Esta es la empresa que perfora la mayoría de los pozos

La petrolera de capital indio y chino ha abierto 91 pozos de desarrollo en lo corrido del año, y aspira incrementar la extracción de crudo en por lo menos 3.000 barriles diarios, en promedio.

En los campos de la asociación Nare (Moriche, Girasol y Jazmín) la empresa tiene más de 1.200 pozos productores.

Archivo particular

En los campos de la asociación Nare (Moriche, Girasol y Jazmín) la empresa tiene más de 1.200 pozos productores.

Empresas
POR:
septiembre 15 de 2015 - 12:59 a.m.
2015-09-15

Mansarovar es una petrolera mediana, tiene tres campos productores en asociación con Ecopetrol, uno propio y uno más en exploración.

El año pasado extrajo cerca del 4 por ciento del total de la producción de crudo nacional. Sin embargo, ha perforado un poco más del 12 por ciento de los pozos de desarrollo que se ha hecho en el país, aún a pesar de los altos costos en sus campos.

Para el vicepresidente ejecutivo de Asuntos Corporativos y Negocios de la compañía, Carlos Benavides Bonilla, en este entorno de menores precios del petróleo es fundamental mantener el crecimiento de la producción.

“Son proyectos costosos, las viscosidades de los crudos que manejamos en nuestros campos son altas (es decir que son más espesos y difíciles de extraer), por eso tenemos que hacer inyección de vapor, nitrógeno, entre otros métodos de recobro”, explicó Benavides Bonilla.

De hecho la empresa ha desarrollado una experiencia destacada en implementar mecanismos de recuperación secundaria y terciaria de hidrocarburos con el uso de espumas, geles y empaques que permiten una mayor eficiencia en los campos productores.

Sus operaciones se concentran en Boyacá, en Puerto Boyacá, en donde tienen los campos Moriche, Jazmín y Girasol, de los cuales son partícipes en un 50 por ciento, mediante el contrato de asociación Nare.

Muy cerca está el campo Velásquez, que es totalmente de su propiedad y produce crudos que aunque califican como pesados, no necesitan diluyentes para su transporte.

De acuerdo con Benavides Bonilla, este año Mansarovar espera ampliar la producción a un rango entre 42.000 y 45.000 barriles promedio diario, superior a los 39.491 alcanzados en promedio el año pasado.

De estos recursos, cerca de 25.000 son de Mansarovar, dado que la mayoría de los campos se operan en asociación.

Esta petrolera entró al mercado colombiano en el 2006, hoy está entre las cinco empresas de hidrocarburos de mayor producción en el país y su foco central es el crudo pesado.

La firma no cotiza en bolsa y es propiedad de un consorcio entre la petrolera estatal china, Sinopec, y su homóloga de la India, ONGC-Videsh.

Según el Informe de Sostenibilidad del 2014, “la estructura de capital de la empresa se fundamenta en el patrimonio de los accionistas, ya que existe el lineamiento de no endeudarse con instituciones financieras”.

Sin embargo, como a todas las firmas del sector, la disminución del precio del petróleo les impone una presión adicional.

Mansarovar tiene un costo de levantamiento por barril relativamente alto, de 13 dólares, más un costo de transporte que, según el sistema que utilice, supera los 4 dólares, sin contar con los costos de impuestos y laborales.

Esto hace que un precio del barril entre los 45 y los 50 dólares, ponga a la petrolera justo al borde del margen de equilibrio necesario para obtener rentabilidad.

Aun así, la empresa tiene buenas expectativas con respecto al cierre de este año.

NORMALIDAD LABORAL EN LAS INSTALACIONES

La semana pasada, la Unión Sindical Obrera (USO) hizo un llamado a paro en los campos petroleros de Mansarovar, para manifestarse contra los contratistas y subcontratistas de la empresa, que presuntamente estarían incumpliendo normas laborales.

Esta tercerización es calificada por la USO como “precarización laboral implementada por Mansarovar a través de sus aliados”.

En respuesta a estas denuncias, la compañía señaló que hace una auditoría periódica a las contratistas que manejan procesos en sus campos y que está dispuesta a escuchar los reclamos, pero que no hay motivo para hacer bloqueos en los campos.

Hasta ahora el paro se ha evidenciado en algunas manifestaciones en las entradas de las instalaciones de la petrolera, pero no se han realizado bloqueos, por lo que se considera que hay normalidad laboral.

La empresa tiene 645 empleados directos, de los cuales 32 hacen parte de la USO. Además cuenta con cerca 1.500 trabajadores a través de contratistas.