La empresa NSP, una pyme colombiana de las de mostrar

La compañía comenzó hace un cuarto de siglo fabricando placas para vehículos, y hoy suministra buena parte de las nomenclaturas para bienes inmuebles y la señalización para la seguridad vial.

En Colombia, unos 300.000 autos nuevos salen al mercado cada año, y entre 600.000 y 700.000 motos. Del total, NSP participa con

Archivo particular

En Colombia, unos 300.000 autos nuevos salen al mercado cada año, y entre 600.000 y 700.000 motos. Del total, NSP participa con

Empresas
POR:
octubre 04 de 2015 - 10:33 p.m.
2015-10-04

La compañía NSP sabe para dónde va Colombia. Desde hace 25 años se dedica a fabricar nomenclaturas, señales y placas para vehículos y motos.

En efecto, el éxito de esta pyme de propiedad de la familia Velásquez, y administrada por los hermanos Juan Francisco y Juan Manuel, se refleja en todo el país, en cumplimiento de su misión como orientadora de quienes transitan por las calles y las vías de Colombia.

Su aporte social se evidencia a través del permanente trabajo de investigación e innovación en el diseño de señales efectivas para la seguridad vial, y el estricto cumplimiento de las normas internacionales.

El nacimiento de la empresa no fue accidental. Los hermanos Velásquez se criaron en medio de los hierros y las latas que trabajaba su padre, quien llegó a tener una de las empresas metalmecánicas más prestigiosas del territorio colombiano.

La compañía comenzó fabricando placas para vehículos que, en su momento eran pedidas por el extinto Instituto Nacional de Tránsito y Transporte (Intra). Eran productos hechos en hierro y con pintura tradicional. Hoy son en aluminio y en material reflectivo.

“Tenemos 25 años de operación y nuestra participación ronda el 40 o 50% del mercado nacional en toda nuestra gama de productos”, dijo Juan Manuel Velásquez, gerente Administrativo y Financiero de NSP.

Aunque las placas siguen siendo un producto fuerte en el negocio de la empresa, la fabricación de señales en plástico se ha convertido en una actividad dinámica, como consecuencia del progreso y la modernización del país. Resaltos, reductores de velocidad, estoperoles, colombinas y cinta de acordonamiento, al igual que separadores de vías para transporte masivo y ciclocarriles, hacen parte de la gama de productos de señalización vial de mayor demanda.

“Nuestra historia la conoce perfectamente el Banco de Bogotá, que fue la entidad que nos vio nacer y, desde entonces, nos ayuda a crecer. Actualmente, nos respalda en todas las operaciones financieras tales como leasing, crédito y negociaciones internacionales a través de cartas de crédito, financiación, negocios en dólares, pesos y las demás monedas en las que sea necesario”.

EXPORTANDO PLACAS

Desde hace 10 años, NSP dio el salto al exterior exportando placas para autos y motos a República Dominicana. Hoy vende sus productos a Ecuador, Panamá, Chile y Perú.

NSP tiene claro que el mercado es dinámico y que la innovación es un camino clave para la sostenibilidad del negocio. Actualmente, en alianza con la multinacional 3M, esta pyme bogotana tiene planes para lanzar nuevos productos y continuar su expansión. Construirá otra planta en la zona franca de Tocancipá, para aumentar la capacidad instalada y obtener los beneficios en importaciones y exportaciones.

En conclusión, NSP es una empresa que le da señales claras al país lo que la convierte en una pyme de las de mostrar.

PYME QUE GENERA EMPLEO

La empresa tiene 35 empleados permanentes y en los picos de contratos la planta asciende a 90 personas. “Cuando realizamos trabajos adicionales involucramos a hombres y mujeres con grandes necesidades, especialmente cabezas de hogar”, dice Juan Manuel Velásquez.

Debido a que NSP también presta el servicio de reposición, limpieza y mantenimiento de las señales de tránsito, es común que contrate personal adicional para realizar estos trabajos, los cuales siempre se ejecutan con operarios capacitados para este tipo de actividades.