‘Sempertex piensa y actúa global’

Oswald Loewy, presidente de la barranquillera Sempertex, estuvo en Mónaco en donde participó en la final del Emprendendor Mundial del Año de EY. 

Loewy, cuando fue presentado como uno de los opcionados al emprendedor mundial del año EY, esta semana en Mónaco.

Loewy, cuando fue presentado como uno de los opcionados al emprendedor mundial del año EY, esta semana en Mónaco.

Jaime Viana

Empresas
POR:
jaime viana
junio 09 de 2016 - 09:33 p.m.
2016-06-09

El próximo 18 de julio, Oswald Loewy cumple 38 años en la presidencia de Sempertex. Su gestión ha contribuido al crecimiento y expansión internacional de la compañía. Sin embargo, los logros no lo han hecho perder el horizonte ni la sensibilidad. A lo largo de esta entrevista, el empresario hizo pausas pues la emoción se materializó en lágrimas. Así ha sido su experiencia estos días en el Principado y en los últimos 38 años al frente de la compañía.

¿Cómo le fue en la entrevista con los jurados?

Tuve dos minutos para contar toda mi historia, y me siento contento porque con el apoyo de Edgar Sánchez, presidente de EY Colombia, construí una estrategia para elaborar la historia de mi empresa y la de mi equipo y creo que fui contundente, además, porque después atendí satisfactoriamente unas 40 preguntas del jurado.

¿Qué dijo en esos primeros dos minutos?


Exalté puntos como la equidad de género, y conté mi historia y la transformación que logré liderar apoyado de mis colaboradores, los planes a futuro y mis compromisos con la sociedad, en el contexto de responsabilidad social corporativa, que se enfoca en Caridad y generosidad.

¿Con qué expectativas llegó a Mónaco?

Soy una persona muy competitiva, pero nunca he postulado la empresa a un premio o nominación de algo. Haber sido escogido el Emprendedor Master en Colombia el año pasado fue sorpresivo y representar a Colombia es una de las emociones más grandes e importantes que he tenido en mi vida.

"Cuando renuncié a la empresa en 1980, mi madre me dijo: sigue en la presidencia o la vendo. Yo supe que no era un ultimátum y entendí el mensaje: tenía todo su apoyo".

COMPARTIR EN TWITTER

El nivel del premio está alto, ¿por qué considera que podría ser el elegido?

Tenemos atributos para mostrar, pero debo decir que esto es una constelación de empresas de una magnitud que uno se queda asombrado. En promedio, las empresas que participan facturan de mil millones de dólares para arriba. Nosotros no estamos ni cerca, pero destacamos cosas relevantes a nivel global como la paridad de género, a nivel operativo y directivo. Lo otro es que el concepto de ‘disrupcion’ acá es novedoso y para Sempertex desde hace años es una estrategia corporativa, y hemos logrado ‘empaquetar’ en nuestros productos la alegría, los sentimientos, la felicidad, siendo un vehículo para que más personas logren ser felices, desplegando una estrategia que es sostenible.

¿Cómo era Sempertex en 1978 cuando usted asumió la Presidencia y qué empresa es ahora?

Cuando asumí era una empresa que era el medio de vida de una familia, con buena reputación en el país. En números, la empresa que recibí transformaba 70 toneladas de látex al año, y la productividad por individuo era de 14 kilos. Hoy la empresa tiene una capacidad instalada de 5.000 toneladas de látex. Hemos crecido y la productividad por persona se ha incrementado alrededor del 750 por ciento.

Dígame dos logros claves en estos 38 años...

Se basan en buenas decisiones. La primera, haber enfocado la empresa a solo producir globos con la meta de ser el productor de globos de mayor calidad en el mundo. Segundo, enfocar la empresa en ese sentido y desarrollar una filosofía de buenas prácticas, eso ha tenido un impacto social porque transforma e impacta a la gente.

Y dos momentos difíciles...

Uno muy fuerte fue cuando renuncié a la empresa en 1980, y mi madre me dijo: sigue en la presidencia o la vendo. Yo supe que no era un ultimátum y entendí el mensaje: tenía todo su apoyo.

El otro, fue la muerte de mi madre. Estaba en Japón y tuve la suerte de despedirme de ella 12 horas antes, pero yo sabía que no la iba a volver a ver. Lo tomé tranquilo en ese momento porque estaba en una labor empresarial y debía guardar la compostura, pero fue un momento muy difícil.

