‘El diseño es la punta de lanza de la innovación’

Gustavo Gelli, presidente de Abedesing, revela cómo en Brasil trabajan para catalizar el crecimiento de su industria creativa en mercados internacionales y por qué este debería ser un sector prioritario para impulsar el desarrollo de un país.

Gustavo Gelli, presidente de Abedesign

Archivo particular

Gustavo Gelli, presidente de Abedesign

POR:
noviembre 29 de 2013 - 11:50 p.m.
2013-11-29

Gustavo Gelli es un artista; sin embargo está al frente de la industria de diseño más grande de Latinoamérica: la de Brasil, una potencia que se prepara para conquistar el mundo. Desde la presidencia de Abedesign, una entidad adscrita a Apex (la agencia que promueve las exportaciones del país de la zamba), Gelli ha logrado catalizar el éxito de este sector, que vende 500 millones de dólares anuales.

En el marco de la semana del diseño, celebrada en São Paulo, Gelli habló con Portafolio acerca del secreto del éxito del diseño brasilero.

¿Qué hace Abedesign?

Fue creada en el 2005 para atender las demandas en el mercado del diseño brasileño, que en ese momento era una actividad bastante frágil. En el 2006, hicimos un convenio con Apex y conseguimos representatividad ante el Gobierno brasilero. Actualmente, el diseño de Brasil hace parte de la economía creativa, estamos bajo la sombrilla del Ministerio de Cultura y a través de la Secretaría de Economía Creativa conseguimos colocar algunos pedidos importantes, como beneficios tributarios. El Gobierno comenzó a reconocer al diseño como una herramienta estratégica para la innovación y el impulso de la competitividad nacional. Nuestra industria se está estructurando de una forma bastante rápida.

¿Por qué el diseño es relevante para una economía?

El diseño es la punta de lanza de la innovación. Me refiero a un diseño estratégico, que no necesariamente se limita a la entrega de un producto, un material gráfico, un proceso o embalaje, sino lo que precisa la empresa.

¿Cómo está la industria del diseño en Brasil?

Estimamos que el mercado tiene aproximadamente 1.000 empresas y una facturación anual en torno a los 500 millones de dólares. La probabilidad de que aumente el número de compañías y las ventas está completamente ligada al aumento de productividad y competitividad de Brasil.

¿Cuáles son sus fortalezas para competir a nivel internacional?

El diseño brasileño tiene las mismas cualidades que las de cualquier país; desde el aspecto de la entrega creativa y la entrega técnica, no somos inferiores que ningún país del mundo. Sin embargo, Brasil tienen una condición con la que pocos mercados en el mundo cuentan y es la cultura diversa, lo que suma una capacidad de interpretación a las necesidades de un cliente.

¿Cuánto está exportando esta industria y cuáles son sus mercados prioritarios?

No hay cifras oficiales, pero creo que deben ser menos de 20 millones de dólares. América Latina, con certeza, es un mercado importante para nosotros; también queremos exportar a países europeos, como Inglaterra, donde el diseño es muy bien valorado.

¿Cómo ve el mercado colombiano?

Es muy relevante en este momento. A través del proyecto Interagencia estamos conectando empresas de ambos países; aunque entendemos que debemos impulsar el diseño brasileño en Colombia, tenemos un convenio para atender empresas colombianas que quieran venir a Brasil y viceversa. Es algo muy interesante, ya que si una compañía colombiana se establece aquí, no conoce las regiones de Brasil, sus particularidades, la lengua, y a nosotros no pasa lo mismo en Colombia.

Ustedes son el país más premiado en Latinoamérica. ¿Cuál es el secreto?

Yo le pregunto, ¿cuánto aplican los demás países para ganar premios internacionales de la industria? Brasil aplica, tenemos un subsidio del Gobierno para eso, ya que de otro modo las agencias pequeñas de diseño jamás podrían acceder a estos galardones porque la inscripción es muy costosa; esa puede ser una de las posibles causas. Ahora, el diseño brasileño es muy bueno, tiene muchas cualidades. No puedo decir mucho del diseño colombiano porque acá no lo conocemos.

¿Qué otras cosas hacen para apoyar al sector?

Estamos tratando de crear un pensamiento crítico respecto a la inserción del diseño en la innovación, lo que es fundamental y el próximo paso. Además, estamos capacitando a los empresarios del diseño para entregarles conocimiento empresarial, porque ellos son artistas, no empresarios.

Cristina Bustamante

Enviada Especial São Paulo

Siga bajando para encontrar más contenido