Eligiendo un mentor: una guía para encontrar a tu guía

La necesidad de un mentor es obvia. Sin embargo, buscar uno puede ser bastante difícil y abrumador. ¿Cómo encontrar a la persona correcta?

Los buenos consejos pueden ser tan cruciales como el financiamiento en las primeras etapas de una empresa.

Archivo particular

Los buenos consejos pueden ser tan cruciales como el financiamiento en las primeras etapas de una empresa.

Empresas
POR:
septiembre 20 de 2014 - 12:28 a.m.
2014-09-20

No importa cuán inteligente sea usted, o cuán brillante o perturbador pudiera ser su concepto de negocio, todos los emprendedores necesitan un buen mentor. Alguien, en algún lugar, ya ha pasado por lo que usted está experimentando ahora y ha salido del otro lado armado con conocimientos invaluables.

De hecho, la diferencia entre un emprendedor en ciernes que meramente demuestre ser una promesa y quien ya está disfrutando cierto éxito a menudo se reduce a un mentor. Los buenos consejos pueden ser tan cruciales como el financiamiento en las primeras etapas de una empresa.

La necesidad de un mentor es obvia. Sin embargo, buscar uno puede ser bastante difícil y abrumador. ¿Cómo encontrar a la persona correcta?

Hay muchas rutas diferentes, algunas de las cuales he descrito en columnas anteriores. A menudo, se tiene que realizar algo de investigación. Intente acudir a eventos de la industria como almuerzos, seminarios, diálogos y conferencias. Únase a grupos comunitarios; su cámara de comercio local es un lugar grandioso para comenzar. Las cámaras de comercio a menudo organizan eventos de relacionamiento y reuniones que juntan a emprendedores incipientes con empresarios exitosos. Hable con la gente, escuche sus historias y realice reuniones posteriores con aquellos de quienes puede aprender.

Otro gran lugar para encontrar el nombre de un mentor potencial es Internet. Busque eventos específicos para un sector o industria en Facebook; suscríbase a boletines útiles; siga a individuos interesantes o relevantes de su región en Twitter o LinkedIn; luego entre en contacto y haga preguntas, al igual que puede hacérmelas a mí.

Asegúrese de que elija a alguien que tenga experiencia y conexiones dentro de su área o nivel de negocios. Si usted es un emprendedor en ciernes en, digamos, la industria de construcción y reparación de casas, no debería perder tiempo tratando de cortejar a un alto ejecutivo en una compañía de ingeniería multinacional. Enfóquese en encontrar a alguien que haya empezado una empresa que sea similar a la suya que entienda las pruebas y tribulaciones de crear un negocio en esa área.

Tenga en mente que un asesor que ofrezca su tiempo a cambio de compensación no es lo mismo que un mentor.

Aunque los asesores y consultores pueden ser muy útiles, los verdaderos mentores son efectivos porque solo están interesados en ayudar a otros a tener éxito.

Si aún no tiene a alguien en mente que pudiera encajar con el perfil, haga una lista de personas exitosas en su comunidad. ¿Hay alguien en esa lista a quien admire y respete? Invítele a cenar, a tomar un café o simplemente pídale 30 minutos de su tiempo para charlar.

Cuando decida enfocarse en alguien, asegúrese de que no va a ciegas: sepa qué quiere preguntar. Explique lo que le entusiasma sobre su propio servicio o producto, sea honesto sobre sus temores, y pida retroalimentación.

Rara vez es una buena idea hacer una solicitud fría y formal de asesoramiento con anticipación, como “¿será mi mentor?” Esas relaciones florecen solas. Una relación mentor-protegido necesita tiempo para crecer, así que empiece pidiendo simple consejo sobre un proyecto o problema, y avance a partir de ahí.

Cuando localice a un buen mentor, él fungirá como ejemplo, un asesor sólido y, finalmente, un amigo. Bien hecha, la tutoría recompensa a ambas partes. Es importante nutrir la relación, así que encuentre formas divertidas de reunirse regularmente, incluso sin una agenda de negocios.

La tutoría ha tenido un impacto profundo en mi vida y en el éxito de Virgin que siento es primordial para la travesía de cualquier empresario prometedor. Como he escrito antes, atribuyo mucho del éxito de Virgin Atlantic a mi relación con mi propio mentor, Sir Freddie Laker, el fundador de Laker Airways. Yo no habría llegado a ningún lado en la industria de las aerolíneas sin la sabiduría bien centrada de Freddie. Fue realmente él quien me dijo que me convirtiera en el rostro de la compañía; un consejo que ha influido en todo mi enfoque ante los negocios.

Si usted está en posición de compartir las habilidades que ha aprendido, debería retribuir convirtiéndose usted mismo en mentor. Encontrar el éxito es un trabajo duro y los emprendedores podrian usar un poco de ayuda a lo largo del camino.

Como alguna vez dijo el empresario estadounidense Zig Ziglar: “Muchas personas han ido más lejos de lo que pensaban que pudieran llegar porque alguien más pensó que podían hacerlo”. Así que salga y encuentre al mentor correcto que le ayude a lo largo del camino hacia el éxito.

Richard Branson
Fundador de Virgin Group y compañías como Virgin Atlantic America, Virgin Mobile y Virgin Active.
Por favor escríbale sus preguntas a:
richardbranson@nytimes.com
Incluya nombre, país y dirección de correo electrónico