'Cada empresa necesita estrategia de computación en la nube'

La compañía estadounidense EMC, especializada en el almacenamiento de datos, señala que Colombia es uno de los mercados de mayor crecimiento en la región. En el país, su participación de mercado pasó de 3 a 29 por ciento en cuatro años.

Bill Richter, presidente de la división de almacenamiento de EMC.

Portafolio/Mauricio Moreno

Bill Richter, presidente de la división de almacenamiento de EMC.

Empresas
POR:
agosto 09 de 2014 - 12:30 a.m.
2014-08-09

Si bien el tema de computación en la nube no es nuevo, la realidad es que hay empresas que necesitan mejorar sus estrategias frente al almacenamiento de datos.

Mientras que los consumidores tienen acceso casi que infinito a información de cualquier tipo en buscadores y redes sociales, al interior de las empresas hay mayores dificultades para acceder a datos clave para el desarrollo de ciertos procesos.

Sobre el tema, Bill Richter, presidente de la división de almacenamiento de EMC Isilon, habló con Portafolio.

¿Cuáles son las unidades de negocio de EMC?
La compañía tiene más de 60 mil empleados en el mundo y este año esperamos facturar alrededor de 25.000 millones de dólares. Tenemos tres líneas de negocio: almacenamiento y cloud computing, big data y seguridad de la información. Adicionalmente, tenemos operaciones en infraestructura, virtualización y desarrollo de aplicaciones.

¿Qué representa América Latina y en particular Colombia para sus operaciones?
Somos una compañía con visión global, y en general Latinoamérica es cada vez más importante. El crecimiento en muchos países excede el de otras partes del mundo, incluso a aquellas naciones que tradicionalmente han sido de rápido avance, como es el caso de India, China y Rusia. Colombia ha tenido un gran renacimiento que trae muchas oportunidades, es estratégico para la compañía por ser uno de los mercados de mayor crecimiento en los últimos años. En cinco años, nuestra participación de mercado pasó de 3 por ciento a 29 por ciento.

¿A qué sectores están enfocados?
La industria de petróleo y gas es muy importante. Por ejemplo, una compañía que está en proceso de exploración toma muchas imágenes y crea una enorme cantidad de datos que le permiten tomar la mejor decisión sobre en qué sitio hacer las perforaciones. Igualmente, los medios de comunicación y las empresas que están al cuidado de la salud. En el caso de estas últimas, hace 10 años eran muy pocas las opciones, pero ahora para dar diagnósticos hay muchas formas de hacerlo y se toman más imágenes: la información es mucho más precisa.

¿Cuáles son las tendencias en materia de almacenamiento de datos?
Hace cinco años la gente no tenía muy claro el tema de la computación en la nube y la realidad es que ahora cada empresa necesita tener su propia estrategia. Es un recorrido que se da en varios pasos, que incluye tomar la infraestructura con la que se cuenta, consolidar la información y virtualizarla. Esa información debe estar disponible para que la actividad de la empresa avance más rápido. Vemos que los consumidores tienen un increíble acceso a la información en buscadores y redes sociales, pero una persona de negocios o trabajador tiene un acceso muy limitado a la información de su compañía, hay que hacer muchas solicitudes y recurrir a mucha gente, con lo que obtener información puede tomar incluso semanas.

¿En qué se está trabajando?

Por lo anterior, la idea es que al interior de las empresas se pueda acceder a la información de manera segura y con mayor agilidad para facilitar la toma de decisiones. Estamos trabajando en cómo desarrollar nubes privadas, públicas o híbridas y organizando la información dependiendo de las necesidades de la empresa.

LAS DIFERENCIAS DEL MERCADO LATINO
Aunque América Latina está ganando importancia para las operaciones de EMC, Richter explica que la realidad es que en la región hay una gran sensibilidad de las empresas frente a los costos de la tecnología, lo cual les exige desarrollar una oferta muy atractiva y brindar soluciones específicas a las necesidades puntuales de las empresas.

"En Latinoamérica hay industrias muy importantes como petróleo y gas, banca e incluso vigilancia que necesitan soluciones muy especializadas y para ello necesitamos más tiempo", explica.