A una de cada diez empresas le gusta el teletrabajo

Según una encuesta, la mitad de las grandes empresas consultadas ha comenzado a aplicar el modelo del teletrabajo. Se trata de un sistema que contribuye a aumentar la productividad.

A una de cada diez empresas le gusta el teletrabajo

Archivo Particular

A una de cada diez empresas le gusta el teletrabajo

POR:
septiembre 14 de 2013 - 02:26 a.m.
2013-09-14

En Bancolombia, una de la entidad financieras más grande del país, hay 500 personas cuyo menor tiempo de trabajo transcurre, justamente, dentro de la empresa.

Pero esta es apenas una de las grandes firmas nacionales que le están apostando a esta modalidad de trabajo remoto, conocida como teletrabajo, y que tiene su día clásico el próximo lunes 16.

Cifras del propio Gobierno indican que el 9 por ciento de las empresas del país ha implementado esta modalidad en alguna medida.

Las más avanzadas son las grandes, de acuerdo con una encuesta que hizo la consultora Mercer con 106 clientes que muestra que por lo menos la mitad de ellas se ha incorporado a la nueva onda.

El sector que más penetración es tiene en el químico-farmacéutico y agroindustrial, en el que el 65 por ciento de los empleados ha tenido alguna experiencia de teletrabajo; sigfuen los de productos de consumo masivo y telecomunicaciones (50), la industria manufacturera y de servicios (33) y el sector energético (22 %).

Hasta ahora, el teletrabajo se ha aplicado como un factor del salario emocional y en la modalidad suplementaria, que combina días de trabajo virtual con jornadas y reuniones presenciales.

“En Bogotá, por ejemplo, en donde los trancones son diarios, que a la gente le permitan trabajar desde su casas en días de ‘pico y placa’ es un beneficio que se aprecia mucho”, anota Juliana Tobón, directora de Mercer en Colombia.

CRECIMIENTO A BAJO COSTO

Pero el teletrabajo también se puede realizar desde un parque, un club o mientras un padre pasea con su familia. Se ha demostrado que esto aumenta la productividad y puede ser una herramienta de inclusión de sectores como los limitados físicos o las madres lactantes. Para los empresarios, quizás el mejor incentivo es que les permite crecer sin aumentar su infraestructura física.

No obstante, un estudio que hizo el Gobierno en el 2012 concluyó que muchas empresas no aplicaban el modelo por falta de conocimiento y capacidad. Por eso se creó una comisión en la que participan los ministerios de Trabajo y de las TIC con la Corporación Colombia Digital, que desde julio pasado está asesorando gratis a empresas y personas.

El fin es meterle ‘el acelerador’ al tema. Ya hay 60 entidades en el proceso y se han capacitado 700 personas –entre empresarios y funcionarios–. Las mayores inquietudes se dan en tres campos: la tecnología a implementar, lo legislativo y los cambios en la administración del personal, según Adriana Molano, coordinadora de la comisión.

Por otra parte, el Ministerio de Trabajo expidió el Decreto 884 del 2012, que reglamenta la Ley 1221 y contiene una guía de teletrabajo. Las Administradoras de Riesgo Laboral (ARL), por su parte, redefinieron las condiciones de la protección que ofrecen y el concepto de accidente de trabajo, de acuerdo con la movilidad de los trabajadores a distancia.

En total, 50 empresas han firmado un pacto por el teletrabajo y en noviembre se unirán otras, lo mismo que los ministerios del alto gobierno.

“Se han triplicado las conexiones y la fibra óptica está llegando casi al 90 por ciento de los municipios; por eso y otras cosas se puede decir que existen todas las condiciones”, recalca Molano.

Aún así, la directora de Mercer en Colombia anota que falta cambiar el chip, pues muchos empresarios todavía creen que sus empleados rinden solo si tienen a alguien vigilándolos, lo cual no es cierto si se evalúa el cumplimiento de metas. Y aunque existen softwares que permiten un control online de horarios y resultados en tiempo real, el director de Desarrollo de Negocios y Estrategias de Mercer para Latinoamérica, Sebastián Bonillas, enfatiza en que lo fundamental es la confianza entre patrono y empleado.

SINDICALISTAS NO SE OPONEN PERO ALERTAN SOBRE RIESGOS

El analista para temas laborales de la Escuela Nacional Sindical (ENS) Carlos Julio Díaz, aclara que hoy día es imposible ponerse en contra del teletrabajo, porque es una corriente con mucha fuerza en el mundo, como consecuencia de la aplicación de las tecnologías. No obstante, indica que hay que regular el teletrabajo autónomo, que diluye en alguna medida la relación laboral. Además, advierte sobre ciertos riesgos que origina, como el estrés, el sedentarismo, el aislamiento social y la posible pérdida del sentido de pertenencia, debido a que el empleado no tiene una relación tan directa con la empresa. También, teme que se aumente la exigencia en cumplimiento de objetivos y que esto lleve a aumentar la jornada laboral. Fuentes del Gobierno indicaron que el teletrabajador debe continuar con todos los derechos y condiciones del trabajador presencial.

DOS ENTIDADES QUE SE LA JUEGAN POR EL NUEVO MODELO

Bancolombia ya está en etapa de masificación mientras que la Gobernación de Antioquia hace pruebas para aplicar el teletrabajo.

La apuesta de Bancolombia por el teletrabajo es tan a fondo que tiene en su estructura a una persona especialmente para el tema, con cargo de gerente.

Esta es Liliana Mejía, quien cuenta que el proceso viene desde el 2011, cuando empezaron a estudiar los casos de otras empresas que lo estaban aplicando. A principios del 2012 iniciaron la prueba piloto con 50 trabajadores: 20 móviles y 30 suplementarios –que combinan el trabajo remoto con el presencial–, y resultó exitosa, por lo cual ya están masificando el modelo con 420. La aspiración es subir a 500 en octubre.

“El principal factor de éxito es que exista una relación con los empleados basada en la confianza”, recalca Mejía.

Lo claro es que ha aumentado la productividad, pero esta varía por áreas: “En Bogotá teníamos gente que visitaba dos clientes por día, y pasó a cuatro. Y los abogados hoy hacen un trabajo de mayor concentración que cuando estaban en el edifico porque las múltiples reuniones no se los permitía”.

En la Gobernación de Antioquia, la jefe de Personal, Margarita Arteaga, explica que el teletrabajo fue puesto en el Plan de Desarrollo como estrategia de mayor eficiencia. En el momento avanza la prueba piloto con 44 personas, principalmente técnicos y profesionales de la Gerencia de Municipios y de la Secretaría de Salud.

Y aunque el proceso va hasta final de año, han observado que uno de los retos será cómo evitar que pierdan sentido de pertenencia y cómo superar la sensación de los empleados de que sus trámites se demoran más que cuando estaban en las oficinas de La Alpujarra.

En ambos casos, Bancolombia y la Gobernación asumen los costos de internet y telefonía para implementar el modelo.

Néstor Alonso López

Redacción de Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido