EE. UU. exporta más arroz a Colombia. ¿Por qué?

El cupo cercano a 90 mil toneladas del grano, libre de arancel, prácticamente se cumplió entre enero y abril, estimándose que al finalizar el 2015 el volumen alcance las 285 mil toneladas.

Arroz importado

Archivo / Portafolio

Arroz importado

Empresas
POR:
septiembre 27 de 2015 - 10:45 p.m.
2015-09-27

Con ventas del orden de los 130 millones de dólares, en los primeros siete meses del año, las exportaciones estadounidenses de arroz han sobrepasado ampliamente la cuota fijada por Colombia bajo el tratado de libre comercio.

El cupo de aproximadamente 90 mil toneladas del grano, libre de arancel, prácticamente se cumplió en el primer cuatrimestre del año, estimándose que al completarse el 2015 el volumen alcance las 285 mil toneladas.

Así lo revelan las cifras oficiales y lo confirman las expresiones de júbilo del gremio arrocero estadounidense, que considera la conquista del mercado colombiano como el mayor caso de éxito entre sus recientes negocios a nivel mundial, según el testimonio del vicepresidente de promoción de UsaRice, Jimm Guinn.

“Antes del TLC apenas exportábamos a Colombia unos 5 millones de dólares anuales, ocupando el puesto 51 entre la lista de compradores”, explicó el directivo.

De acuerdo con las cifras del Departamento de Comercio, hasta el pasado mes de julio, las exportaciones de arroz al mercado colombiano contabilizaban 132 millones de dólares, frente a 62 millones del 2014.

Con ese monto de importaciones Colombia se ubica como el tercer destino más importante para las ventas del arroz estadounidense, detrás de México y Japón, desplazando a tradicionales grandes compradores como Haití, Canadá y Venezuela.

Solo unos 20 millones de dólares, de las ventas, corresponden a arroz con cáscara. El resto está compuesto por arroz blanco y variedades enriquecidas, que tienen mucho mejor precio en los mercados externos.

El gremio reveló que buena parte del éxito en Colombia se debe a la gestión directa de mercadeo en sectores como el de la hotelería.

Para el efecto ha hecho una causa común con los exportadores de pollo y aceites vegetales, que igualmente están capitalizando de la mejor manera las oportunidades que les ofrece el mercado colombiano.

UN CASO DE ÉXITO

Mientras las colocaciones mundiales del cereal, por parte de Estados Unidos, se vieron marcadas por descensos en los principales mercados, Colombia fue el único en mostrar cifras récord con un crecimiento de compras del ciento por ciento.

Marvin Lehrer, un agente promotor de las ventas del grano, dijo recientemente a un grupo de agricultores reunidos en Arkansas que el caso de Colombia es una historia de éxito rotundo, y un ejemplo de cómo los acuerdos comerciales pueden abrir nuevos y vibrantes mercados.

Germán Duque

Miami