.

¿Se ve una pronta solución?

Bueno, no hay que esperar a que se declare un cese ilegal para que se levanten los bloqueos y se pueda reanudar la operación. Por eso estamos haciendo un llamado al diálogo.

Yo creo que la mejor manera de discutir estas cosas es cuando ambos estamos en un plano racional, responsable.

Tenemos claro que estos cambios de turno le generan beneficios a la compañía y a la gente, pero lo que nos preocupa es que no sabemos qué acciones ocultas hay en estas actuaciones, no entendemos por qué el sindicato se mantiene en estas posiciones con desinformación y, en algunos casos, con mentiras.

LA MÁS GRANDE

Cerro Matoso es propiedad de BHP Billinton y es considerada la mina a cielo abierto más grande del continente en operaciones de ferroníquel y es la cuarta en el mundo.

El mineral es usado como un componente de varias aleaciones, de las cuales los aceros inoxidables son los más comunes.

De otra parte, en diciembre del 2013, el Gobierno extendió el contrato de Cerro Matoso hasta el 2029. Como BHP Billinton propuso una escisión para formar una entidad que se haga cargo de sus activos de metales básicos, Cerro Matoso será transferida a esa compañía, denominada South32.

Nohora Celedón
nohcel@portafolio.co