‘Dos años productivos en Camacol’

La presidenta saliente del gremio cuenta cómo fue su paso por el sector.

Archivo Portafolio.co

Martha Pinto de De Hart

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 14 de 2011 - 12:15 a.m.
2011-05-14

 

 

Los dos últimos años para el sector de la construcción han sido buenos, en medio de presagios de adversidad. 

En el 2009 se esperaba una caída hasta de 20 por ciento en las ventas y los bancos creían que iban a tener una fuerte reducción en los desembolsos de crédito hipotecario.

Sin embargo, las medidas que tomó oportunamente el Gobierno cambiaron el panorama. Ese año terminó mejor de lo esperado. Sin duda, el subsidio a la tasa de interés impulsado en abril del 2009 por el Gobierno para los créditos destinados a la adquisición de vivienda nueva generó un efecto positivo, pues dinamizó la demanda por vivienda.

Por primera vez en Colombia se ofreció un subsidio a la clase media y se les entregó optra opción a los estratos más bajos, lo que permitió reactivar el proceso productivo. Igualmente, se redujeron los inventarios acumulados que se venían presentando en viviendas diferentes a las de interés social, condición previa para la reactivación de la actividad constructora.

Paralelamente, en el interior de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) realizamos un interesante ejercicio de planeación estratégica entre el 2009 y el 2010, revisamos los modelos de política de vivienda en América Latina y junto con el análisis de la experiencia del subsidio a la tasa de interés, creamos un modelo conceptual que sirvió de referente para la construcción de la propuesta de política de vivienda del Gobierno.  

Macroproyectos y gestión de suelo 

Para contrarrestar la falta de tierra se crearon los macroproyectos de interés social.

Por fortuna, la Corte Constitucional reconoció la efectividad de esta figura para la construcción de vivienda prioritaria; de hecho, para la modulación del fallo de inconstitucionalidad mantuvo 32 macroproyectos con  un potencial de  360.000 viviendas, aproximadamente.

Los aportes del PND parte del artículado le da importancia al sector 

Un avance para el sector es que el Plan Nacional de Desarrollo (PND) contempla temas como la definición de una nueva categoría de Vivienda de Interés Social (VIS) en proyectos de renovación urbana, la definición de un incentivo a la construcción de VIS para arriendo y el alquiler con opción de compra.

Además, está la agilización de los procesos de gestión del suelo con la ejecución de proyectos sin plan parcial.

El Plan también sugiere incentivos al otorgamiento de créditos para adquisición de vivienda a informales y las cuentas de ahorro programado que vinculen el ahorro con el otorgamiento de crédito para adquisición.

Martha pinto de De Hart

Presidenta saliente de la cámara colombiana de la construcción (Camacol).Especial para EL TIEMPO

Siga bajando para encontrar más contenido