Edificio Cantagallo ganó premio Pro Hábitat

El estado de abandono que tenía el inmueble no fue obstáculo para reciclarlo.

Archivo Portafolio.co

Resaltar el potencial arquitectónico del edificio adaptándolo a los requerimientos espaciales actuales fue todo un reto.

Archivo Portafolio.co

POR:
septiembre 03 de 2011 - 04:20 a.m.
2011-09-03

 

Luego de evaluar ocho propuestas presentadas en la categoría de Arquitectura del Premio Corona Pro Hábitat 2011, los miembros del jurado le dieron el máximo galardón a la restauración del edificio de conservación arquitectónica Cantagallo, construido por Enrique Juliao Romero en 1945, en el barrio Teusaquillo de Bogotá.

El trabajo terminado en el 2010 por los jóvenes arquitectos Sebastián Serna Hosie y Santiago Pradilla Hosie, respeta el potencial de la construcción original de 1.295 metros cuadrados construidos, donde cuatro garajes, grandes zonas de servicio y varios patios reducían el área útil. Además, no contaba con portería ni ascensor.

Según los arquitectos y miembros del jurado Lorenzo Fonseca, Iván Correa y Hernando Vargas, quien también es ingeniero, “la obra es de alta calidad, de diseño viable, pertinente e innovador, y sostenible ambiental y culturalmente”.

Algo que llama la atención del edificio –que de ocho apartamentos pasó a catorce–, fue la forma en que se reutilizaron materiales y componentes del edificio original y el cuidado que se tuvo para mantener sus características de patrimonio.

“El cuidado en cada detalleconvirtió a Cantagallo en un proyecto demostrativo, capaz de incentivar a otros para la recuperación de sectores patrimoniales con soluciones rentables de vivienda”, concluyó el jurado.

BUEN TRABAJO DE RECICLAJE Y ACABADOS

Los arquitectos de la renovación del edificio Cantagallo partieron de reciclar elementos y materiales por sus valores históricos y estéticos, pero, sobre todo, por el impacto ambiental: puertas, ventanería y manijas de bronce originales se rasparon y renovaron; también se recuperó el piso de granito fundido del espacio comunal.

LOS DEMÁS GALARDONADOS TAMBIÉN EN LA CATEGORÍA DE ARQUITECTURA

La propuesta de reutilizar los buses chatarrizables del transporte urbano para vivienda de emergencia, ideal para replicar frente a situaciones catastróficas que se presentan recurrentemente, y un bloque de hormigón de residuos y cemento ecológico reciclando materiales de desechos industriales de la zona, obtuvieron el segundo y el tercer puesto del concurso.

Según el jurado, en los demás proyectos se evidenció una gran preocupación por proponer materiales reciclables para la construcción de vivienda; sin embargo, descuidan el punto de partida de la calidad de diseño para la habitabilidad. La ingeniería también fue premiada.

Siga bajando para encontrar más contenido