En los diferentes paneles y conferencias, acá en Mónaco, se ha enfatizado en la importancia de fomentar los valores de las empresas. ¿Cuáles son los de Sempertex?

Sempertex es una empresa íntegra. Así lo perciben nuestros proveedores, accionistas, empleados, clientes y la sociedad. Cuando se logra eso, los demás valores se vuelven un complemento. Lo bueno es que no tenemos que hacer ningún esfuerzo, porque ese siempre ha sido nuestro estilo de vida, así fue como ‘nos levantaron’ en la casa desde pequeños. No es una fórmula. Somos exageradamente disciplinados con cumplir lo que se ofrece, honrar los compromisos, ser leales, incondicionales, desprendidos de lo material. La ilusión es que perduren.

Otro aspecto relevante en este evento en el Principado, es el tema de las sucesiones, las nuevas generaciones en las empresas. ¿Cómo está preparando ese terreno en Sempertex?

Lo primero es que actualmente en la empresa estamos con Amalia, mi hermana, que ha sido ‘mi media naranja’, ella se retira en diciembre (lágrimas) y con la nueva generación ya empezó el proceso. Estamos muy organizados en unas reglas consignadas en un protocolo que nuestra madre en vida firmara, lo que lo hace más solemne aún, y tratamos de ser fríos y objetivos. Yo estoy en contra del nepotismo. No nombramos a dedo. Junto con mis seis hermanos tratamos de decirle a la familia que no miren a la empresa como el lugar adonde se va a llegar a buscar sombra o escampar. La nueva generación sabe que entrar a Sempertex será algo que tiene que luchar porque de la familia esperamos más que del resto.

"Estamos al alcance todos los estratos con productos diversificados y con la garantía de la calidad por encima de todo".

COMPARTIR EN TWITTER

A diez años, ¿cuáles son los retos de Sempertex?

Nosotros hemos desarrollado cosas que son avanzadas para el negocio en el que estamos, y son las bases para poder crecer de una manera más potente. Preferimos ser el mejor, pero no el más grande; el más entable, pero no el que más vende. Objetivos de alta calidad. Por ejemplo, con los desperdicios de los globos creamos un proceso de reciclaje, con el cual estamos convirtiéndolos en un producto para mascotas a nivel mundial y pensamos que parte de las utilidades de ese negocio sea para causas sociales. Vamos a ampliar nuestro catálogo de productos que para Colombia es de 6.000 ítems y a nivel internacional solo 300. Queremos profundizar la estrategia en cada país, ampliando ese portafolio. Si logramos desarrollar ese plan nuestras ventas totales crecerán unas 15 veces. Es cuestión de tiempo.

¿Cuánto facturan al año?

El año pasado, unos 96 mil millones de pesos, y este año, arriba de los 110 mil millones de pesos, porque las exportaciones con la devaluación representan que los mismos pesos se nos vuelven menos dólares. El sentido de todo el trabajo de expansión internacional y de creación de centros distribución es que al año lleguemos a facturar mínimo 100 millones de dólares.

Dos consejos a la industria nacional para que aumenten las exportaciones...

Lo primero es que hagan la tarea de lograr el máximo cubrimiento en el mercado colombiano. Ninguna empresa nacional está preparada para competir contra el parque industrial mundial y en cambio, todas las foráneas, pueden llegar más fácil a Colombia.

Lo otro es que hay que reinvertir un porcentaje alto de las utilidades en la transformación tecnológica para poder nivelarse en el negocio que están. Establecer una estrategia por diferenciación, en calidad y diseño. Diferenciarse por lo alto.

De su producción, ¿qué tanto se vende afuera y cuánto se queda en el país?

El 75 por ciento de lo fabricado va al mercado mundial y 25 por ciento se queda en el país. Somos una empresa que piensa global y actúa global.

Los globos de Sempertex, ¿son baratos para una mamá que va al supermercado a comprar cosas para una piñata?

Fue una de las preguntas que me hizo el jurado del premio y les dije: estamos al alcance todos los estratos con productos diversificados y con la garantía de la calidad por encima de todo.

Jaime Viana
Editor Portafolio.co
Mónaco
*con invitación EY