Empleados fieles, el secreto para el éxito empresarial

Las ventajas de tener trabajadores comprometidos con una compañía son innumerables. Además de aumentar la rentabilidad de una empresa, son sus mejores embajadores. ¿Por qué y cómo lograrlo?

Más allá de la teoría, diversas métricas han encontrado que la “infidelidad” puede salirle cara a una empresa.

Archivo Particular

Más allá de la teoría, diversas métricas han encontrado que la “infidelidad” puede salirle cara a una empresa.

Empresas
POR:
mayo 11 de 2013 - 02:05 a.m.
2013-05-11

Cuando la sabiduría popular dijo que “un amigo es un tesoro”, les dio a los empresarios una de las lecciones clave para alcanzar el éxito.

Diversos estudios han encontrado que la fidelidad de un empleado es uno de los factores más importantes para lograr buenos resultados en una compañía, motivo por el cual es fundamental que las organizaciones reconozcan su valor y construyan una relación de compromiso con ellos.

Y es que un empleado comprometido se convierte, en primer lugar, en el mejor embajador de la compañía para la que trabaja y, además, al sentir como propios los objetivos del empleador, se esmerará más para lograr buenos resultados.

“Un empleado fiel es una persona que, tanto racional como emocionalmente, quiere estar y permanecer en una empresa”, explicó Juan Carlos Álvarez, presidente de la Federación Colombiana de Gestión Humana (Acrip) Bogotá y Cundinamarca, a la vez que aseguró que lograr este nivel de compromiso es una de las tareas trascendentales para una organización.

GRANDES IMPACTOS

Más allá de la teoría, diversas métricas han encontrado que la “infidelidad” puede salirle cara a una empresa. Información provista por la Universidad de Columbia encontró que reemplazar a un trabajador le cuesta a una compañía el 150 por ciento del salario anual del empleado perdido.

Además, si cree que el problema termina en la rotación, es momento de revisar su desempeño. William Werhane, director global de la consultora Hay Group en la división de Gestión de Clima Organizacional, dijo que estudios adelantados por su firma encontraron que “si observa a las compañías que tienen los niveles más altos de fidelización y las que tienen los indicadores más bajos, encontrará que, en un periodo de 5 años, las tasas de crecimiento de las empresas top son 4,5 veces mayores a las de aquellas que están en el fondo”.

“Cuando hay una fuerza laboral desmotivada, las personas no rinden como deberían hacerlo, lo cual es esfuerzo que la organización deja de ganar”, agregó Sandra Idrovo, directora del grupo de Dirección de Personas en las Organizaciones de Inalde Business School.

LOS AMIGOS NO SE COMPRAN

Si cree que los jugosos salarios son la llave al corazón de sus empleados, replantee su posición. Todos los expertos concuerdan que, aunque tener una remuneración justa es importante, este no es el factor decisivo para ganar su compromiso. Traducido a las relaciones cotidianas: los amigos no se compran.

Al tratarse de una relación, de hecho, hay factores como el bienestar y el buen clima organizacional, que inciden de manera determinante en el compromiso que se tiene con una empresa. Los empleados deben sentir que importan tanto a nivel personal (sus metas y desarrollo profesional) como corporativo (su aporte, por pequeño que sea, contribuye a lograr los objetivos de la organización).

Eso sí, no se engañe al pensar que las bajas tasas de rotación son un buen indicador de fidelidad, pues diversos factores pueden confluir para que un trabajador permanezca en su cargo por un largo periodo de tiempo sin ser, necesariamente, fiel.

“Se deben medir por su compromiso para alcanzar las metas de la empresa”, señala Juliana Tobón gerente general de Mercer Colombia.

EL SECRETO DEL ÉXITO

El Grupo Éxito fue identificado por Great Place to Work como una de las compañías de más de 500 empleados donde las personas se sienten orgullosas de trabajar, uno de los indicadores importantes para identificar la fidelidad de los mismos. Al respecto, Carlos Mario Giraldo, presidente de la compañía, dice que el secreto tras su éxito es, precisamente, la gente.

“Somos conscientes de que en la medida en que tengan condiciones de trabajo de calidad, van a poder desempeñar felices sus funciones y encontrarán siempre un motivo para quedarse en la compañía”.

 Para alcanzar este bienestar, la compañía tiene un plan integral de beneficios en el que invirtió 21.500 millones de pesos durante el 2012.

Además, contribuyó para el estudio de 12.900 de sus colaboradores y brindó días libres en el mes del cumpleaños, para las actividades personales y para compartir con la familia.

UN EMPLEADO FIEL SE PONE LA CAMISETA EN LOS MOMENTOS DIFÍCILES

Épocas de crisis, la hora de cosechar

Los trabajadores pueden, incluso, donar voluntariamente partes de su salario para salvar una compañía.

Los momentos económicamente difíciles son “el momento de la verdad” para que una compañía mida el nivel de fidelidad que sus empleados tienen hacia ellas.

Hace pocos, días AFP reportó que un grupo de 40 ejecutivos de Sony anunció que renunciarían a sus bonos de verano para ayudar a la multinacional a recuperar su rentabilidad. Pero este no es el único caso que se ha presentado en el mundo: de hecho, cuando la crisis económica del 2008 amenazó la sostenibilidad de varias compañías a nivel internacional, se presentaron diversos casos en los que los empleados se ofrecieron a reducir partes de su salario para contribuir a que su empleador saliera adelante.

“En tiempos de crisis económica, tener empleados leales puede significar la diferencia entre sobrevivir o no. Una manera para que las organizaciones mejoren la fidelidad es crear y mantener una cultura de trabajo basada en la confianza”, indica un informe de Great Place to Work (GPW) del Reino Unido.

En este punto, los expertos señalan el salario emocional como un factor determinante para mantener la relación de compromiso con el empleado, pues aunque la competencia pueda ofrecer mejores condiciones económicas, el vínculo que el empleado tiene con el sello para el cual trabaja marca la diferencia.

“Una fuerza de trabajo comprometida, que cree verdaderamente en la organización, puede llegar a hacer cosas sorprendentes por su empleador en tiempos difíciles”, complementó Sandra Idrovo, directora del grupo de Dirección de personas en las Organizaciones de Inalde Business School.

UNA RELACIÓN EN 5 PASOS

1. Respete a sus empleados: parecerá básico, pero trátelos como le gustaría que lo hicieran con usted.

2. Capacítelos: el entrenamiento es un pilar para su desarrollo personal y el de su empresa.

3. Sea claro: establezca las expectativas y metas desde el principio.

4. Resalte lo bueno: utilice una comunicación positiva. Reconozca sus logros y contribuciones.

4. Escúchelos: hay diversas herramientas para medir cómo se sienten y hacer los ajustes necesarios.

5. Beneficios: en la medida de sus posibilidades, arme planes de incentivo complementarios que mejoren su bienestar.   

Cristina Bustamante

Redacción Portafolio

Empleados fieles, el secreto para el éxito empresarial | Empresas | Negocios | Portafolio