Empezando

Dejar un empleo estable no es fácil para muchas personas. Aunque algunos emprendedores natos están listos y dispuestos para lanzarse a las oportunidades de negocios, otras personas son más reservadas y necesitan un empujón.

En ocasiones, el estímulo de esos primeros clientes puede ayudar a un emprendedor a dar el salto.

Shutterstock

En ocasiones, el estímulo de esos primeros clientes puede ayudar a un emprendedor a dar el salto.

Empresas
POR:
agosto 30 de 2014 - 02:24 a.m.
2014-08-30

Mi hermano trabajaba en el centro turístico Ulusaba de Virgin Group cerca del Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica, donde le preparó comida a usted varias veces durante sus visitas. Lo convencí de dejar su empleo fijo y trabajar en hacer crecer un negocio de pastelería. Se llama Cake Tapastry. He tratado de darle consejos y el apoyo que necesita para hacer avanzar el negocio, pero su motivación parece baja. ¿Qué consejo le daría a alguien que tiene un gran potencial, pero no tiene la confianza para convertir un negocio en algo importante? Bilal Hoosen

Bilal, por favor dale mis saludos a tu hermano, porque he disfrutado de comidas asombrosas en Ulusaba. La cocina ahí es un lugar fantástico para que los chefs perfeccionen sus habilidades y estoy seguro de que tiene el talento para hacer de su pastelería un éxito.

Dejar un empleo estable no es fácil para muchas personas. Aunque algunos emprendedores natos están listos y dispuestos para lanzarse a las oportunidades de negocios, otras personas son más reservadas y necesitan un empujón. Esto no significa que no vayan a ser emprendedores grandiosos; el éxito ciertamente no está reservado para un tipo de personalidad específica.

En Virgin StartUp, una de nuestras organizaciones sin ánimo de lucro basadas en Gran Bretaña, ofrecemos préstamos de bajo interés a emprendedores y les ayudamos a asociarse con mentores de negocios.

Desde que lanzamos la compañía hace menos de un año, nos hemos dado cuenta de que uno de los problemas es que muchas personas talentosas piensan que ser emprendedores simplemente está fuera de su alcance, lo cual es una gran pena. Parte de lo que nosotros y los mentores hacemos es demostrar a quienes están en las primeras etapas de iniciar en esta carrera que dirigir sus propios negocios no es algún sueño inalcanzable, sino una posibilidad muy realista.

Quizá, Bilal, pudieras encontrar a alguien que tenga experiencia en la industria alimentaria para que se tome algo de tiempo para dialogar con tu hermano; es probable que ya hayan pasado exactamente por las mismas dudas y temores que él está experimentando actualmente. Si no tienes contactos en la industria de tu hermano, quizá haya una red de apoyo local a la que se pueda unir.

Otra razón común por la que la gente se frena es porque piensan que convertirse en emprendedor significa apostar todos sus ahorros a una idea con fe ciega. Pero a menudo se puede empezar en pequeño y crecer a algo más grande.

Tu hermano pudiera considerar llegar a nuevos clientes vendiendo sus pasteles y postres en un mercado de alimentos, o acercándose a algunas pequeñas panaderías para ver si les gustaría tener en existencia algunos de sus productos de manera limitada. La retroalimentación de cualquier cliente o de aquellos dentro de la industria de los alimentos sería muy valiosa conforme contempla sus próximos pasos.

En ocasiones, el estímulo de esos primeros clientes puede ayudar a un emprendedor a dar el salto. Richard Reed, el co-fundador de Innocent Drinks, una de las compañías de bebidas más populares en Gran Bretaña, cuenta la historia de cómo él y dos de sus amigos tenían empleos fijos, vestían de traje y recibían buenos salarios.

Luego, en un fin de semana de 1999, el trío fue a un festival de música a vender un lote de batidos de frutas que habían preparado. Pusieron un gran letrero preguntando a la gente si deberían renunciar a sus empleos para hacer batidos de frutas de tiempo completo.

Debajo del letrero había dos botes de basura, uno marcado con un “Sí”, el otro con un “No”. Richard pidió a los clientes que votaran con sus vasos vacíos; para cuando terminó el fin de semana, el bote de basura del “Sí” estaba lleno hasta el tope.

Como resultado, los amigos presentaron sus renuncias la mañana del lunes y se dedicaron a trabajar en el establecimiento de sus negocios. Ese fin de semana fue el trampolín que ayudó a lanzar lo que es ahora una compañía multimillonaria y bien establecida.

Para tu hermano, los festivales y los mercados de comida locales no solo serían un lugar grandioso para que pusiera a prueba sus productos; están llenos de personas fascinantes que intercambian historias y consejos. Hay mucho entusiasmo entre el público y los inversionistas sobre la industria alimentaria y actualmente está rebosante de nuevas empresas incipientes e innovadoras. Asistir a este tipo de eventos y conocer a personas que también están tratando de tentar el apetito de sus clientes debería ayudarle a forjarse la mentalidad correcta.

Y, finalmente, Bilal, ¿has pensado tú en iniciar un negocio? Si tienes ideas, no solo alientes a otros a seguir las suyas; da el siguiente paso ¡y zambúllete tú mismo!

Richard Branson
Fundador de Virgin Group y compañías como Virgin Atlantic America, Virgin Mobile y Virgin Active.