EE. UU. espera traer a Colombia autopartes remanufacturadas

Las autoridades de ese país señalan que este fue uno de los compromisos establecidos en el TLC.

EE. UU. espera traer a Colombia autopartes remanufacturadas

Archivo Portafolio

EE. UU. espera traer a Colombia autopartes remanufacturadas

Empresas
POR:
octubre 15 de 2015 - 02:28 a.m.
2015-10-15

Estados Unidos estima que el mercado colombiano tiene gran potencial para crecer en las compras de autopartes, gracias a factores como la obsolescencia del parque automotor y el mal estado de las vías.

Indica asimismo que para que las exportaciones de autopartes puedan aumentar es indispensable superar barreras que aún subsisten como es el caso de la restricción a la importación de piezas reconstruidas, cuyo desmonte quedo pactado en el TLC, en el capítulo correspondientes a las reglas de origen.

Así lo consigna un documento del Departamento de Comercio, donde evalúa las posibilidades de crecimiento de sus principales renglones industriales, en los próximos cinco años, y donde se incluye a Colombia como uno de los mercados top para dichas manufacturas.

En ese sentido, se calcula que Colombia podrá vender unas 400 mil unidades de vehículos particulares de pasajeros, nuevos, en el 2019, cifra que da para considerarlo de baja demanda, ya que el promedio de consumo es apenas de 51 carros por cada mil habitantes. De ese volumen, solo un 40 por ciento será ensamblado localmente.

De ahí que un gran potencial lo ofrezca el mercado de autopartes, dada la cantidad de vehículos viejos, y el mal estado de las vías, que hacen que deban ir al taller frecuentemente, donde la mano de obra barata es un factor a favor, señala el estudio.

LO QUE MÁS SE VENDE

Rubros como la suspensión y piezas de la dirección, son de gran salida.

No obstante, anota, Estados Unidos deberá enfrentar la fuerte competencia que en este campo ejercerán proveedores muy competitivos de Brasil, Japón y China.

Adicionalmente los diversos estándares que presentan las 50 marcas y 270 modelos de carros que se venden en Colombia, en una buena proporción de origen asiático, constituyen otro obstáculo, que hace más difícil y costosa la armonización en la fabricación de las partes.

Adicionalmente, deberán esperar plazos de 5 a 10 años para el desmonte de un arancel del 10 por ciento, que rige para algunas partes y piezas.

Otro factor a favor de una mayor importación de autopartes tiene que ver con el duro futuro que las ensambladoras colombianas tendrán que enfrentar por sus bajas economías de escala, dado que en conjunto la producción local apenas alcanzó las 70 mil unidades, en el 2013.

La salida de Mazda, para atender el mercado desde México, es una muestra de ese panorama.

A esta situación se añaden las dificultades que se presentan para exportar a los países vecinos o mercados tradicionales como Venezuela y Ecuador.

El año pasado, las ventas estadounidenses de repuestos para carros a Colombia, sumaron 146 millones de dólares; mientras que las de automóviles alcanzaron los 280 millones de dólares.

COLOMBIA OCUPA EL LUGAR NÚMERO 16 EN VENTAS DE PIEZAS DE SEGUNDA 

La buena reputación de las autopartes fabricadas en Estados Unidos será, sin duda, un factor de gran peso en el incremento de las ventas, sostiene además el informe del Departamento de Comercio, que coloca a Colombia como el mercado número 16 para la venta de autopartes y número 13 para la venta de automotores, a nivel mundial.

En lo que va corrido del presente año, las ventas de autopartes habían descendido en un 8 y las de autos un 19 por ciento.

Los productores nacionales de autopartes consideran que estos productos generan un desequilibrio en el mercado local y una competencia desleal, por lo que consideran inapropiada la importación de este tipo de productos.

Germán Duque
Miami