Para Efromovich hay negocios que inician en una servilleta

Si bien le gustan las aerolíneas, el sector petrolero también es uno de sus fuertes.

Archivo Portafolio.co

Germán Efromovich

Archivo Portafolio.co

POR:
diciembre 13 de 2011 - 06:43 p.m.
2011-12-13

 

Es un experto comprando en épocas de crisis y un visionario para los grandes negocios.

Y si bien la gente identifica a Germán Efromovich como el dueño de una de las aerolíneas más grandes de la región, lo cierto es que uno de los negocios que más le atrae es el petrolero.

Es uno de los grandes inversionistas en éste y según se conoce, en Pacific

Rubiales posee 16,8 millones de acciones, que al precio de las últimas semanas representan unos 620.000 millones de pesos.

Pero sus inversiones también alcanzan al sector hotelero y acaba de crear su propia firma, Movich Hotels & Resorts la que cierra este año con 672 habitaciones en el país y que el año entrante planea cerrar con 2.500. Igualmente, tiene su dinero

puesto en la construcción naval, la producción de energía y hasta los cultivos de piña, palma africana y café.

El ‘secreto’ del éxito para este hombre, de quien dicen ha sellado muchos

de sus negocios en servilletas, es simple: trabajo. Esa ha sido su herramienta, la que ha combinado con el buen olfato para los negocios, así como con el consejo que le dio su padre un día: no poner todos los huevos en la misma canasta.

Efromovich, ingeniero mecánico, con gran habilidad para las matemáticas y para hacer cálculos, nació en 1948 en La Paz, Bolivia, pero desde los 13 años sus padres lo llevaron a Brasil, donde obtuvo

la nacionalidad brasileña y en el 2005 se nacionalizó colombiano. Sus inicios en la vida laboral lo llevaron a vender enciclopedias, fondos de inversión y hasta hizo trabajos de doblaje para películas. Se caracteriza por ser una persona sencilla y dedicada al trabajo.

A pesar de sus ocupaciones, la rumba no le es extraña, como tampoco lo es la música, e incluso el canto, actividad que practicó en su juventud pero que ahora tiene reservada sólo para reuniones familiares o de amigos.

Empezó a construir su imperio en 1977 y arrancó en el sector de radioquímica y luego creó la empresa Brasitest, dedicada a la exploración, obtención y gerencia de proyectos en distribución

de petróleo. Luego diversificó sus inversiones y los países en los que ponía su plata. 

Siga bajando para encontrar más contenido